Perfecciona mente y cuerpo con el boxeo tailandés

Este artículo ha sido escrito y verificado por el especialista en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte Rubén Guzmán
Si aún no habéis sido practicantes de artes marciales o deportes de contacto, quizás tengáis cierto interés en su realización. Hoy hablaremos del boxeo tailandés o Muay thai, un arte ancestral.
 

El origen del boxeo tailandés proviene de la tribu Ao-Lai en la India. Dicha tribu se vio obligada a migrar hasta la China meridional, pero desgraciadamente, la zona era un lugar lleno de conflictos bélicos y cada civilización perteneciente luchaba sin descanso para sobrevivir como grupo étnico.

Tales guerras llegaron a durar hasta mil años, lo que obligó a la tribu a crear un sistema de combate, el cual perduraría hasta nuestros tiempos y cuenta ya con millones de seguidores. Denominado como muay thai o boxeo tailandés, se han forjado grandes leyendas en torno a este arte marcial.

Beneficios físicos del boxeo tailandés

La práctica de una actividad física o de un deporte conlleva un extra de aspectos positivos para la salud. Si a estas mejoras agregamos un deporte con criterios exigentes de fuerza y resistencia, incluyendo además un duro ambiente para el sistema pulmonar y el circulatorio, conseguiremos llevar a nuestro cuerpo al límite.

Se trata de una disciplina que normalmente se realiza durante tres horas por semana para el individuo medio. Suelen consistir en un calentamiento para activar el cuerpo, unos 40 minutos de practica extenuante, que incluye aspectos técnicos y teóricos y la realización de golpes a escudos o sacos. Por último, se dedican unos minutos finales a la vuelta a la calma.

 

Veamos punto por punto qué mejoras podemos conseguir con la practica de este arte marcial tan amado por sus seguidores. Por supuesto, todo lo que aquí se detalla se puede adaptar al nivel de cada deportista:

Pérdida de peso

La propia tensión que genera enfocar una actividad deportiva hacia un rival directo conlleva una quema de calorías tremenda. Es por ello que, a diferencia de un levantador de peso olímpico, los ‘guerreros thai’ suelen tener un físico bajo en grasas y repleto de fibras musculares de contracción rápida.

Joven practicando boxeo tailandés.

Aumento del tono muscular

Para lograr que los impactos generen más potencia, el propio trabajo en esta práctica os hará evolucionar vuestros músculos. Normalmente, el resultado es un mejor tono muscular proyectado en el día a día, además de una resistencia mayor de cara a actividades cotidianas.

Mejora cardiovascular y pulmonar

Durante la sesión de entrenamiento en boxeo tailandés, las pulsaciones se aceleran. Este aspecto mejorará tal y como consigáis experiencia en el arte en cuestión, y aportará a vuestros corazones una calidad de vida óptima.

Asimismo, los diversos asaltos —de normalmente entre dos y tres minutos de máxima exigencia— obligarán a vuestros bronquios y alvéolos a adaptarse a estos requerimientos. Este aspecto provocará que el sistema respiratorio funcione al máximo.

 

Beneficios mentales del boxeo tailandés

Cuando pensamos en una actividad física, nos imaginamos el físico que vamos a conseguir con ella; a menudo olvidamos los recursos que nos provee con relación a la salud mental. El boxeo tailandés conlleva un alto componente filosófico y sociológico.

Por supuesto, destaquemos que hay que practicar artes marciales con mucho sentido común, tutelados por instructores con conocimientos prácticos y teóricos en la materia, así como también éticos y morales.

De igual modo, debemos saber que los impactos desmedidos en la cabeza podrían conllevar problemas de salud irreparables. Para evitar estos problemas, realiza deporte con pautas de control y adaptándolo a tu nivel.

Valores cívicos

El respeto por el rival, que no es mas que un amigo practicante, se traslada al aprecio hacia la sociedad, hacia sus seres vivos y objetos materiales, hacia la naturaleza o al entorno familiar.

Aquellos conocedores del combate marcial saben lo peligroso que es y cuán respetado debe ser. Por ello, se destaca la paz y la cooperación entre las personas; esto es un arte, no una forma de resolver conflictos.

 

Concentración

Enfocarse en cualquier aspecto de la vida cotidiana, ya sea de trabajo u ocio, conlleva comprensión y fijación en dicho aspecto. Al practicar muay thai, se debe prestar atención a los movimientos del rival, por lo que nuestras transmisiones neuronales serán mucho más precisas y perfeccionadas.

Aumento de los reflejos

La exposición constante a movimientos inesperados, nos llevará a responder ante cualquier circunstancia de forma más ágil. Esto podría ayudarnos a evitar accidentes al conducir o incluso en el propio hogar, como las caídas.

Hombre golpeando un saco de boxeo.

Mejora del estado anímico

Al promover una gran liberación de endorfinas, sumado a una buena nutrición y horas de descanso, el cerebro se verá beneficiado. De esta forma, realizaréis cualquier otra actividad con entusiasmo y felicidad y notarás un mejor ánimo en la vida cotidiana.

Conviértete en lo que quieras ser con el boxeo tailandés

Es sumamente recomendable ponerse en manos de un profesional cualificado que transmita a la perfección qué significa el boxeo tailandés. No se trata simplemente golpear a un objeto de entrenamiento o a otro deportista; conlleva mucho mas que eso, pues poco a poco adquiriremos un poder que implica una gran responsabilidad.

 

No tengas miedo, da el paso; la lucha cuerpo a cuerpo como deporte tiene una trasferencia positiva a la vida misma. Con ello, enfrentarás los eventos desafortunados como un guerrero o guerrera del siglo XXI. ¡Experimenta que se siente al practicar boxeo tailandés!

  • Carter, K. 9 Totally Awesome Muay Thai Benefits. Livestrong. Revisado en septiembre de 2018.
  •  Van Schuyver, Mark (enero de 2002). «Krabi krabong: this ancient art of Thailand is mother of muay thai» [Krabi krabong: esta antigua arte tailandesa es la madre del muay thai]. Black belt(en inglés) 40 (1): 80-84. ISSN 0277-3066. Consultado el 15 de noviembre de 2016.
  • http://www.muaythai.it/imba-lert-rit/?lang=es#guide
  • Colegio Americano de Medicina Deportiva (ACSM). 2000. Principios generales de ejercicio de prescripción. En las pautas de ACSM para las pruebas de ejercicio y prescripción. 6ª ed. Lippincott Williams & Wilkins, Philidelphia, Penn. pp. 152-153.
  • Moñita, Pedro. 2000. El arte de los puños: manual técnico didáctico.
0