Beneficios de beber agua alcalina

27 diciembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el nutricionista Sául Sánchez Arias
Te enseñamos los beneficios de consumir agua alcalina según la ciencia.

El pH del agua viene determinado por los minerales que se encuentran en ella. El agua alcalina está sometida a un proceso de ionización que da como resultado un líquido con pH mayor de siete. De este modo, siete se considera pH neutro, ya que por encima estaríamos hablando de un medio básico o alcalino y, por debajo, de un medio ácido.

Los medios y el marketing le han atribuido al agua alcalina diversas propiedades basadas en un supuesto efecto desintoxicante. Estas teorías consideran que puede ser un elemento interesante a la hora de prevenir ciertas patologías como el cáncer. ¿Es esto cierto?

Supuestos beneficios del agua alcalina

Los defensores del consumo de agua alcalina sostienen que ayuda al organismo a eliminar desechos ácidos que se producen en este. Por lo tanto, presentaría un papel homeostático, ya que corregiría el balance ácido-base del cuerpo.

Asimismo, comentan que también presenta un papel antioxidante, ya que reduciría la producción de radicales libres y favorecería la regeneración celular. De este modo, el consumo de agua alcalina con frecuencia serviría para prevenir los efectos del envejecimiento.

Por último, cabe mencionar su supuesta función en la lucha contra la osteoporosis. La eliminación de residuos ácidos englobaría también el ácido úrico y los nefrolitos a través de la orina, por lo que serviría para prevenir los procesos de osteoporosis y para eliminar el calcio que se puede atrapar en estos residuos.

Uno de los más útiles consejos para perder peso es comer porciones más pequeñas, pero más a menudo.

Evidencia de sus beneficios para la salud

En la bibliografía científica actual, no existe ningún indicio de que el consumo de agua alcalina produzca beneficios sobre la salud. De hecho, es posible que hasta no sea recomendable consumirla asiduamente, debido a la presencia en gran proporción de determinados minerales.

Sí es cierto que existen algunos de tipos de aguas de mineralización débil que pueden ser interesantes para el tratamiento de problemas como los cálculos renales. Sin embargo, esto no se debe a su pH, sino a la presencia en concreto de determinados minerales.

Más allá de esto, sí que existe una función del agua alcalina contrastada científicamente. El consumo de esta bebida sirve para luchar contra el reflujo, por su capacidad de amortiguación de los ácidos.

El agua alcalina desnaturaliza instantáneamente la pepsina y la deja inactiva. De este modo, se palian los efectos del reflujo de una manera muy rápida [1].

Cómo fabricar agua alcalina

Es relativamente sencillo conseguir agua alcalina sin salir de casa. Una forma sencilla es hervir el agua y después dejarla enfriar. Otro método utilizado consiste en añadirle una cucharada de bicarbonato de sodio a un vaso de agua.

Con ambos métodos conseguiremos que el agua tenga un pH mayor de 7,3; este es el mínimo necesario para considerarse alcalina.

Importancia del consumo de agua potable

Más allá de todos estos supuestos beneficios del consumo de agua alcalina, lo que está claro es lo crucial que es consumir agua potable. En muchos países todavía se consume agua con microorganismos o sin depurar, lo que aumenta la probabilidad de padecer un gran número de enfermedades gastrointestinales [2].

Debemos asegurarnos que el agua que consumimos tiene un grado de depuración adecuado. Esto nos lo garantizan los fabricantes que embotellan el agua, pero no tiene por qué ser así cuando se trata de agua del grifo o de alguna fuente de la vía pública.

El consumo de agua alcalina no siempre está recomendado.

Ante la duda, la mejor elección es no consumir un agua del que no conozcamos la procedencia o el nivel de salubridad. Así, nos ahorraremos muchas intoxicaciones o toxinfecciones alimentarias que pueden poner en riesgo la salud.

Beneficios del agua alcalina: conclusión

El consumo de agua alcalina no presenta más beneficios demostrados que el luchar contra la acidez estomacal o el reflujo. Esto se debe a la capacidad de neutralizar la pepsina y los ácidos estomacales. Sin embargo, no se ha evidenciado su poder antioxidante o que tenga la capacidad de influir en la prevención del cáncer.

Además, puede no ser positivo el consumo frecuente de agua alcalina por la distribución de minerales en su composición. Lo que es indudable, no obstante, es la necesidad de consumir a diario agua depurada y de buena calidad.

El agua embotellada suele ser una opción que ofrece garantías a nivel de salud e higiene. Por el contrario, no debemos consumir agua de fuentes o grifos si no conocemos su procedencia o podemos garantizar su seguridad.

  1. Koufman JA., Johnston N., Potential benefits of pH 8.8 alkaline drinking wáter as an adjunct in the treatment of reflux disease. Ann Otol Rhinol Laryngol, 2012. 121 (7): 431-4.
  2. Bylund J., Toljander J., Lysèn M., Rasti N., Enggvist J., Simonsson M., Measuring sporadic gastrointestinal illness associated with drinking water - an overview of methodologies. J Water Health, 2017. 15 (3): 321 - 340.