Causas de las migrañas

Francisco María García · 31 mayo, 2018
Son una de las molestias más habituales, causan malestar y nos impiden rendir y concentrarnos al cien por cien y son difíciles de combatir

Hasta no hace muchos años, las causas de las migrañas eran una especie de misterio. Era una época en la que quienes padecían de estos dolores tan molestos terminaban resignados a que no había solución.

Con el paso del tiempo, las investigaciones han avanzado y se han identificado algunas causas de las migrañas, que pueden tratarse. De igual forma, se van creando vínculos entre el estilo de vida y la aparición de migrañas.

¿Qué es la migraña?

Lo primero que es preciso entender es que no todo dolor de cabeza es una migraña.  Hay cefaleas agudas que son causadas por afecciones en otros órganos. Ejemplo de estos son los dolores de cabeza provocados por trastornos hepáticos o de columna vertebral, generalmente episodios puntuales y esporádicos.

Algunos consejos y remedios para el dolor de cabeza

En estos casos, las afecciones provocan los dolores de cabeza. En el caso de la migraña es a la inversa. El proceso comienza en el cerebro y en el sistema neurológico, y de allí afecta a otros sectores del organismo; también hay casos de migraña crónica, que aparece periódicamente en quien la sufre.

Durante un ataque de migraña, las meninges se inflaman y la persona siente como pulsaciones en las sienes; la sensación es que su cerebro late. Además, cuando mueve la cabeza, el dolor aumenta por efecto de la inflamación. El malestar se alivia cuando la persona se acuesta o cuando se queda sentada, quieta y relajada.

 ¿Cuáles son las causas de las migrañas?

  • La migraña es causada porque hay una actividad cerebral que no es normal. Se produce por la irritación del nervio trigémino; este nervio es el responsable de la transmisión de la sensibilidad de la cabeza. Generalmente esta anomalía puede deberse a muchos factores, algunos de orden morfológico, otros funcionales.
  • La sucesión de hechos que causan las migrañas no están totalmente esclarecidos. La opinión más aceptada es que el episodio de migraña comienza en el cerebro. A continuación, afecta a otros neurotransmisores y por eso aparecen diversos trastornos, como vómitos, intolerancia a la luz y a sonidos intensos.
  • Todo este trastorno puede afectar el flujo sanguíneo, por lo que la migraña puede ocasionar efectos en otras áreas de la salud.
  • Aunque no hay datos estadísticos al respecto, las causas de las migrañas pueden ser genéticas y hereditarias. Si bien la causa principal se encuentra en el sistema nervioso central, la estructura genética facilita la aparición de la enfermedad.
  • Especialmente en las mujeres, la aparición de migrañas puede estar asociada a cambios hormonales. La producción de estrógeno es clave; es frecuente que las embarazadas sufran episodios de migrañas durante los primeros meses de embarazo.
  • También este tipo de molestias aparecen durante la menstruación y menopausia; incluso sucede en muchos casos que los anticonceptivos provocan migrañas.

Factores que pueden desencadenar migrañas

Existen factores externos que contribuyen a que aparezca un episodio de migrañas. Los más frecuentes son:

  • El estrés. Los largos períodos en los que la persona esté sometida a estrés, pueden afectar al equilibrio del sistema nervioso y al equilibrio de la zona craneal.
  • La falta de sueño reparador. Es sabido que el sueño restaura el organismo. Esta restauración tiene mucho que ver con el cerebro; se dice que el sueño reorganiza la actividad cerebral. Un insomnio frecuente es detonante de migrañas.
¿Cómo afecta dormir poco?

  • El abuso de medicamentos. Se trata de otra de las causas de migrañas, especialmente en personas que acostumbran automedicarse.
  • Consumo de alcohol, tabaco y estupefacientes. Tanto el exceso de alcohol como el tabaco y los estupefacientes recreativos alteran el normal funcionamiento del cerebro. Por tanto, son también causas de migrañas.

Tratamiento de la migraña

No existe un tratamiento estándar ni un medicamento mágicoque cure la migraña, especialmente cuando es crónica. Cada paciente será evaluado para encontrar el tratamiento que más se adapte a su situación. La edad, el estilo de vida y los antecedentes familiares, son todos factores a tener en cuenta.

Sin embargo, existen algunas medidas que contribuyen a evitar que los ataques se produzcan; es importante analizar las propias rutinas. Una buena medida preventiva consiste en reflexionar sobre estos hábitos que hemos visto, y en qué medida nos afectan.

La adopción de un estilo de vida saludable es siempre el mejor remedio. Otro consejo muy práctico consiste en evitar la automedicación y visitar al médico si los ataques son frecuentes.