10 consejos para dormir mejor

Francisco María García 2 agosto, 2018
El estrés, el calor y las opciones de ocio son algunos de los factores que acaban afectando a la cantidad y calidad del sueño, por eso qeuremos ver algunos consejos para conseguir dormir mejor y levantarnos descansados de verdad

Una de las necesidades más básicas del ser humanos es dormir y descansar bien. En el mundo actual, con el ritmo del día a día, más de uno experimenta problemas para dormir bien y poder descansar.

Con frecuencia tenemos la sensación de levantarnos cansados. Aunque suele ser un síntoma habitual de estos tiempos, no debería ser así. Por todo ello presentamos algunos consejos útiles para dormir mejor.

Hacer ejercicio físico de manera regular

El ejercicio es fundamental si se quiere descansar y dormir mejor. El hecho de mantenerse físicamente activo, con actividades sencillas como caminar o correr, ayudará a conciliar el sueño más rápido e incluso a lograr un mejor descanso.

El hábito de hacer ejercicio físico regularmente es muy recomendable y tiene múltiples beneficios para el organismo. No solo es útil para dormir mejor, también para eliminar la energía emocional que se acumula durante el día. Además, estimula la secreción de endorfinas y otras sustancias, generando una sensación de bienestar físico y emocional.

No se recomienda realizar ejercicios físicos en horarios cercanos a la noche o al momento de irse a dormir, ya que la actividad genera una activación que tardará unas horas en disminuir y apagarse. El cuerpo se ira a descansar de manera estimulada y excitada y no permitirá un descanso adecuado.

Establecer horarios regulares, fundamental para dormir mejor

La mejor manera de tener un buen sueño consiste acostarse todos los días a la misma hora y despertarse a la misma hora siempre que sea posible. De esta manera, el cuerpo se irá entrenando mediante pautas concretas para conciliar el sueño, que servirán para dormir mejor y levantarse más descansado.

Cena ligera

Hacer una cena ligera es una pauta fundamental para lograr dormir mejor. Está probado que con una digestión pesada se dificultará la conciliación del sueño y, por lo tanto, el descanso. Es vital dedicar la energía a conciliar el sueño y no a una digestión pesada.

Receta de cena ligera para después del gimnasio.

No realizar actividades mentales antes de acostarse

Es imposible conciliar el sueño adecuado cuando la parte racional y consiente de la mente se encuentra activada. Esto impide adentrarse en el mundo inconsciente del sueño.

Si se realizan actividades mentalmente exigentes a diario o se lleva el trabajo a la cama, esto dificultará que se profundice el sueño; entre otras cosas porque el lóbulo frontal, donde reside la parte racional, esté más estimulado.

Para evitar estas alteraciones, es necesario delimitar las horas y espacios, y saber que la cama es el lugar para desconectarse de las actividades laborales, dormir y descansar.

Dejar el tabaco

Una de las razones para dejar de fumar es conseguir dormir mejor. El hábito de fumar, del tabaco es muy perjudicial a la hora de lograr un descanso óptimo. La nicotina produce un efecto en el organismo que evita quedarse dormido, ya que mantiene estimulado y despierto al organismo.

Reducir consumo de bebidas con cafeína

Las bebidas tales como el café, té o refrescos, dificultan la conciliación del sueño. La cafeína de estas bebidas puede ser realmente útil durante el día, pero provocará más dificultad para dormir bien durante la noche.

Disminuir consumo de bebida alcohólicas

Aunque el alcohol es un depresor del sistema nervioso y da sueño al principio, después tiene el efecto de que nos despertemos repetidas veces e impide lograr una conciliación de sueño óptima. Además, el alcohol favorece los ronquidos, causando un descanso poco saludable.

Siestas cortas

El hábito de dormir la siesta es beneficioso para continuar con energías durante el día, siempre y cuando no sean extremadamente extensas. Un máximo de veinte minutos sentará realmente bien al organismo y no impedirá conciliar el sueño por la noche.

Establecer una buena zona de descanso

El lugar donde se duerme y descansa debe tener relax y tranquilidad absoluta; estará libre de distracciones y estimulantes como televisores, ordenadores o portátiles. Es bueno un lugar oscuro, fresco y lo más tranquilo posible para garantizar un sueño reparador.

Respirar y sentir

Una buena manera de apagar la cabeza y encender el cuerpo es a través de la respiración. Se pueden hacer ejercicios de relajación antes de dormir, o simplemente enfocarse en las sensaciones corporales y la respiración.

El cuerpo, la mente, necesitan descansar a través de un sueño que sea realmente reparador. Es fundamental para el buen funcionamiento del organismo y para poder realizar las actividades diarias.

Te puede gustar