La rutina de las 100 repeticiones

Oriana Noguera · 29 julio, 2018
Según el diccionario de la Lengua Española una rutina se define como una secuencia invariable de instrucciones que forma parte de un programa y se puede utilizar repetidamente, y en el deporte, las instrucciones se traducen como ejercicios; existen muchas rutinas especialmente diseñadas para mantener un equilibrio en el entrenamiento del cuerpo

Cuando se inicia en el mundo del ejercicio, o incluso cuando ya se tiene mucho tiempo en él, se busca innovar en las rutinas. Realizar rutinas que sean efectivas y llevaderas, pero al mismo tiempo alcanzar nuevas metas y sobrepasar barreras en los entrenamientos.

Ahora bien, a medida que el cuerpo adquiere más habilidades se requiere rutinas más exigentes. Ahí nace la rutina de las 100 repeticiones. Una rutina que suena cuesta arriba, y lo es, pero sus resultados son excelentes. Si te gustan los retos y quieres demostrar que tienes la capacidad de superarlos, la rutina de las 100 repeticiones será un excelente comienzo para desafiar tu cuerpo. ¡Sigue leyendo!

100 repeticiones

La rutina de las 100 repeticiones se hizo popular en los ochenta gracias al fisicoculturista Rory Leidelmeyer. Sí, es un número bastante grande de repeticiones. Por ello es importante no realizar esta rutina por más de dos semanas seguidas, para evitar un posible sobreentrenamiento de los músculos.

Las consecuencias y riesgos del sobreentrenamiento.

Realizar la rutina de las 100 repeticiones le dará a tus músculos un crecimiento y fuerza que parecerán hechos por los dioses griegos. Si no has hecho tantas repeticiones de un mismo ejercicio, puedes dividirlo en segmentos. Lo importante es culminar las 100 repeticiones, además es importante que tengas presente las siguientes cosas:

  • No hagas la rutina de las 100 repeticiones para todos los músculos en un mismo día: esta rutina es bastante exigente a nivel muscular, por ello, lo recomendable es que elijas dos grupos de músculos para trabajar en un día (Por ejemplo: abdominales y pectorales, o glúteos y bíceps).
  • No te sobre exijas si no completas la rutina a la primera: es significativo trazar una línea entre el esfuerzo y el riesgo a atrofiar algún músculo. Esto quiere decir que si te sientes muy exhausto pero al mismo tiempo en la capacidad para cumplir la rutina, está bien. Pero si sientes que tus músculos ya no pueden más, es mejor que te detengas, antes que puedas desgarrar o lastimar los músculos.

Músculos a la obra

Hay distintas maneras de hacer la rutina de las 100 repeticiones. Puedes probarlas y quedarte con la que más te guste, o alternarlas. Lo que cambia es el ritmo de ejecución, porque al final se mantiene las 100 repeticiones del ejercicio.

Canciones para bailar zumba.

De ser posible, complementa esta rutina con otros entrenamientos que involucren cardio. Puedes tener una sesión de HIT o zumba, y luego realizar la rutina de las 100 repeticiones. Esto es conveniente puesto que a través del cardio el cuerpo entra lo suficiente en calor y los músculos tienen un mejor desempeño en la rutina de las 100 repeticiones.

Hay tres maneras de realizar esta rutina:

  • 50 repeticiones en la mañana o tarde- 50 repeticiones en la tarde o noche (al cabo de unas 6 horas de las primeras 50 repeticiones).
  • 25 repeticiones cada media hora hasta alcanzar 100.
  • 10 repeticiones cada hora hasta alcanzar 100.

Concéntrate en los músculos

Ahora bien, debes estar preguntándote ¿100 repeticiones de qué? sencillo, una vez que hayas elegido el grupo de músculos que quieres trabajar, debes realizar ejercicios que concentren la energía en esas zonas. Por ejemplo, si son glúteos y bíceps, debes hacer sentadillas y flexiones. Lo importante es que hagas ejercicio que contraigan los músculos que deseas entrenar.

Aquí hay algunas sugerencias de ejercicios que puedes hacer dependiendo los músculos que quieras estimular:

  • Pecho: flexiones en la barra, flexiones australianas.
  • Aductores y glúteos: sumo squats, jumping squats.
  • Abdominales: leg raises, flexiones.
Chica hace flexiones.

Cuando se realizan entrenamientos exigentes es necesario que seas cuidadoso con tu cuerpo. Por ende, si la rutina es muy exigente, te cansarás más y asimismo vas a necesitar descansar más para que los músculos se recuperen como es debido.

También, debes cuidar la alimentación, trata consumir proteínas y alimentos que te den energía. Si quieres además aumentar el tamaño de tus músculos puedes complementar esta rutina con suplementos, haz click aquí para ver los mejores 5 suplementos para aumentar la musculatura.

Recuerda no te sobre exijas, complementa esta rutina con un buen cardio, y no te rindas. Realizar 100 repeticiones puede sonar un poco difícil pero vale la pena ver todo lo que el cuerpo puede mejorar, tanto de manera estética, como a nivel de salud. ¡A dar el 100% de toda tu energía!