Antioxidantes: qué son y en qué alimentos se encuentran

Oriana Noguera · 24 enero, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en Educación Física Elisa Morales el 23 enero, 2019
De seguro habrás escuchado hablar de los antioxidantes y sus beneficios para el cuerpo. Ahora bien, ¿conoces realmente su función y el motivo de su importancia para el organismo?

Los antioxidantes están presentes en muchos alimentos que consumimos normalmente. Entre otras funciones, nos ayudan a mantenernos sanos y retrasan el envejecimiento. ¡Descubre más acerca de este tema en el siguiente artículo!

Mucho se habla de los antioxidantes y sus beneficios; no obstante, la mayoría desconoce qué son y cuáles son sus efectos en el organismo. Esto puede deberse a que comprender su trabajo resulta un poco complejo. No te preocupes: te lo explicamos de manera sencilla y clara.

¿Qué son los antioxidantes?

Se trata de moléculas con la capacidad de retardar o evitar la oxidación de otras moléculas. Para comprender esto mejor, debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • La oxidación es un proceso en el que ocurre una reacción química de transferencia de electrones. Lo relevante del asunto es que esto origina radicales libres, que dañan las células del organismo.
  • La presencia de radicales libres en el cuerpo es algo normal; de hecho, ayudan a la eliminación de bacterias y control de musculatura. Sin embargo, contar con una cantidad excesiva podría ser altamente perjudicial.

Por lo tanto, los antioxidantes se encargan de suprimir los radicales libres que sobran. De este modo, terminan oxidándose ellos y no el cuerpo. Por este motivo, son moléculas esenciales para el funcionamiento de los procesos que se llevan a cabo en el organismo.

¿Por qué son importantes?

En un caso hipotético de no existir los antioxidantes, ocurrirían graves daños en las células, alteraciones en el ADN, envejecimiento acelerado, enfermedades como diabetes, alzheimer, enfermedades cardiovasculares y degenerativas, entre otros.

Zanahoria, el superalimento deportivo antioxidante.

El detalle está cuando hay demasiados radicales libres y no suficientes antioxidantes; entonces, se ocasionarían problemas en nuestro cuerpo. La producción de radicales libres aumenta bajo estas circunstancias:

  • Dieta alta en azúcares, grasas y alimentos procesados.
  • Tabaco o cigarro.
  • Sedentarismo.
  • Pocas horas de sueño.
  • Altos niveles de estrés.

Por estas razones, es muy común que las personas que no llevan un estilo de vida sano y activo tienden a padecer enfermedades a muy temprana edad. En vista de ello, los antioxidantes son significativos para que nuestro cuerpo pueda mantenerse vigoroso, radiante y sano.

Esto no quiere decir que los radicales libres deban erradicarse por completo, puesto que ellos cumplen otros procesos que también son necesarios. No obstante, es recomendable tratar en lo posible de no producir una cantidad excesiva de estas moléculas.

Consumo de antioxidantes

Hay muchas opciones para ingerir antioxidantes; incluso hay suplementos en píldoras de ellos. Lo más conveniente es optar por lo natural, y con eso nos referimos a los vegetales y frutas que contengan antioxidantes.

Existe una amplia variedad de alimentos no procesados que puedes incluir a tu dieta de manera sencilla. Además, estos son ricos y poseen otras vitaminas que benefician al organismo:

  • Fresas: las fresas tienen un alto concentrado de antioxidantes y contienen vitaminas que ayudan a tu cuerpo a subir las defensas. También previene enfermedades cardiovasculares y reduce el colesterol.
Hay muchos alimentos afrodisíacos que, por sus nutrientes, pueden ayudarte a activar el apetito sexual.

  • Espinacas: las espinacas son una gran fuente de antioxidantes con propiedades para combatir el cáncer, prevenir enfermedades del corazón y retrasar el envejecimiento. A su vez, poseen el antioxidante luteína, que evita enfermedades oculares como las cataratas.
  • Arándanos: a pesar de ser una fruta pequeña, ¡solo una taza contiene un aproximado de trece mil antioxidantes! Algunos de los que incluye son flavonoides, vitamina A y C, quercetina y antocianina.
  • Naranjas: son el principal antioxidante soluble en agua en el cuerpo, abundantes en vitamina C. Por lo tanto, cuida a tu organismo de resfriados e infecciones.
  • Chocolate: el chocolate tiene una cantidad elevada de antioxidantes, inclusive más que las frutas. Sin embargo, debes tener cuidado de qué chocolate ingerir, ya que los que poseen antioxidantes son el chocolate oscuro o el polvo de cacao.

Cuidar tu cuerpo con antioxidantes

Es importante consumir regularmente alimentos que contengan antioxidantes, puesto que son necesarios para el estado de la piel, los órganos, el metabolismo, el sistema inmunitario o, en otras palabras, son primordiales para el cuerpo en general.

De esta manera, cuidar tu cuerpo no solamente depende de los antioxidantes que consumas, sino también de llevar un estilo de vida lo más sano posible. Eso incluye realizar actividad física, no comer con tanta frecuencia comida chatarra, descansar lo suficiente y tener bajos niveles de estrés.

En definitiva, ya lo sabes: para prevenir numerosas enfermedades, conservar un aspecto físico excelente y un buen estado de salud, ¡recurre con total seguridad a los antioxidantes!

  • Laguna, J., Piña, E., Martínez, F., Pardo, J. y Riveros, H. (2006). Bioquímica de Laguna. México: El Manual Moderno.
  • Knight, J. (1998). Free radicals: Their history and current status in aging and disease. Annals of Clinical and Laboratory Science28(6), 331–346.
  • Waterhouse, A. L., Shirley, J. R., & Donovan, J. L. (1996). Antioxidants in chocolate [20]. Lancet. Lancet Publishing Group. https://doi.org/10.1016/S0140-6736(05)65262-2