Cómo engancharte a la vida sana

Pilar · 5 octubre, 2018
Si sigues algunos hábitos saludables al poco tiempo notarás como tu cuerpo lo agradece, alcanzarás tu peso ideal, te sentirás mejor contigo mismo y además serás más resistente frente a lesiones o enfermedades.

Si no te alimentas de la forma adecuada, tienes una vida sedentaria y eres desordenado con los horarios probablemente sea el momento de que tomes las riendas de tu vida. Engánchate a la vida sana siguiendo las pautas que te proponemos a continuación.

1. Apasiónate por la comida

La comida es uno de los pilares fundamentales de la vida sana. Aprender a cocinar es fundamental para llevar a cabo un estilo de vida saludable y equilibrado. Cocinar es la única forma de saber de primera mano que es lo que comemos y hacerlo de la forma más natural posible.

Deja de lado la comida precocinada y las bebidas carbonatadas y cocina tú mismo alimentos saludables. Si no tienes muchos conocimientos de cocina, aquí te dejamos algunas que seguro que te ayudan a dar tus primeros pasos en la cocina. 

Chica prepara comida antes de hacer deporte.

A medida que vayas aprendiendo a cocinar irás tomando conciencia sobre lo importante que es tomar alimentos saludables. También te darás cuenta de la forma de alimentarte que tenías hasta ahora y de lo poco saludable que era.

2. Haz ejercicio todas las semanas

Si quieres llevar a cabo una vida sana el ejercicio debe estar incluido en tu rutina semanal. Es importante realizarlo de forma regular y a una intensidad y duración acorde con tu estado físico. Si no realizas ejercicio de forma habitual te recomendamos que comiences alternando las caminatas con el trote durante dos días a la semana. Otra opción es ir en bici o apuntarte al gimnasio siempre supervisada por un profesional.

Como puedes ver, el ejercicio ofrece infinidad de opciones por lo que es imposible aburrirse y seguro que encuentras uno que se adapta a tu nivel y a tu estado físico. 

Además de realizar ejercicio de forma regular tienes que calentar y estirar antes y después de realizar ejercicio. Además, recuerda alimentarte de la forma correcta para que los resultados se noten y optimices al máximo las sesiones. 

3. Sigue un horario

La tercera propuesta quizá sea la más complicada. Comer de forma saludable y realizar ejercicio es relativamente sencillo y lo complejo es hacerlo de forma regular y mantenerlo en el tiempo. Es por ello que te recomendamos que realices un horario y anotes en él las diferentes tareas que debes realizar.

Despertarse por la mañana de buen humor.

El horario también te puede servir para apuntar el planning semanal de comidas, que puedes elaborar siguiendo estas propuestas. Así no tendrás que pensar y sabrás que debes comer cada día. Además de ayudarte a seguir un estilo de vida saludable te facilitará en gran medida la labor de realizar la lista de la compra. 

En el horario también deberás anotar los días y las horas en las que realizas ejercicio. También puede ser útil para anotar tus resultados y comprobar como cada vez tienes mejor forma física.

La clave para que el horario no caiga en el olvido es que lo hagas variado. Cambia el plan de comidas, las rutinas del ejercicio o los lugares en los que lo vas a practicar. Además, añade planes de ocio para motivarte a lo largo de la semana.

4. Respeta los horarios de descanso para mantener una vida sana

Habitualmente asociamos la vida sana a una rutina activa en la que estamos en movimiento todo el día. El ejercicio y la alimentación son fundamentales pero hay otro factor que no debemos olvidar. Se trata del descanso. 

Descansar es muy importante para rendir al día siguiente y que el cuerpo se recupere del esfuerzo esfuerzo realizado durante el día. Debes tener en cuenta que una parte importante y que abarque alrededor de 7 horas al día es el descanso. Intenta acostarte y levantarte todos los días a la misma hora para que tu cuerpo se acostumbre y lo tome como una rutina.

Como has podido comprobar, engancharte a la vida sana es muy sencillo y tan solo tienes que empezar por llevar a cabo una vida ordenada siguiendo un horario. Además, recuerda que el ejercicio regular y la alimentación saludable son los pilares fundamentales de cualquier estilo de vida saludable. Es la única forma de sentirte bien contigo mismo y evitar enfermedades.