Errores en remo, mejora tu técnica

Oriana Noguera 14 agosto, 2018
Debemos tener en cuenta que si alguien se tomó la molestia de crear una máquina que simula la acción de remar es porque sin duda es un ejercicio altamente efectivo para el desarrollo muscular de nuestro cuerpo, pero solo será realmente efectivo si lo ejecutamos con precisión

Es normal cometer errores cuando iniciamos un nuevo ejercicio, sin embargo, lo ideal es perfeccionar y mejorar la ejecución, y de esta forma evitar dolencias o lesiones. Por ello, en este post aprenderás cómo corregir los errores en remo, ¡toma nota!

El remo, también llamado ergómetro o remoergómetro, es una máquina que simula la acción de remar. Esto a fin de ejercitar el cuerpo, o bien practicar para remo en agua. Incluso el uso del ergómetro se considera un deporte aparte (remo indoor).

El ergómetro es un entrenamiento muy popular en los gimnasios, puesto que combina ejercicio de fuerza con ejercicio cardiovascular. Esto permite la quema de calorías, aumento de resistencia y a su vez incrementa la fuerza y musculatura.

¿Qué músculos se entrenan?

. El remo trabaja varios grupos de músculos, es significativo conocer cuáles, y de esta forma concentrar la energía en esos músculos:

  • Zona abdominal.
  • Tronco.
  • Brazos.
  • Glúteos.
  • Deltoides y pectorales.
  • Bíceps y tríceps.
  • Cuádriceps y aductores.

Mejora tu técnica

Usar la máquina de remo es excelente para trabajar el cuerpo de manera integral. Al mejorar la ejecución del ejercicio los músculos trabajan de manera óptima, lo que promueve su crecimiento y bienestar. Por lo tanto, evitar errores en remo es importante para evitar lesiones, dolencias y más importante que el ejercicio sea efectivo. ¡Así que toma nota de los siguientes errores y corrígelos lo antes posible!

Cuida la espalda

Encorvar la espalda es un error muy común, especialmente cuando se está muy cerca de los pies. Esto además de atrofiar el ejercicio, también genera un riesgo de lesión en la zona lumbar. Por ello, debes concentrarte en mantener una buena postura, es decir, tu espalda debe estar erguida. Ni encorvada, ni arqueada, es necesario que esté recta.

Sincronización en movimientos

En la música existe una armonía entre las notas musicales para obtener una melodía fluida, así sucede en el remo, tus extremidades (brazos y piernas) deben ir al unísono para una buena fluidez del ejercicio.

Usar la máquina de remo en el gimnasio.

La existencia de una descoordinación entre la flexión de las rodillas y los brazos causa una mala ejecución del ejercicio, lo que se traduce como trabajar en vano los músculos.

Falta de linealidad en los codos

Los codos deben estar alineados con los hombros. Si se posiciona los codos más arriba o más abajo los ligamentos corren riesgo de lesión por la mala postura. Además, esto concentra la tensión en el cuello y a su vez en la cervical, lo que puede causar una contracción excesiva del músculo. Por ello, debes mantener los codos alineados, un consejo es mantenerlos ligeramente cerca de las costillas.

Dejar el movimiento a medias

Un ejercicio que trabaja varios músculos no es sencillo, mucho menos fácil. Sin embargo, con práctica y perseverancia se puede alcanzar. Al principio, por la dificultad del remo, es común que te quedes a mitad de movimiento. Sin embargo, debes evitar este error a toda costa, es necesario cumplir con el ejercicio completo para lograr un buen entrenamiento de los músculos.

Abrir las rodillas

Cuando se toman ciertas posturas, es una especie de tendencia natural que las rodillas se abran hacia los lados. Pero, es una posición que se debe corregir, lo correcto es que estén juntas en todo momento. Así los músculos flexores trabajan de manera adecuada.

Sujetar el remo en medio

Esto seguramente no te parecerá de mucha importancia, pero en realidad sí importa. Las personas tienden a cometer el error de sujetar el remo en medio, es decir, con las manos bastante próximas. Esto afecta la alineación de los brazos con los hombros. Por lo tanto no debes sujetarlo ni muy al centro, ni extremadamente a los laterales, sino en un punto que tus brazos estén alineados con tus hombros.

No subestimes el remo, es una máquina que trabaja el cuerpo en su máxima expresión, sácale provecho a ello. La práctica es la clave para lograr una ejecución limpia y sin errores. Ponle corazón al ejercicio, imagina que de verdad estás en un bote remando y tú llevas el mando. Asimismo, tienes el poder de lograr grandes cosas con el ejercicio, ¡así que pon en práctica estos aspectos y mejora tu técnica!

Te puede gustar