¿Ansiedad en los deportistas?

Oriana Noguera · 23 noviembre, 2018
Conoce cuáles son los síntomas de la ansiedad, cómo puede afectar a nuestro rendimiento deportivo y a tu vida normal y cómo combatirla de manera eficiente

¿Es posible que un deporte pueda llevar a un individuo a desarrollar ansiedad? Descubre en este artículo qué sucede entre los deportistas y su capacidad mental para lidiar con sus miedos y exigencias.

Los deportistas deben manejar la presión, el estrés y la exigencia en el deporte que practican, además de las adversidades que se presentan dentro de sus vidas; controlar y mantener la estabilidad y salud mental es sumamente importante para su desempeño y bienestar en general.

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es una reacción involuntaria anticipada a una situación o pensamiento negativo o peligroso. El organismo genera ciertos síntomas a estímulos internos o externos, que suelen ser desagradables y llenos de tensión.

Cómo calentar de forma correcta antes de hacer ejercicio.

Según Aaron T. Beck, la ansiedad es la percepción del individuo a nivel incorrecto, basada en falsas premisas. Es decir, una perspectiva negativa y preocupante de las situaciones que se presentan.

Ahora bien, esta enfermedad es bastante compleja, no existe un detonante que la cause, sino que es una combinación de distintos factores como:

  • Personalidad.
  • Estilo de vida.
  • Factores genéticos.
  • Patrones de enfrentamiento de estrés.
  • Experiencias traumáticas.
  • Consumo de drogas u otros estimulantes.

A partir de estos elementos se desarrolla la ansiedad (no confundir con trastorno de ansiedad), con síntomas como mareos, taquicardia, náuseas, temblores e, incluso, irritabilidad y dificultad en la concentración.

Ansiedad en los deportistas

El deporte es una actividad que involucra al cuerpo y la mente, al mismo tiempo tiene muchísimos beneficios de salud para ambos. Asimismo, la mayoría de las personas que hacen deporte suelen ser exitosas en el resto de aspectos en sus vidas.

Teniendo los beneficios del deporte siempre presentes, puede parecer contradictorio que los deportistas desarrollen un estado de ansiedad. Sin embargo, sí que es muy posible que suceda debido a la distintas situaciones que un deportista debe afrontar:

1. Presión

La presión deportiva es necesaria en determinados momentos, puesto que a través de ella el deportista incrementa su nivel de competitividad y rendimiento. Por otro lado, la presión en exceso no es buena, y se presenta con diferentes causas:

  • Presión por parte del entrenador.
  • Presión por una competición.
  • Presión por rivalidad o desencuentros con compañeros.

2. Estrés

La rutina, las lesiones o dolencias, y el esfuerzo exagerado de cumplir con todas las exigencias pueden poner al deportista bajo la influencia de un gran nivel de estrés. Especialmente cuando tienen límites de tiempo para lograr sus objetivos.

3. Cansancio

Cada persona tiene un estilo de vida particular, algunas vidas giran en torno al deporte y otras no tanto. No obstante, cualquiera de ellas puede llegar a un punto en el que simplemente el cansancio influya de manera negativa.

Los días de descanso son importantes.

Los deportistas deben manejar el cansancio físico producido por someter a sus cuerpos a realizar movimientos que pueden herir sus músculos, articulaciones y ligamentos. Aunado a ello, deben manejar el esfuerzo mental empleado durante el entrenamiento.

4. Caídas o accidentes

Una caída, una mala ejecución de un ejercicio, un resbalón o un accidente durante la actividad física puede desencadenar una ansiedad como reacción al inconveniente producido. Es decir, ansiedad por un acontecimiento en específico.

Por ejemplo, si una gimnasta realiza un salto y por alguna razón se cae de manera muy dolorosa, podría desarrollar un patrón ansioso en relación con ese salto especialmente en el futuro. En otras palabras, siente ansiedad antes de hacer ese salto debido a una experiencia traumática.

Deporte y ansiedad

Si bien, la ansiedad en los deportistas no suele ser muy tenida en cuenta, es un problema que sí sucede más a menudo de lo que creemos y no debe ser ignorado. Es necesario que las personas que realizan actividades físicas no solamente cuiden mucho su cuerpo, sino también sus mentes.

No todos los deportistas desarrollan ansiedad, depende de muchos factores particulares del individuo. Sin embargo, hay que tomar en cuenta los siguientes aspectos:

  • No ignores signos de ansiedad, pueden aumentar al pasar del tiempo, lo que podría empeorar sus consecuencias.
  • De sentir que hay elementos en los entrenamientos deportivos que causen ansiedad, hablarlo con el entrenador o un experto.
  • Busca el equilibrio entre las actividades que realizas, tómate tu tiempo para despejar la mente.
  • No tengas vergüenza de acudir a un psicólogo, es lo mejor que puedes hacer, aunque solo sea para chequear que todo está en orden.

La mente es un mar profundo, lleno de complejidades, y puede estar turbio momentáneamente pero al final hemos de lograr que llegue la calma. La ansiedad en deportistas es un tema delicado y complicado; es una realidad del deporte, sin embargo, tiene solución y solo es cuestión de prestarle la atención e importancia necesaria.

  • CHEVALLON, S. (2000). El entrenamiento psicológico del deportista. Barcelona: editorial De Vecchi.
  • Estrada, P. R. (2007). Implicaciones psicológicas de las lesiones deportivas. Lecturas: Educación Física y Deportes.
  • Englert, C., & Bertrams, A. (2012). Anxiety, Ego Depletion, and Sports Performance. Journal of Sport and Exercise Psychology34(5), 580–599. https://doi.org/10.1123/jsep.34.5.580