Estas son las razones por las que no debes exagerar con las rutinas en el gimnasio

Cuando se llega al sobre entrenamiento es el momento en que el ejercicio o deporte deja de ser sano, y algunas de las consecuencias de exagerar con las rutinas en el gimnasio son lesiones, tensiones musculares, inflamación, tendinitis crónicas o fracturas por estrés, entre otras muchas

El ejercicio físico es sin duda fundamental para el organismo. Además de tonificar los músculos, también disminuye la presión arterial, aumenta la función cardíaca, sube la autoestima y mejora la memoria al largo plazo. Sin embargo, como todo en exceso, no se debe exagerar con las rutinas en el gimnasio o en casa.

En exceso, se puede producir un sobre entrenamiento que resulta nocivo para el organismo, causando grandes desequilibrios. Se ven con frecuencia casos en los que las personas se obsesionan con el ejercicio y no realizan los descansos adecuados.

Causas del sobre entrenamiento que se produce al exagerar en rutinas de gimnasio

El exceso de entrenamiento es uno de las causas principales de este problema; una situación que puede producirse para aquellos principiantes que realizan ejercicios de alta intensidad, y también para veteranos que se obsesionan con el ejercicio. Es muy importante interpretar lo que el cuerpo dice y siempre que se entrena descansar lo suficiente.

Otra causa puede ser la fatiga del sistema nervioso central. En cada ejercicio o movimiento, es el cerebro quien envía la orden al músculo para realizarlo. El hábito de exagerar con las rutinas en el gimnasio puede producir un decaimiento en el camino del cerebro al músculo, a pesar de que el último esté en plena forma.

La falta de nutrientes es otra causa muy popular en el proceso del sobre entrenamiento. Es necesario que cada persona aporte las calorías y nutrientes necesarios para que la recuperación sea la adecuada.

La alimentación es el combustible del cuerpo, fundamental para mantener un nivel de entrenamiento. Si no se consumen las proteínas necesarias, puede producirse una falta de aminoácidos, muy importante para la regeneración muscular.

Consejos para evitar el sobreentrenamiento y la fatiga

A la hora de entrenar es muy importante tener en cuenta ciertas consideraciones para evitar síntomas de sobreentrenamiento o fatiga. Una de las más importantes consiste en planificar los entrenamientos. Este método resulta muy útil si se hace a conciencia de las capacidades e cada deportista; por ello hay que fijar días de entrenamiento y descanso.

Otro punto importante es el que tiene que ver con el hecho de ir poco a poco con los entrenamientos y dosificar las intensidades del mismo. Es necesario contar con un programa un entrenamiento inteligente y a conciencia, para evitar exagerar con las rutinas en el gimnasio.

Organiza tu entrenamiento en el gimnasio.

Además, para evitar la fatiga, es fundamental un sueño de calidad. Durante este proceso es cuando el cuerpo más descansa y ello da lugar a la restitución y recuperación de nuestro organismo. Cuando las horas de sueño son restringidas, se produce una alteración en las hormonas.

Es esencial conocer la cantidad de calorías, proteínas, carbohidratos que el cuerpo necesita para realizar determinadas rutinas. La buena alimentación evitará el sobre entrenamiento si se llegar a exagerar con las rutinas en el gimnasio; otra buena alternativa consiste en incorporar suplementos a la alimentación.

Una buena recomendación para todas las personas que entrenen es aprender a escuchar al cuerpo. El cuerpo se manifiesta en varios síntomas, como la fatiga, insomnio, cansancio, síntomas claros de que algo no está yendo bien. En esos casos hay que parar, reflexionar, y revisar las rutinas planteadas y los puntos antes mencionados.

¿Cómo tratar el sobre entrenamiento y la fatiga?

Cuando el cuerpo experimenta fatiga o sobre entrenamiento es aconsejable tomar el tiempo necesario para descansar y recuperarse; la hidratación correcta también es fundamental. Si se acompañan estos síntomas con algunos masajes deportivos, ello también ayudará a relajar el cuerpo y la mente.

Una última recomendación es que es importante, antes de comenzar rutinas de entrenamiento exigentes, hacer una visita al médico para un control general. También es muy positivo contar con un profesional deportivo que guíe en la elección de las rutinas.

Las rutinas en el gimnasio, igual que cualquier tipo de actividad física, deben llevarse a cabo de una forma progresiva. El principiante tiene que ir adaptando los programas de ejercicios a su físico y a su evolución.

Te puede gustar