Consejos para vivir sin estrés

Francisco María García · 28 febrero, 2018
Nervios, ansiedad y sensación de no controlar nuestra vida, el estrés es el principal causante de los dolores de cabeza de la sociedad actual, pero podemos ponerle las cosas muy difíciles si queremos

El estrés es conocido como una enfermedad silenciosa. De hecho, puede convertirse en un factor determinante que desencadene futuros padecimientos.

En la agitada vida que hoy en día se lleva tanto en las grandes como en las pequeñas ciudades, es fundamental controlarlo. Vivir sin estrés es posible pero definitivamente es necesario seguir algunas pautas básicas.

¿Por qué se genera el estrés?

Lograr vivir sin estrés es conseguir un equilibrio perfecto que se traducirá en mayor tranquilidad y por ende en mayor felicidad. Sin embargo, controlar el estrés resulta en muchas ocasiones un poco complicado.

Dependiendo de la situación que la persona está atravesando se podrá mejorar los niveles de estrés con pequeños cambios o acciones en el día a día. En algunos casos también se podrá requerir la ayuda de un profesional.

Las razones por las que se genera el estrés pueden ser tan variadas como seres humanos hay en el planeta. Este padecimiento está relacionado con los problemas que aquejan en mayor o menor medida a todas las personas: salud, economía, familia, pareja y trabajo.

A todo lo anterior se le suma la fortaleza con la que la persona le hace frente a las dificultades cotidianas, así como también a sus niveles de sensibilidad.

¿Cómo vivir sin estrés?

Organización

En muchas ocasiones, la falta de una organización efectiva deriva en situaciones estresantes. Tener una agenda organizada es sinónimo de tener más tiempo de calidad para sí mismo como para compartir con los demás. En este sentido, la organización es clave para lograr vivir sin estrés o por lo menos bajar los niveles del mismo considerablemente.

Tener un hobby

Tener un hobby o practicar alguna actividad física son algunos de los simples cambios que se pueden incorporar a la rutina diaria. Estos cambios son fundamentales y muy recomendables para eliminar el estrés.

Caminar por media hora todos los días, inscribirse en clases de natación y leer un buen libro son algunas de las muchas actividades que pueden ponerse en práctica para controlar el estrés.

Los beneficios de correr para el cuerpo humano

Conocer nuevos lugares y personas

Mantener la mente ocupada es importante para evitar pensar demasiado en situaciones estresantes. Muchas personas encuentran paz participando en la organización de eventos, conociendo nuevos lugares y también a personas. Estar en contacto con la naturaleza también se puede traducir en un oasis de paz para el cuerpo y la mente.

Tomar el control

Cada persona es responsable de tomar el control de su vida, y hacerlo resulta beneficioso para vivir sin estrés. Perseguir las metas y sueños a través de un plan claro es parte de ese recorrido que se traducirá en bienestar. Una vez más, la organización es el punto clave para tomar el control y conseguir una vida más plena y feliz.

Meditación

Una de las actividades más recomendables para controlar el estrés diario es la meditación. El yoga, en cualquiera de sus estilos, también es una disciplina recomendada para encontrar el balance perfecto y la conexión entre el cuerpo y la mente.

Controlar el estrés

Hacerles frente a los miedos

Los miedos se traducen en estrés, por ello es necesario conocerlos y enfrentarlos de la manera que corresponda en cada caso. Dependiendo de la situación, puede ser necesario acudir a un especialista.

Entorno social

Es importante desarrollar un entorno social saludable. Rodearse de amigos y compañeros con una visión positiva de la vida se traducirá en mayor bienestar personal. La energía se contagia, así que para controlar el estrés es fundamental dejar de frecuentar aquellas personas que son negativas y pesimistas la mayor parte del tiempo.

Cuidar el cuerpo

Una alimentación balanceada y hacer ejercicios diariamente se traduce en una vida mucho más feliz. Está comprobado que ciertos alimentos ayudan a elevar los niveles de estrés. La idea es comer lo que a cada persona le gusta, pero sin caer en los excesos.

Encontrar el balance, dormir bien, divertirse y hacer alguna actividad deportiva son claves para una vida sin tantas preocupaciones; basta con tener un poco de voluntad para ello.

Divertirse

Hacer tiempo en la agenda para sí mismo o para compartir con familia y amigos es importante en todo este proceso. Divertirse, ir a conciertos o quizás a un museo o simplemente ir a pasear al parque con los amigos, son actividades muy simples que definitivamente están relacionadas con la felicidad.

Manejar el presupuesto

El dinero es uno de los principales factores causantes del estrés. Por ello, es importante que cada persona aprenda a manejar muy bien sus finanzas y así evitar preocupaciones en exceso. La clave más importante es no gastar más de lo que se tiene.