Dieta durante la menopausia

Hablar de forma generalizada de la menopausia es imposible, ya que cada mujer vive este proceso de un modo diferente, por lo que para algunas son unos meses, en ocasiones llega a costar años

La menopausia aparece sobre los 50 años y provoca en la mujer cambios tanto a nivel físico como hormonal. Por ello es necesario adaptar la rutina al cambio que está afectando al cuerpo y como no también la alimentación. A continuación hablamos de la dieta durante la menopausia.

Cada mujer, un mundo

El cuerpo experimenta cambios a los que es necesario adaptarse y llevar de la mejor manera hasta que el organismo vuelve a estabilizarse.  En cambio, para otras mujeres la menopausia pasa desapercibida. Progresivamente el período va distanciándose en el tiempo y siendo menos abundante.

Los síntomas son muchos y pueden aparecer de diferentes formas e intensidades. Los más típicos son los habituales sofocos que aparecen en el momento más inesperado. Junto a este también se encuentran otros tales como los cambios de humor, la sequedad vaginal o el aumento de peso.

Adaptarse a la dieta durante la menopausia.

Sea cual sea tu caso lo que está claro es que es una etapa de la vida en la que hay que mimarse más de lo habitual. Es importante llevar una vida sana y consumir alimentos que faciliten este proceso. No hay que olvidar que la menopausia es uno de los cambios más importantes a todos los niveles que efectúa la mujer durante toda su vida.

Alimentos que debes tomar

La dieta durante la menopausia debe ser diferente a la habitual. El cuerpo está afrontando unos cambios y por ello hay que darle los nutrientes que necesita. No es necesario realizar un cambio radical en cuanto a alimentación, tan solo hay que incluir algunos alimentos o tomarlos con mayor frecuencia.

Incluir la leche en la dieta de la menopausia.

En la dieta durante la menopausia es beneficioso incluir los siguientes alimentos:

  • Calcio. La osteoporosis aparece en muchas ocasiones tras la menopausia. Los huesos comienzan a desgastarse, volverse más frágiles y además provoca dolores y limitaciones en la movilidad. Los alimentos ricos en calcio contribuyen al fortalecimiento del sistema óseo por lo que es importante tomarlos diariamente.
  • Hierro. Durante la menopausia es frecuente que las mujeres tengan anemia. Los periodos irregulares pueden contribuir a una mayor pérdida de sangre y por lo tanto a la anemia. Para combatir la anemia se pueden tomar alimentos ricos en este mineral como las sardinas o las lentejas. Otra opción es tomarla en pastillas que recetará el médico de cabecera. En el caso de cápsulas se deben tomar acompañadas de zumo u otro alimento ácido para que sea más sencillo asimilarlo.
  • Líquidos. Durante la menopausia es habitual la retención del líquidos. Es por ello que es recomendable aumentar la ingesta para prevenir estos problemas. Si te cuesta beber un litro y medio de agua al día completa esta cantidad bebiendo algún té a lo largo del día.
  • Fibra. Los problemas digestivos y el aumento de la grasa son otros de los problemas que pueden aparecer durante la menopausia. Para combatirlos es beneficioso tomar fibra. Es muy sencillo incorporarla en tu día a día. Cereales, fruta, verdura…

Rutinas durante la menopausia

Además de cuidar la alimentación hay otros muchos cambios que puedes incluir en tu día a día. Todos ellos contribuirán a una mejor calidad de vida y a que la menopausia sea más llevadera. Algunos de los cambios que proponemos son los siguientes:

  • Realizar una hora de ejercicio al día. Cada vez somos más sedentarios y no hay que olvidar que el ejercicio diario es fundamental para mantenernos en forma. Durante la menopausia no iba a ser menos y por ello hay que realizar ejercicio de forma regular. Comienza a salir a pasear si puede ser con compañía para que sea más ameno y no abandones tu nueva rutina. Enseguida te notarás más ágil y ligera.
  • Comparte tus experiencias. La menopausia es un proceso que suele llevarse en silencio. Parece que la mujer lo tiene que disimular o que no se puede hablar abiertamente del tema. Comenta tus sensaciones con tus amigas, infórmate y visita a tu médico de cabecera si es necesario. No olvides que es un proceso normal que más pronto o tarde acabarán pasando todas las mujeres.
Te puede gustar