Los mejores ejercicios de estiramientos con una correa o toalla

Para la realización de estiramientos en nuestra rutina de entrenamientos diarios, es útil ayudarse de muchos elementos caseros. Una correa o una toalla servirán para que los estiramientos sean más eficaces.

La realización de estiramientos después de hacer ejercicio es fundamental para no lesionarse y aprovechar mejor el entrenamiento. Para ello, no se necesita mucho tiempo extra. Son trabajos tan simples que pueden realizarse con diversos elementos; por ejemplo, podemos realizar estiramientos con una correa o toalla.

¿Por qué es importante estirar después de entrenar?

Cuando ejercitamos el cuerpo, los músculos y las articulaciones trabajan intensamente. Con estos trabajos, se contraen y expanden varias veces. Después de terminada la rutina de ejercicios, es bueno tomarse un tiempo extra para realizar estiramientos que relajen los músculos y los ayuden a volver a su estado normal.

Además de disminuir la tensión muscular, los estiramientos previenen lesiones dolorosas, mejoran la postura, la fluidez y la coordinación de los movimientos del cuerpo. Otro de sus efectos positivos es que también favorecen la circulación de la sangre.

Por estas razones, se aconseja realizar estiramientos de manera habitual, durante 15 a 30 segundos, sin llegar nunca a sentir dolor. Es decir, deben ser suaves y pausados.

Saltarse esta fase importante del entrenamiento suele ocasionar problemas articulares, nódulos o desgarros en los músculos. A la larga, la persona deja de entrenar porque siente molestias y dolor.

Estiramientos con una correa o toalla

Estas son algunas ideas de programas de estiramientos con una correa o una toalla que podemos realizar tranquilamente en casa: 

Estiramiento del tríceps por detrás

Debemos tomar la toalla o la correa con la mano derecha, levantar el brazo y llevar la mano hacia la espalda. Con la mano izquierda, hay que coger la punta de la correa o toalla y estirar despacio hacia abajo.

Con el tiempo, será conveniente aumentar la intensidad y la tensión del estiramiento. Al empezar, es mejor hacerlo con suavidad para no lastimar el tríceps; luego, se debe aflojar la tensión durante unos segundos y volver a estirar. Repetir cinco veces y cambiar de brazo.

Los estiramientos con una correa pueden aplicarse para los tríceps.
Imagen: domyos.es

Estiramiento de la espalda

Para comenzar, colocar la toalla o la correa en una espaldera. Luego, tomar las puntas con las manos y, echando todo el cuerpo hacia atrás, estirar la espalda. Aflojar la tensión y repetir el estiramiento.

Estiramiento del pecho

Con la toalla en la espalda, tomar cada extremo con las manos. Estirar el dorso del cuerpo hacia adelante, llevando los brazos hacia atrás; el cuerpo queda formando un ángulo de 45º. Realizar este estiramiento con suavidad para no dañar los músculos, aflojar durante unos segundos y repetir.

Estiramiento de las piernas

Primero, acostarse de espaldas en una colchoneta y colocar la correa alrededor de un pie. Tomar los extremos con las manos y levantar la pierna formando un ángulo de 90º, sin doblar la rodilla.

Con este estiramiento, se trabaja desde el glúteo hasta la pantorrilla. Se deben realizar estos ejercicios durante 30 segundos y repetir con la otra pierna.

Los estiramientos con una correa son muy útiles para las piernas.
Imagen: domyos.es

Estiramiento del cuádriceps

Lo primero es acostarse boca abajo y colocar la correa alrededor de un tobillo. Tomar los extremos con las manos y llevar el pie suavemente hacia delante; se debe sentir cómo el muslo se estira.

Es importante hacer estiramientos con una correa como este para prevenir lesiones que afectan a la rodilla. Hemos de realizar el ejercicio durante 30 segundos, repetir tres veces y cambiar de pierna.

Estiramiento de la pantorrilla

Para comenzar, hay que sentarse, con las piernas juntas hacia delante. Luego, colocar la toalla en los pies por debajo de los dedos y tomar cada extremo con las manos. Estirar con cuidado hacia el cuerpo, haciendo que los pies formen un ángulo.

Se debe sentir cómo los músculos se estiran desde la rodilla hacia abajo de la pierna. Este ejercicio previene lesiones del tendón de Aquiles.

Las pantorrillas también deben estirarse luego de hacer ejercicio.
Imagen: cto-am.com

Estiramiento del hombro

Colocar la toalla sobre un hombro, de manera que un extremo cuelgue detrás de la espalda y el otro caiga por delante del cuerpo. Tomar el extremo trasero con una mano, y con la otra estirar la toalla hacia arriba. Se siente un ligero tirón en el hombro.

Aflojar y repetir tres veces durante 30 segundos por vez en cada hombro. Este estiramiento mejora la flexibilidad de la articulación del hombro, lo que favorece el levantamiento total de los brazos.

Esta sencilla rutina de estiramientos con una correa o toalla ayuda a mantener las articulaciones flexibles, listas para cualquier entrenamiento posterior. Con una toalla de mano, una correa o cinturón, bastará para realizarlos. De esta forma, se evitan lesiones que causan dolor e impiden que el ejercicio físico se disfrute a pleno.

  • Julio Gutiérrez Muñoz. Ejercicios de estiramiento. Extraído de: http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/rehabilitacion-ejer/estiramientos_1.pdf
  • Oscar Morán Esquerdo. 2009. Enciclopedia de estiramientos. Extraído de: http://fisico.uta.cl/documentos/acondicionamiento/Enciclopedia%20de%20ejercicios%20de%20estiramientos%20Facebook_MenteAtleta%20(1).pdf