Ejercicios durante el embarazo

Jorge Camon · 29 julio, 2018
Muchos expertos recomiendan caminar como uno de los ejercicios durante el embarazo más beneficios, debes empezar con dos o tres veces por semana caminando a un ritmo moderado y, conforme pase el tiempo, debes ir aumentando los minutos, el ritmo y pendientes en el camino, con las que necesitarás más fuerza y energía

En la mayoría de los casos, hacer ejercicio mientras estás embarazada es beneficioso para tu organismo. Sin embargo, no debes hacerlo por tu cuenta, sino que tienes que conversar con tu médico desde un principio para que te indique la rutina que debes seguir y el nivel de los ejercicios; que dependerá principalmente del estado físico previo al embarazo.

Ejercicios durante el embarazo: cuáles hacer

Los ejercicios durante el embarazo que debes hacer, dependen principalmente de tus gustos y de los consejos de tu médico. La natación es un deporte muy atractivo, ya que puedes flotar y tu cuerpo pesa menos. Lo mejor en estos casos, es combinar ejercicios cardiovasculares, ejercicios de fuerza y de flexibilidad, siempre y cuando evites los ejercicios en los que haya que saltar.

Beneficios del deporte en el embarazo.

Si te gustaba correr antes de estar embarazada, en la mayoría de los casos podrás seguir corriendo durante el embarazo, aunque quizás debas variar un poco tu rutina. Los primeros cinco minutos y los últimos cinco, deberás ir a un ritmo menor para entrar en calor y para reducir la actividad, respectivamente.

Muchas mujeres se marean durante los primeros meses de embarazo, y a medida que el bebé crece, su centro de gravedad cambia. Por lo tanto, es probable que les sea difícil mantener el equilibrio, en especial durante el último trimestre; y les sea más difícil realizar ejercicios durante el embarazo.

Además, si tu cuerpo te pide parar debido a algún síntoma anormal, debes hacerlo. Su cuerpo le está mandando mensajes para descansar en los siguientes casos:

  • Estás mareada
  • Te sientes cansada
  • Te falta el aire
  • Tienes fuertes y rápidos latidos del corazón
  • Sientes algún dolor en la espalda, la pelvis, o alguna otra zona relacionada

Otro factor que hay que tener en cuenta a la hora de realizar ejercicios durante el embarazo, es la temperatura de tu cuerpo. Para el bebé, no es bueno que la temperatura sea mayor a 39 grados centígrados, ya que puede causar problemas en el desarrollo del feto; evita hacer deporte a altas temperaturas.

Cuando haga calor, no practiques ejercicio al aire libre durante las horas más calurosas. También recuerda que la natación no le permite darse cuenta de si la temperatura de su cuerpo está aumentando demasiado, ya que el agua le brinda una sensación de frescura.

Ejercicios que debes evitar

La mayoría de los médicos tampoco recomiendan aquellos ejercicios en los que debes tumbarte boca arriba, sobre todo si se trata del primer trimestre de embarazo. Salvo que su médico le indique lo contrario, también es aconsejable evitar actividades que impliquen lo siguiente:

  • Ejercicios de bajar y subir escaleras, por ejemplo
  • Ejercicios de rebote
  • Cambios bruscos de dirección
  • Saltos
  • Ejercicios que puedan provocar lesiones en la zona abdominal

Se suele aconsejar evitar deportes que tengan algún tipo de contacto físico, el esquí alpino, el buceo y la equitación, en definitiva, deportes en los que caerse pueda causar lesiones graves.

Ejercicio aeróbico durante el embarazo.

Si te gusta mucho el deporte aeróbico, siempre puedes hacer steps, ya que es muy beneficioso durante el embarazo, Sin embargo, deberás reducir el tamaño del escalón, sobre todo a medida que avancen los meses del embarazo. Además, debes controlar el ritmo, para no llegar nunca a la extenuación.

Si presentas alguno de los siguientes síntomas, avisa rápidamente al médico y cesa la actividad deportiva:

  • Dolores inusuales
  • Dolor vaginal
  • Latidos rápidos y fuertes dolores en el pecho
  • Mareos y aturdimiento
  • Falta de aire
  • Contracciones uterinas

En definitiva, hacer ejercicios durante el embarazo es algo muy beneficioso para tu organismo, siempre y cuando los hagas bien y hables con tu médico para saber cuáles hacer y cuáles evitar.