Consejos para acelerar el metabolismo

Óscar Dorado · 31 julio, 2018
Algunos consejos como dormir 8 horas, hacer ejercicio o comer de manera saludable pueden ayudarte a acelerar el metabolismo. En el siguiente artículo, te contamos todos los consejos que debes tener en cuenta.

El metabolismo es el proceso por el cual el cuerpo convierte las calorías de los alimentos en energía. La edad, la falta de ejercicio o el estado de salud son factores que influyen en su funcionamiento.

Asimismo, el metabolismo es un proceso esencial para el funcionamiento de las funciones vitales. Cuanto más alto sea tu metabolismo, más energía quemarás, y cuanto más quemes tus reservas de grasa, más positivo será tu estado de ánimo y mejor funcionará el organismo en general.

Por el contrario, las personas con metabolismo lento queman poca energía y es más probable que tengan sobrepeso. Se trata de personas frías con baja libido y una fuerte propensión a la depresión y la negatividad en general.

En caso de problemas de metabolismo, el cuerpo tendrá dificultades para eliminar calorías, incluidas las grasas. Con un consumo de energía reducido, el sobrepeso puede volverse inevitable.

Consejos para acelerar el metabolismo

Si deseas perder peso y sobre todo tejido graso, es necesario acelerar el metabolismo mediante la incorporación de ciertos hábitos. Son los siguientes:

1.- Consigue un sueño reparador

El sueño es realmente importante para el funcionamiento del organismo y especialmente del metabolismo. Ten en cuenta que para que la máquina funcione, es esencial tener la batería recargada. El cuerpo humano funciona de la misma manera.

Ciertamente, si deseas aumentar el metabolismo es muy importante dormir de manera adecuada y garantizar las 8 horas de sueño al día es esencial para lograrlo. De hecho, no dormir lo suficiente puede afectar la función tiroidea y disminuir el metabolismo.

Además, se sabe que no dormir lo suficiente estimula ciertas hormonas, como el cortisol, que aumenta el apetito y cuyas funciones pueden ser perjudiciales para una buena pérdida de grasa.

2.- Cambia tus hábitos diarios

El metabolismo aumenta después de una comida, pero se ralentiza mucho cuando duermes. En ese sentido, cenar justo antes de acostarte no te permitirá digerir los alimentos de manera óptima y promoverá el almacenamiento de grasa. Es por eso que debes evitar cenar justo antes de ir a la cama.

Asimismo, lo mejor es tomar una comida ligera al menos 4 horas antes de dormir. Para realizar la digestión más rápido, puedes llevar a cabo una actividad moderada antes de acostarte, como puede ser caminar 30 minutos. En general, se recomienda practicar una actividad después de cualquier comida. Esto acentúa el aumento en el metabolismo debido a la termogénesis.

3.- Aprende a comer bien

Comer puede acelerar el metabolismo por unas horas. Por ello, es importante comer más suplementos dietéticos como pollo, huevo, pescado y proteínas. Las proteínas juegan un papel más importante que los carbohidratos y los lípidos. Introducir más proteínas en una dieta baja en calorías ayuda a mantener los músculos, lo que contribuye a un metabolismo elevado.

Planificación dietética a la hora de hacer deporte.

En general, cuando intentas acelerar el metabolismo, la frecuencia y la calidad de los alimentos que consumes es importante. De hecho, el desayuno debería de ser la comida más importante, ya que tienes todo el día para consumir la energía.

Del mismo modo, te recomendamos comer de 4 a 6 comidas al día para asegurarte de que no haya un descenso en la tasa metabólica. Ten en cuenta que cuando el cuerpo tiene hambre, ralentiza el metabolismo.

4.-Practica la respiración abdominal

El oxígeno es esencial para el proceso metabólico. Sin oxígeno, no puede haber consumo de grasa. Asimismo, la respiración abdominal profunda y bien conducida aumenta el metabolismo e incluso te hará sudar.

Para acelerar tu metabolismo, debes practicar la respiración con el abdomen en lugar del pecho. La respiración abdominal por un lado, aporta mucho más oxígeno que la respiración de pecho y, por otro lado, ayuda a que te relajes al eliminar la tensión nerviosa y el estrés. Ciertamente, el estrés produce hormonas que ralentizan el metabolismo y promueven el almacenamiento de grasas.

5.-No olvides la actividad física

Por último, debes tomar en consideración que el ejercicio físico es una de las claves para tener una vida saludable y para garantizar el correcto funcionamiento del cuerpo y la mente. De hecho, 30 minutos de ejercicio al menos todos los días, permiten acelerar el metabolismo y aumentar el gasto de calorías.

Fitness en casa.

Además, el entrenamiento intenso de cardio también acelera tu metabolismo: de hecho, correr, ir en bicicleta o nadar aumentan tu gasto calórico y, en consecuencia, la quema de grasa se acelera.

En general, cualquier actividad física te permite aumentar naturalmente el metabolismo. Las mismas tareas domésticas, la jardinería, el bricolaje y el mantenimiento del automóvil son actividades para gastar energía.

Para acabar, recuerda que al tratar de comprender el origen del metabolismo lento, la genética no es el único factor determinante. Siguiendo estos simples consejos, estamos convencidos que puedes enseñar a tu cuerpo a quemar calorías más rápido y controlar tu peso.