Remo con barra

Yamila Papa Pintor · 24 mayo, 2018
Es uno de los ejercicios clásicos del gimnasio, el remo con barra nos ayuda a trabajar la espalda alta, brazos y glúteos, por lo que podemos definirlo como completo pero a su vez, difícil de realizar

Este ejercicio muy popular en el gimnasio tiene su técnica, que por supuesto deberá ser cumplida al detalle para evitar lesiones o menos resultados de los esperados. Existen diferentes variables de remo con barra, sin embargo, te recomendamos que comiences por la básica o tradicional. ¡Te lo contamos en este artículo!

¿Qué es el remo con barra y qué músculos implica?

Antes de empezar, debes saber que el remo con barra es un ejercicio difícil. Eso no quiere decir que no lo puedes hacer, pero has de tener en cuenta que no es para principiantes en el gimnasio o realizar sin consejos previos. Los expertos en fitness indican que es más complicado que el press banca, pero más sencillo que las sentadillas o el peso muerto.

En lugar de sentirte angustiado o defraudado, debes saber que si puedes elevar cierto peso con este ejercicio, significa que tu fuerza se ha incrementado gracias a la rutina. Por lo tanto, es una buena manera de medir tus logros y cambios.

Ejercicio de remo con barra.
Necesitamos tener claro cómo realizar el ejercicio para evitar hacernos daño.

El remo con barra es un ejercicio muy bueno para trabajar la espalada alta, ya que nos permite reforzarla y luego tener la capacidad para realizar una rutina más complicada. A su vez, los brazos aumentarán su fuerza y estarán más ‘marcados’ si lo practicas correctamente. Cuando levantes cierta cantidad de peso con este ejercicio, tendrás la posibilidad de aumentar las cargas en el resto.

Además, se trabajan los abdominales, ya que durante el movimiento el vientre debe quedar tensionado. ¡Ideal para aquellos que quieren un abdomen marcado pero odian los ejercicios que se necesitan para lograrlo!

También se refuerzan los músculos femorales y de los glúteos debido a la contracción y fuerza que deben hacer al ‘anclarse’ al suelo.

¿Cómo se realiza el remo con barra?

Presta mucha atención a los pasos que debes seguir para una correcta ejecución del ejercicio. El remo con barra se hace parado, con las piernas separadas a un ancho de cadera y con las puntas de los pies girados levemente hacia los costados, al igual que las rodillas.

Coloca la barra con los pesos adecuados cerca del tibiar. Para tomarla, debes elegir el agarre prono, es decir, que los pulgares envolverán el elemento. ¿Por qué? Porque de esta manera apretarás más la barra y más músculos estarán implicados.

El ancho del agarre ha de ser más cerrado que en un press banca y más ancho que en un peso muerto. Una toma más amplia acorta el rango de movimiento y provoca una inclinación de los brazos.

Lleva el torso hacia adelante al mismo momento que flexionas levemente las rodillas. Los glúteos deben quedar ‘para atrás’ durante toda la ejecución. Toma la barra con los brazos estirados por delante del cuerpo, paralelos a las piernas y por encima de los empeines.

Sin cambiar la posición de la espalda (paralela al suelo), flexiona los codos y llévalos hacia atrás, para que sobrepasen la línea de la columna. Pero atención, que no queden demasiado ‘abiertos’ y separados del torso, sino los estarás forzando demasiado (al igual que a las muñecas).

Hacer remo con barra.

Una vez que retengas el movimiento unos segundos, desciende lentamente hasta que los brazos se estiren por completo y la barra quede colgando bien cerca de los pies.

Consejos para hacer el remo con barra

Una de las preguntas más habituales en cuanto a la ejecución de este ejercicio es en qué momento se respira, debido a que la posición del torso no permite una inspiración muy profunda. Te recomendamos que tomes una bocanada de aire antes de la posición de inicio.

Otra cuestión que debemos tener en cuenta es hasta dónde se lleva la barra: simplemente hasta el mismo sitio donde se apoya cuando se realiza press banca. Llevar hacia el pecho exige una mayor estabilidad en la espalda baja y hacerlo hasta la altura del vientre desplazará el esfuerzo hacia la espalda alta y media. ¡Todo depende de lo que quieras trabajar!