Beneficios de la siesta para mejorar el rendimiento en el deporte

Antonio Reyes · 17 julio, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por él médico Leonardo Biolatto el 16 julio, 2019
La siesta es típica en muchos países. Además de una tradición, podría ser un gran hábito para mejorar el rendimiento deportivo. ¡Descubre de qué se trata!

Cuando practicamos deporte, tenemos que prestar especial atención al descanso del cuerpo. Esto es imprescindible, ya que al ejercitarnos ponemos al organismo ante un estrés que luego debe ser paliado. En el proceso de descanso, la siesta puede jugar un papel fundamental, y por eso en este artículo vamos a enumerar los beneficios de la siesta para mejorar el rendimiento en el deporte.

¿Ayuda la siesta a mejorar el rendimiento?

En España y Latinoamérica todos conocemos qué es la siesta, y es un hábito que en los últimos tiempos se está extendiendo por cada vez más países. Se trata de un pequeño período de sueño, generalmente después de almorzar, que se utiliza para recobrar fuerzas para el resto de la jornada. Además, la siesta puede ser útil para mejorar nuestro rendimiento cognitivo en las últimas horas del día.

Para comprender por qué la siesta se realiza a media tarde, hay que entender que en países del sur de Europa y de América Latina es común situar las grandes comidas a mitad del día. En sitios como Alemania o el Reino Unido ocurre lo contrario: las comidas abundantes se suelen colocar al comenzar la jornada.

Además, en España estas comidas abundantes suelen coincidir con las horas de calor. Esto, junto con ciertos factores fisiológicos, explican por qué sentimos la necesidad de dormir después de comer.

Fisiología de la siesta

Aunque la siesta surge como algo tradicional, en realidad existen varias razones fisiológicas por las que estos períodos de descanso son importantes para el organismo:

  • Después de las grandes comidas se produce una redistribución de sangre desde el sistema nervioso hacia el digestivo, con el fin de ayudar a la digestión y absorción de los nutrientes ingeridos. Este menor flujo de sangre en el sistema nervioso contribuye a que se genere somnolencia.
Irte a dormir antes beneficia al organismo de diferentes maneras.

  • Cuando realizamos comidas altas en carbohidratos, aumentan los niveles de glucosa en sangre. Para evitar una hiperglucemia, el páncreas genera insulina, que es capaz de introducir la glucosa en las células desde los vasos sanguíneos. Este pico de insulina también puede producir somnolencia.
  • A todas estas situaciones se le suma que, en un gran porcentaje de trabajos, ya ha pasado una gran parte de la jornada laboral; este tiempo de sueño nos ayuda a tener energía extra para el resto del día.

Beneficios de la siesta para mejorar el rendimiento

Aumento de la intensidad del entrenamiento

Tomar una siesta de entre quince minutos y una hora puede ayudarnos a mejorar nuestro rendimiento físico, independientemente del deporte que practiquemos habitualmente.

El descanso que nos aporta la siesta nos ayuda a tener más energía durante el resto del día, como ya hemos dicho, y eso nos va a permitir realizar entrenamientos de mayor volumen e intensidad. Podemos aumentar este efecto tomando una taza de café antes del entrenamiento.

Hipertrofia y desarrollo de fuerza

Realizar entrenamientos más intensos ofrece varios beneficios, pero estos son especialmente llamativos en deportes de fuerza. En estos casos, aumentar la intensidad del entrenamiento se traduce en un aumento de la fuerza y la hipertrofia.

Mayor secreción hormonal

De forma general, en todos los deportes este aumento de intensidad produce una mayor secreción de hormona del crecimiento, que es una de las más relacionadas con el rendimiento físico. A su vez, también se genera una mejora de los niveles de cortisol y un aumento de la testosterona.

La siesta para mejorar el rendimiento deportivo es una costumbre muy positiva.

Es importante remarcar que la hormona del crecimiento también es secretada durante las horas de sueño, por lo que el efecto se potencia aún más.

Siesta para mejorar el rendimiento: más descanso, menos lesiones

Si optamos por realizar siestas rozando la hora de duración, estamos dejando descansar el cuerpo, y esto es muy importante en el caso de que no hayamos dormido seis u ocho horas durante la noche. Un descanso adecuado está relacionado con una mejor recuperación muscular y articular, y por tanto con un menor riesgo de lesionarnos.

Sin embargo, no es muy recomendable exceder la hora de siesta. Esto provocará que entremos en sueño profundo y que nos despertemos aturdidos; efectivamente, hasta podría ser perjudicial para la intensidad del entrenamiento.

  • Mah CD, Mah KE, Kezirian EJ, Dement WC. The effects of sleep extension on the athletic performance of collegiate basketball players. Sleep [Internet]. 2011 Jul 1 [cited 2019 Jul 14];34(7):943–50. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21731144
  • Blanchfield AW, Lewis-Jones TM, Wignall JR, Roberts JB, Oliver SJ. The influence of an afternoon nap on the endurance performance of trained runners. Eur J Sport Sci [Internet]. 2018 Oct 21 [cited 2019 Jul 14];18(9):1177–84. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29851569
  • Suppiah HT, Low CY, Choong G, Chia M. Effects of a Short Daytime Nap on Shooting and Sprint Performance in High-Level Adolescent Athletes. Int J Sports Physiol Perform [Internet]. 2019 Jan 12 [cited 2019 Jul 14];14(1):76–82. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29893599