Consejos para elegir una alfombra de gimnasio

Pilar Gimeno Landa · 20 abril, 2019
¿Sabes cuáles son los requisitos que tiene que reunir una alfombra de gimnasio para ser de buena calidad? Aquí te contamos los principales, para que hagas una buena compra y puedas disfrutar de este elemento durante muchos años. 

Elegir una alfombra de gimnasio es una tarea que merece su tiempo y atención. Aunque a priori la mayoría de ellas tengan un aspecto similar, debes saber que existen muchos tipos. Para que la elección sea más sencilla, a continuación te explicamos cuáles son los aspectos que debes tener en cuenta.

Además, también comentaremos en este artículo lo importante que es escoger una alfombra de gimnasio de calidad. Tal y como vas a comprobar, se trata de un elemento mucho más importante de lo que creemos.

A menudo nos centramos en la práctica deportiva y pasamos de largo de los elementos necesarios para llevarla a cabo. No obstante, ambos son igual de importantes; si falla uno de ellos, será imposible lograr los objetivos que nos hemos marcado.

La importancia de una buena alfombra de gimnasio

La alfombra de gimnasio es uno de los elementos deportivos más utilizados. Se trata de una pieza clave del pilates, del yoga o de muchas rutinas de fitness. Además, se puede utilizar tanto en casa como en el gimnasio y se transporta fácilmente.

Si adquieres una buena alfombra de gimnasio, puedes utilizarla por un montón de años. Por lo tanto, merece la pena hacer una pequeña inversión y comprar una que sea de calidad. 

Además, hay que tener en cuenta que la alfombra no solo aporta comodidad; también previene lesiones y facilita la práctica deportiva. Por todo ello, te recomendamos que prestes atención a las recomendaciones que hemos recopilado. Si las aplicas a la hora de comprar tu alfombra, el resultado seguro que es una buena compra.

1. Grosor adecuado

El primer aspecto que tienes que tener en cuenta a la hora de escoger una alfombra de gimnasio es su grosor. Evita las que sean demasiado finas porque te impedirán ejercitarte de forma cómoda. Además, aumentan el riesgo de padecer lesiones.

Con una alfombra de gimnasio adecuada, podemos ejercitarnos en casa sin problemas.

Escoge más bien las que sean de grosor medio o grueso. Estas aíslan del frío o calor del suelo y mantienen una temperatura constante; también soportan mejor el peso.

En el caso de que realices ejercicios de impacto, la alfombra deberá ser especialmente gruesa. De este modo, absorberá los golpes y te ejercitarás de forma más cómoda. 

2. Escoge una alfombra de gimnasio del tamaño apropiado

Muchas personas escogen una alfombra pequeña para transportarla más fácilmente. Este es un grave error, ya que será imposible que realicemos cada ejercicio con comodidad.

Es fundamental que la alfombra sea más grande que nosotros. Antes de comprarla, debemos tumbarnos en ella estirando las piernas y comprobar que cabemos totalmente.

Una alfombra pequeña impide que realicemos el ejercicio correctamente. Además, estar en contacto directamente con el suelo no es recomendable. Los cambios de temperatura y la ausencia de protección frente a los impactos son dos grandes peligros.

3. Siempre acude a tiendas especializadas

A la hora de comprar una alfombra de gimnasio, te darás cuenta de que la puedes conseguir en un montón de tiendas, tanto físicas como de internet. El mejor consejo es que no compres la primera que veas, sino que compares y elijas una de calidad. 

Para realizar una buena compra, debes escoger una tienda especializada. Esto no quiere decir que tenga que ser una alfombra cara o de una marca concreta. En las tiendas especialistas encontrarás profesionales que te asesorarán y te ayudarán a escoger la mejor opción.

Desconfía de las alfombras demasiado baratas; lo más probable es que su vida útil sea mucho más corta. Además, provocarán que no puedas realizar los ejercicios correctamente y con comodidad. 

4. Material antideslizante

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de elegir una alfombra de gimnasio es el material con el que esté fabricada. De todos los disponibles, te recomendamos que escojas uno con propiedades antideslizantes. 

Ejercicio de Pilates, la sierra.

Es habitual que durante la practica del ejercicio sudemos; como consecuencia, la alfombra se humedece. Esto no es ninguna tontería, ya que puede provocar resbalones que pueden acabar en lesiones. Una alfombra de gimnasio fabricada con material antideslizante evitará estos problemas. 

Si no eliges un buen material, acabarás como muchas personas, que colocan toallas encima de la alfombra para evitar resbalar. Si no tomas esta precaución, es inevitable que la alfombra se acabe moviendo y resulta imposible realizar el ejercicio de forma adecuada.

Con estas consideraciones para elegir una alfombra de gimnasio, ya tendrás una idea más o menos formada de lo que deberás buscar. ¡Consigue una y comienza a realizar tus ejercicios preferidos!

  • Buil Cosiales, P. (2009). El yoga disminuye la incapacidad y el dolor en los pacientes con lumbalgia crónica. FMC - Formación Médica Continuada En Atención Primaria. https://doi.org/10.1016/s1134-2072(06)71795-9
  • Rebullido, T. R., & Lameiro, C. V. (2012). Aplicaciones del Método Pilates en la actividad física y deporte. Revista Digital, EFDeportes.