Formas de entrenar en casa sin aparatos

Virginia Duque · 28 julio, 2018
No es cierto que sea necesario ir al gimnasio para poder ejercitar y trabajar nuestros músculos, podemos llevar a cabo nuestras rutinas en casa y sin necesidad de instrumentos o aparatos que cuesten un dineral

Nos encanta el deporte y estar sanos por dentro y vernos bien por fuera, pero no siempre tenemos ni el tiempo ni el dinero para poder ir a un gym. ¿Significa esto que tenemos que renunciar a un estilo de vida saludable con el deporte como principal protagonista? No, ni mucho menos. Para ayudarte con esto, te traemos formas de entrenar en casa sin aparatos.

Entrenar en casa sin ir al gym

Es cierto que en el gym tenemos máquinas específicas que pueden ayudarnos de manera más rápida que en casa a trabajar ciertas zonas de nuestro cuerpo, pero cuando no podemos ir a un gimnasio, por el motivo que sea, entrenar en casa puede ser una idea excelente.

Hay muchas cosas que se pueden hacer para enfocarse en grupos de músculos específicos y así trabajar las partes del cuerpo que quieras, o aquellas que creas que lo necesitan más. Mira estas ideas de los distintos entrenamientos que puedes hacer en casa.

Cosas que necesitas para hacer cardio en casa.

Sentadillas

Ya sabes que los muslos y glúteos son una de la zonas que más trabajo cuesta tonificar por ser uno de los grupos de músculos más grande que hay en nuestro cuerpo. Pero como siempre decimos: ¿difícil? sí, pero no imposible.

Pues bien, ¿qué necesitas para hacer sentadillas? ¡Nada! Solo a ti y un poco de fuerza de voluntad. Si además, vives en un edificio y quieres trabajar aún más los glúteos, puedes bajar y subir escaleras hasta que el cuerpo aguante.

mujer haciendo sentadillas

Abdominales

Si no tienes tiempo de ir al gym pero no estás dispuesto a renunciar a un cuerpo diez este verano, una rutina de abdominales en casa solo diez minutos al día puede ofrecerte resultados asombrosos en menos tiempo de lo que imaginas.

Hacer abdominales en casa.

Haz cuatro series de 20 para el vientre bajo y lo mismo para el alto y verás como en pocas semanas comienza a asomarse esa tableta de chocolate tan deseada.

Saltos

¿Tienes un metro cuadrado vacío en casa? ¡Pues salta! Saltar es uno de los ejercicios que queman más calorías y además nos ayuda a mejorar nuestras articulaciones pues estas no sufren ningún impacto. Por no hablar de que la fuerza requerida para el salto tonifica nuestros músculos.

El calentamiento debe implicar cierta exigencia, pero no tanto como para producir cansancio.

Zancadas

Las zancadas hacia atrás y hacia delante son perfectas para trabajar la zona de los muslos y de los glúteos. No necesitas mucho espacio para ello, pues aunque puedes hacerlo caminando, puedes hacerlo en un lugar parado también.

Unas tres o cuatro series de diez o quince zancadas al día serán más que suficientes para obtener resultados excelentes antes de lo que esperas.

Las estocadas o zancadas son excelentes trabajos para los isquiotibiales.

Pesas

¿Que no tienes unas mancuernas en casa? ¡No importa! Puedes coger una botella de refresco, o incluso si está vacía llenarla de agua o de arena. Con ella podrás trabajar tus bíceps, tríceps y esa problemática zona bajo las axilas que con la edad se va descolgando.

Una chica levantando pesas en el gimnasio.

Pilates

¿Y por qué no ponerse unos vídeos de Youtube en los que te enseñan ejercicios de pilates? No necesitas nada más que un espacio en el que tumbarte y solo diez minutos al día. Contrario a lo que mucha gente cree, el pilates es un ejercicio muy completo que trabaja los músculos internos más ocultos y por tanto, fortalece y tonifica los externos, y así tendremos resultados aún más duraderos.

rutina de del método Pilates para principiantes.

Encogimientos

Con una silla puedes practicar un montón de ejercicios como el encogimiento de piernas para trabajar los abdominales. Pon una silla pegada a la pared, siéntate en el borde, sujétate con las manos en los lados y comienza a elevar y encoger tus piernas hasta que lleguen a tu barriga.

Hacer esto cada día, tan solo tres series de diez o quince repeticiones, te hará ver resultados impresionantes antes de lo que imaginas.

 

¿Quién dijo que no se puede entrenar sin ir al gym? Ya ves que con un poco de voluntad y ganas, y también con una pizca de imaginación, puedes conseguir mucho. Ponte manos a la obra y luce cuerazo este verano.