Consejos para dormir mejor

Francisco María García 15 junio, 2018
La perturbación del sueño también aumenta los trastornos relacionados con el estrés, como es el caso de úlceras estomacales, depresión, enfermedades cardíacas y estreñimiento; los médicos nos demuestran que existen varios consejos para dormir mejor

Descansar bien debe ser uno de los hábitos principales en la rutina diaria de cualquier persona que quiera llevar un estilo de vida sano. Hoy en día, la mayoría de los adultos llevan rutinas agotadoras de trabajo; no se descansa lo necesario, y con ello vienen las enfermedades crónicas por la privación del sueño.

Diferentes estudios científicos han comprobado que más del 50% de las personas sufren insomnio en algún momento de su vida. Además, tener un sueño interrumpido o privarse del mismo puede traer asociado el debilitamiento del sistema inmunológico, afectar la memoria y al desempeño mental y físico.

Desconectarse de la tecnología

Según diferentes estudios científicos, la luz emitida por los aparatos electrónicos suprime la melatonina; es decir, que las pantallas de nuestros dispositivos digitales eliminan la hormona que ayuda a dormir. Por ello, apagar los aparatos tecnológicos es el primer consejo para dormir mejor.

Es preciso establecer la cama como un lugar solo para dormir; si la usamos para ver series o películas, entrar a las redes sociales o enviar mensajes, esto no nos ayuda a relajarnos. Por el contrario, se produce un efecto de desvelo, haciendo más difícil conciliar el sueño.

¿Cómo afecta dormir poco?

Establecer horarios

Es necesario organizar nuestros horarios para establecer una hora específica para irnos a dormir durante la semana; para eso, es importante calcular el tiempo que disponemos para descansar.

Además, es aconsejable dormir aproximadamente entre seis u ochos horas como mínimo por día; sobre todo para la mayoría de los adultos que llevan una intensa actividad laboral.

Consejos para dormir mejor: realizar ejercicio físico

Mantenerse activo durante el día y realizar ejercicio físico es otro hábito básico para lograr tener una salud sana e integral. Una caminata de media hora al día puede ser suficiente para conciliar mejor el sueño.

Cuando realizamos una actividad física, gastamos más energía y el metabolismo se pone en funcionamiento; con ello, el organismo estará cansado y dormiremos más rápidamente, se consigue descansar más tiempo alcanzando un sueño más profundo y disminuye la posibilidad de padecer de insomnio.

Evitar ciertos alimentos

Hay hábitos alimenticios que no ayudan a descansar correctamente; por el contrario, una mala alimentación nos puede generar trastornos del sueño impidiendo descansar bien.

La primera sugerencia es no consumir cafeína antes de acostarnos, es decir, evitar el consumo de café, de té o de algunos medicamentos que poseen cafeína. Está demostrado que en muchas personas su efecto dura más tiempo, con la consiguiente imposibilidad de coger el sueño durante la noche.

Por otro lado, hay que evitar el consumo de alcohol, sobre todo durante la noche antes de acostarnos. Aunque se sabe que el alcohol genera somnolencia y nos quedamos dormidos, este efecto dura pocas horas; la consecuencia será que nos despertemos varias veces durante la noche, impidiendo lograr un descanso continuo y placentero.

Por último, evitar el tabaco es fundamental para dormir mejor; en realidad, fumar tiene graves consecuencias que afectan integralmente nuestra salud. Hay que saber que la nicotina provoca en el organismo el efecto contrario a conseguir dormirnos con facilidad durante la noche.

¿Qué hacer si no podemos dormir?

A pesar cumplir con todos los consejos para dormir mejor o de llevar un estilo de vida lo más saludable posible, puede suceder que diversas circunstancias nos dificulten dormir bien.

Causas del insomnio.

Existen algunos consejos puntuales para estos casos. Como primer consejo, si no podemos dormir no hay que quedarse en la cama dando vueltas; lo mejor es levantarse, tomar un poco de agua, pasear por la casa, y leer un libro o revistas hasta que notamos que empezamos a tener sueño.

El segundo consejo es poner música instrumental o de meditación, que ayuden a relajarnos para lograr el estado que necesitamos para dormir plácidamente. En la actualidad existen varias prácticas de meditación que ayudan a calmar la mente, liberando al cuerpo del estrés diario con el objetivo de conseguir un estado de relajación.

Te puede gustar