Consejos para tener mejor sueño

Jorge Camon · 25 mayo, 2018
Dormir poco es uno de los malos hábitos más extendidos, muchas veces no podemos ponerle remedio y nos acabamos agobiando o desistiendo por resignación, pero mejorar el descanso está al alcance de nuestra mano

Conciliar el sueño, a veces, no resulta nada fácil, ya que depende de una serie de factores sociales, psicológicos y fisiopatológicos entre otros. Para ello, a continuación exponemos una lista de consejos para tener mejor sueño.

Evitar bebidas estimulantes

Es muy poco recomendable consumir cafeína, bebidas alcohólicas o bebidas energizantes por lo menos desde seis horas antes de acostarse a dormir; por lo que podemos sustituirlas por bebidas sin cafeína.

Tomar café por la mañana.

Generar un buen clima

Lo ideal sería conseguir un ambiente en el que sentirse cómodo para dormir, como por ejemplo,  una temperatura adecuada, la mayor oscuridad posible y un lugar que evite lo mayor posible los ruidos.

Hábitos alimenticios

Siempre antes de irnos a dormir debemos consumir alimentos suaves, debido a que no es recomendable irnos a dormir con el estómago lleno, pero tampoco es bueno irnos a la cama con el estómago vacíopor lo que lo más recomendable es una comida equilibrada, sana y liviana aproximadamente tres horas antes de ir a dormir.

Actividad física

Realizar ejercicio aeróbico a diario durante 15 minutos es muy recomendable, ya que favorece el ciclo del sueño. La idea más adecuada es realizarlo durante el día y no durante la noche, debido a que esto dificultará la relajación del cuerpo.

Antes de dormir se recomienda hacer ejercicios de relajación y respiración como el yoga. Este es uno de los buenos consejos para tener mejor sueño.

Rutina de sueño

Es importante generar una especie de cronograma a la hora de dormir, para tratar de acostarnos y levantarnos a las mismas horas, lo que favorecerá mucho a relajar tu mente para dormir.

¿Cómo afecta dormir poco?

Evita tomar siestas

Evitar tomar siestas en el día, llegarás a casa en la noche con la necesidad de un buen y merecido descanso, por lo que es recomendable que practiques estos consejos para tener mejor sueño.

Elige el momento adecuado para dormir

Muchas veces nos vamos a la cama pero no tenemos sueño, se recomienda levantarse a leer un libro o a realizar una actividad que nos pueda relajar y cuando tengamos sueño volvemos a la cama.

Toma un vaso de leche

Es muy adecuado tomar un vaso de leche antes de irnos a dormir, la leche contiene un aminoácido llamado triptófano el cual favorece a la producción de serotonina, una hormona que nos ayuda a relajar y a tener un mejor sueño.

Toma una ducha caliente

Aparte de producir un efecto relajante en el cuerpo, también bajará posteriormente la temperatura del cuerpo y producirá sueño en nosotros.

Limpia tu mente

En el caso de que sufras de trastornos de ansiedad o temores que no te dejen dormir, puedes aplicar técnicas de relajación que pueden ayudarte. 

Postura asana en el yoga es un ejercicio para respirar mejor.

La más sencilla y recomendada de las técnicas es respirar de una manera profunda y pensar en algo que sea netamente positivo, o por lo menos procurar evitar tener los problemas que nos agobian en la mente.

Evita las bebidas alcohólicas antes de dormir

Tomar una bebida alcohólica antes de dormir puede ayudar a relajarte, pero su uso en exceso te quita el sueño profundo, y te manteniene en las etapas más ligeras del sueño.

La ingestión excesiva de alcohol también puede contribuir a la alteración en la respiración durante la noche. Además, las personas tienden a despertarse en medio de la noche cuando los efectos del alcohol han pasado.

Toma un baño caliente antes de dormir

El descenso de la temperatura corporal después de salir del baño puede ayudar a sentirse somnoliento, y el baño puede ayudar a relajarte para dormir.

Consulta a un profesional

Si te resulta difícil conciliar o mantener el sueño o te sientes cansado  durante el día, puedes tener un trastorno del sueño. El médico de la familia o un especialista te orientará y te dará su mejor opinión.

Esto es importante para descartar otros problemas de salud o emocionales que te puedan perturbar el sueño y afectar tu salud.