¿Quemo más calorías haciendo cardio o pesas?

Francisco María García · 15 noviembre, 2018
Es una de las dudas más comunes cuando queremos quemar calorías de forma efectiva, por tradición pensamos que los ejercicios de cardio son la práctica más adecuada para conseguirlo, pero también hay quienes afirman que las pesas son más rápidas; conozcamos la verdad

Existen muchas teorías acerca de cuál es el mejor ejercicio para quemar calorías y bajar de peso. Y algunas de ellas son totalmente contradictorias; incluso las recomendaciones en el gimnasio pueden ser bastante confusas en cuanto a la mejor actividad física para lograrlo. ¿Cardio o pesas?

Hay quienes sostienen que los ejercicios cardiovasculares son los únicos que ayudan y otros que aseguran que las pesas y otros ejercicios anaeróbicos son la mejor opción. La verdad es que la respuesta no es tan simple. Antes de elegir la actividad adecuada es necesario considerar varios factores.

Cardio vs pesas: ¿qué aporta cada actividad?

Los ejercicios de cardio o aeróbicos son una buena opción para quemar calorías. Los más comunes para lograr este objetivo son la carrera continua o las series de entrenamiento. Este tipo de actividades queman grasa en el preciso momento en el que se están realizando.

Entrenamiento cardiovascular: HIIT vs LISS.

Al hacer cardio con una intensidad moderada y durante períodos de larga duración, se utilizará un mayor porcentaje de grasa y menos glucógeno. Los beneficios para nuestro organismo resultan evidentes.

Sin embargo, esa práctica constante puede convertirse en un hándicap para lograr el objetivo. En efecto, cuanto mejor estado físico tenga una persona, será necesaria una actividad cardiovascular más intensa o de mayor duración para quemar la misma cantidad de calorías que cuando empezó a ejercitarse.

Las pesas por su parte constituyen un ejercicio anaeróbico. En este tipo de actividad el cuerpo utiliza el glucógeno como fuente de energía. Las reservas de esta sustancia se encuentran en el hígado y en los músculos; es la primera energía que está disponible, pero se consume rápidamente.

El entrenamiento con pesas contribuye a mantener el metabolismo basal. Esto se traduce en una mayor quema de calorías, ya que cuando el metabolismo es mayor se queman más grasas. La práctica de ejercicios con pesas ayuda a quemar calorías durante y después de la actividad física; su efecto es por lo tanto más duradero.

Beneficios del cardio y de las pesas

Ambas actividades son sin duda muy beneficiosas para el organismo, no solo para la quema de calorías. El ejercicio cardiovascular mejora la salud general del corazón, la circulación, sanguínea y la capacidad pulmonar, entre otras. También se favorece la producción de endorfinas, por lo que contribuye a disminuir el estrés.

Las pesas benefician tu salud cardiovascular.

El entrenamiento con pesas por su parte ayuda a ganar fuerza, resistencia o volumen muscular. Sin embargo, la práctica de este tipo de actividad no significa necesariamente volverse una persona hipermusculosa.

También son beneficios de las pesas la protección de las articulaciones, la recuperación de una lesión y el incremento de la fuerza muscular. Los ejercicios con pesas contribuyen además a disminuir el nivel de glucosa en personas diabéticas y a reducir el dolor en personas que sufren artrosis.

Quemar calorías después de hacer ejercicio

El entrenamiento con pesas hace que el organismo siga quemando calorías durante varias horas. Esto ocurre por la gran cantidad de oxígeno que el cuerpo necesita en las siguientes horas para reparar los músculos utilizados durante el ejercicio.

Por otra parte, la cantidad de músculo que tiene el cuerpo también será un factor importante para calcular el consumo de calorías. Cuantos más músculos tenga una persona, más calorías consumirá su organismo, sin tener que hacer absolutamente nada.

Combinar los dos tipos de actividad

Aunque no existe una regla definitiva para determinar si es mejor el cardio o las pesas para quemar calorías, una combinación de ambas actividades podría ser una buena solución.

Todo dependerá de lo que cada persona busque, de sus preferencias, del tiempo del que disponga para realizar la actividad, de su condición física, etc…

Una excelente opción es empezar la rutina con el levantamiento de pesas y completarla con entrenamientos de cardio. Así se podrá utilizar la glucosa como principal fuente de energía y, una vez que esta esté baja, seguir con el ejercicio cardiovascular.

La combinación de las actividades complementadas con una dieta saludable es sin duda la mejor opción para lograr una quema de calorías constante y duradera.

En cualquier caso, elijamos el cardio, las pesas o una combinación de ambas, la motivación será el factor determinante a la hora de tener éxito en el intento de quemar calorías.