Máquinas que puedes usar para trabajar las piernas

Virginia Duque · 2 marzo, 2018
El entrenamiento de piernas suele ser el mayor desconocido de las rutinas del gimnasio, bien por considerarlos innecesario o por pereza, pero una buena rutina puede ayudarnos a estar en forma

Las piernas es una de las partes del cuerpo que más cuesta entrenar. A veces sucede porque nos olvidamos de ellas, y en otras ocasiones, simplemente porque no sabemos cómo hacerlo. Es por ello que te queremos hablar de las máquinas para trabajar las piernas.

Las mejores máquinas para trabajar las piernas

A veces nos centramos demasiado en abdomen y brazos y olvidamos que el cuerpo perderá su simetría si las piernas no están entrenadas al mismo nivel.

Además, es necesario que estas se entrenen para que sean fuertes y por ende, nuestra salud muscular y articular en esa zona mejore. Pue bien, aquí te contamos con qué máquinas puedes lograr esto.

Máquina de femorales

Esta máquina permite estar en dos posiciones diferentes: una, boca abajo para trabajar los temporales, y otra, boca arriba para trabajar los cuádriceps.

Prensa de piernas

Máquinas que puedes usar para trabajar las piernas

Es una de las más conocidas. Consiste en elevar peso a través de una prensa con las piernas. Puedes seleccionar el peso que serás capaz de levantar en placas de cinco en cinco kilos.

Recostado elevarás las piernas para levantar la prensa lo más alto que puedas. Dependiendo de los que quieras conseguir el peso deberá ser mayor o menor.

Si quieres adelgazar piernas, pon poco peso y haz movimientos más rápidos. Si lo que quieres es musculatura, pon peso y haz movimientos más lentos.

También existe la prensa de piernas de discos que es más vertical y en la que el peso lo ponen discos que están a ambos lados de la prensa y una hilera en medio.

Elevación de talones

Poniendo los hombros bajo unas almohadillas, elevaremos los talones con el fin de levantar el peso que hemos puesto sobre los hombros. Esto permitirá que trabajemos los gemelos.

También existe una en que se realiza el mismo movimiento pero sentado y poniendo el peso sobre las rodillas, aunque el fin es el mismo.

Extensión de cuadriceps

Máquinas que puedes usar para trabajar las piernas

Esta máquina que se usa generalmente para lesiones, es buenísima para trabajar esta zona tan complicada de la pierna de entrenar. Te sientas en la silla, pones las piernas en las almohadillas pero con los pies bajo estas y con las rodillas alineadas.

Una vez colocado, solo tendrás que subir el peso que irá relacionado con la ‘palanca’ que levantarás con tus pies mientras estiras los cuadriceps.

Máquina de isquiotibiales

Máquinas que puedes usar para trabajar las piernas

El funcionamiento de esta máquina es sencillo, tan solo tienes que tumbarte bocabajo y levantar el peso con el tren inferior por la parte trasera. Esta es una de las zonas del cuerpo más olvidadas, quizá porque no se ve a simple vista.

También existe esta misma máquina en la que se realiza el mismo ejercicio pero sentado. Es similar a la de extensión de cuádriceps pero con la diferencia de que en este caso, las rodillas irán estiradas mientras y haremos flexiones con ellas para estirar los músculos.

Máquina de aductores

Máquinas que puedes usar para trabajar las piernas

La zona interna de los muslos es una de las zonas más complicadas de entrenar. Con esta máquina, y un poco de perseverancia, como siempre te decimos, lograrás hacerlo.

No obstante, ten en cuenta que la postura en esta máquina debe ser segura para evitar posibles desgarros. Siéntate con la espalda recta y las piernas abiertas para ponerlas a la altura de las rodillas sobre las almohadillas, por fuera.

Empuja los muslos hacia dentro cerrando y abriendo varias veces para levantar el peso asociado a los cojines que están sujetando tus piernas.

Bonus Track

Tal como si estuviéramos subiendo escaleras trabaja esta máquina, solo que lo hace en una pierna. Esta estará apoyada sobre la base de una plataforma que baja y sube mientras que la otra quedará en el suelo con la rodilla ligeramente flexionada.

Haz fuerza con la pierna que está situada en la máquina para bajar la plataforma. Pon poco peso si lo que quieres es perder volumen y más peso si quieres ganar musculatura.

Como ves, aunque entrenar las piernas puede parecer complicado pues requiere mucho tiempo y esfuerzo, las máquinas que encontrarás en el gimnasio pueden ayudarte a lograrlo. ¡Ánimo, tú puedes!