4 alimentos que estimulan el sistema inmunitario

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Elisa Morales el 6 febrero, 2019
Pilar Gimeno Landa · 6 febrero, 2019
Estos alimentos pueden evitar en gran medida que tengas resfriado o gripe, dadas sus propiedades que benefician ampliamente el sistema inmunitario.

El sistema inmunitario es el encargado de evitar que las enfermedades puedan afectar a nuestro organismo. Si quieres estar protegido de forma natural, debes incluir en tu día a día una serie de alimentos que inciden directamente en la estimulación de este sistema.

Además, te contamos otros métodos para proteger el cuerpo de virus y bacterias. Si además de incluir en tu alimentación los ingredientes que presentamos a continuación pones en práctica las sugerencias que señalamos, lograrás una protección muy efectiva.

¿Qué es el sistema inmunitario?

Oímos hablar en multitud de ocasiones acerca del sistema inmunitario, pero, ¿verdaderamente sabemos lo que es? Para que estés bien informado, vamos a comenzar por explicar de una forma muy simple en qué consiste.

El sistema inmunitario es la defensa natural que posee el cuerpo para evitar que las bacterias y los virus afecten la salud. Gracias al sistema inmunitario, el organismo logra hacer frente a aquellos agentes infecciosos que intentan invadirlo.

Hay que tener en cuenta que el sistema inmunitario no es igual en todas las personas. Dependiendo de su genética, alimentación y estilo de vida, se encontrará en mejor o peor estado. Debes saber que está en nuestras manos hacer que se encuentre en un nivel óptimo, y así evitar que nos afecten un gran número de enfermedades.

Para lograrlo, la alimentación juega un papel fundamental. En la siguiente enumeración, te explicamos cuáles son los alimentos que repercuten de forma directa en el sistema inmunitario y contribuyen a que se encuentre en perfecto estado.

Alimentos que estimulan el sistema inmunitario

Es fantástico que haya tantos alimentos que contribuyan a fortalecer nuestro sistema inmunitario. Además, se pueden tomar de diversas formas, por lo que ofrecen una gran cantidad de posibilidades. ¿Todavía no los conoces? Sigue leyendo y descubre cuáles son:

Ajo

Es uno de los alimentos que mayor capacidad tienen para hacer frente a virus y bacterias. Por su nivel de antioxidantes, es perfecto para evitar los resfriados y la gripe, además de otros agentes infecciosos que puedan afectar al organismo.

Puedes incluir este alimento en su versión encurtida en ensaladas. Otra forma de consumirlo es picado sobre carne o pescados asados.

Comer ajo para adelgazar.

Cereales

Gracias a su contenido en vitamina B6, los cereales fortalecen el sistema inmunitario. Lo mejor de todo es que se pueden tomar de infinidad de formas diferentes; por lo general, a todo el mundo le gustan.

Son sanos los cereales en el desayuno.

Cítricos

Son uno de los protectores del sistema inmune más conocidos. Su efectividad se debe a que contienen vitamina C. Comenzar el día tomando un zumo recién exprimido de naranja es una de las formas más efectivas de prevenir los resfriados.

El zumo de naranja contribuye a la mejora de las defensas por su contenido en vitamina C,

Nueces

Este fruto seco contiene una cantidad notable de selenio, lo que repercute de un modo muy positivo en el sistema inmune. Lo único que tienes que tener en cuenta es que se trata de un alimento muy calórico, por lo que su consumo debe ser moderado.

Las nueces colaboran con la mejora del sistema inmunitario.

Otras formas de proteger el sistema inmunitario

El sistema inmunitario no solo se fortalece a través de la alimentación. Aunque los alimentos juegan un papel fundamental, existen otros aspectos que debemos tener en cuenta si queremos evitar que nuestras defensas se debiliten. A continuación, te explicamos cuáles son los factores más importantes:

  • Evitar las situaciones de estrés: Dado el ritmo de vida actual, resulta verdaderamente complicado que el estrés, la ansiedad y los episodios de nerviosismo no nos afecten. De todos modos, merece la pena hacer un esfuerzo por el bien de nuestra salud en general, y del sistema inmunitario en particular. Las clases de yoga o relajación pueden ayudarte notablemente.
  • Evitar los cambios drásticos de temperatura: La mayor parte de los episodios de gripe o resfriados se producen durante el invierno. Esto no es casualidad, ya que las bajas temperaturas juegan un papel central. Es por ello que hay que hacer lo posible por mantenernos a temperaturas constantes. La mejor forma de lograrlo es abrigarnos de forma adecuada durante los meses más fríos del año.
Los cambios de temperatura son responsables de muchas enfermedades invernales.

  • No consumir alcohol ni fumar: Uno de los principales peligros a los que está expuesto el sistema inmunitario es al alcohol y al tabaco. Ambos aumentan el riesgo de infecciones y debilitan las defensas considerablemente.
  • Dormir 8 horas al día: El sueño es fundamental para aliviar el cansancio del día a día. Además, contribuye a la regeneración del cuerpo y a estabilizar el sistema inmunitario.

En definitiva, el cuidado de las defensas del organismo depende en gran medida de nuestros hábitos. Con algunas pequeñas modificaciones, en caso de que hagan falta, podremos mantener más sanos y vitalizados. ¡Es muy fácil!