¿Qué es el entrenamiento invisible?

15 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el especialista en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte Marcos Castro Alonso
En la actualidad, tanto los deportistas profesionales como la gente que practica deporte habitualmente empiezan a concienciarse de la importancia ya no solo del tiempo de entrenamiento, sino de los cuidados entre sesiones de entrenamiento.

Muchas personas practicantes habituales de cualquier deporte o actividad física suelen centrar todos sus esfuerzos en la sesión de entrenamiento, descuidando en muchos casos el tiempo que invierten antes y después de las sesiones. Conoce por qué es tan importante el denominado entrenamiento invisible.

Para que un deportista logre todos sus objetivos, es fundamental estar al tanto de una serie de factores como la alimentación, el descanso y la hidratación. Todos ellos en su totalidad conforman el entrenamiento invisible.

¿Qué es lo que se conoce como entrenamiento invisible?

En líneas generales, podemos afirmar que el entrenamiento invisible son todas esas acciones que el deportista hace entre sesión y sesión de entrenamiento. Tal como está enfocado el deporte hoy en día, para poder destacarse en una disciplina es esencial dominar los tres picos del triángulo que conforma la preparación del deportista:

  • Dominar el apartado físico, es decir el propio entrenamiento en sí.
  • Controlar en todo momento el aspecto mental.
  • Saber administrar todos los factores externos al entrenamiento entre cada sesión.

Diferencias en el entrenamiento invisible de un amateur y un profesional

En este sentido, debemos afirmar que la exigencia del entrenamiento invisible es mucho mayor en un deportista de élite que en cualquier practicante habitual de deporte. En un deportista amateur, el entrenamiento invisible se centrará en gran medida en llevar un estilo de vida saludable.

Por otro lado, cuando hablamos de deporte de élite, este factor se vuelve mucho más exigente. En tales casos, se deben cuidar todos los detalles que veremos a continuación con sumo cuidado.

Para abrir un gimnasio hace falta una visión amplia y corporativa.

¿Cuáles son las claves del entrenamiento invisible?

Para que el entrenamiento invisible sea lo más eficiente posible y el deportista puede ver sus resultados tanto en entrenamiento como en la competición, es conveniente prestar atención a las siguientes cinco claves:

1. El tiempo de descanso

El tiempo de descanso es fundamental para un buen rendimiento deportivo. El sueño es la mejor herramienta para la recuperación total de un deportista después de un trabajo intenso.

Cuando el ser humano está descansando, el organismo elimina sustancias perjudiciales y, al mismo tiempo, se produce una regeneración celular. Si lo que queremos es sacar el máximo provecho del descanso, debemos al menos dormir 9 horas, respetando los horarios de descanso.

2. Llevar una alimentación correcta

Llevar una dieta equilibrada y variada se convertirá en un factor diferencial en el entrenamiento invisible. Además, en este punto deberemos prestar atención tanto a las características propias del deportista como a la disciplina que practica. Esto último se debe a que, según la disciplina o las características del propio deportista, tendremos unas necesidades nutricionales u otras.

Al mismo tiempo, también deberemos hacer hincapié en mantener unos buenos niveles de hidratación durante las 24 horas. Este será un elemento clave a la hora de evitar cualquier episodio de deshidratación durante la competición o entrenamiento.

3. Mantener una buena higiene

El deportista deberá tener presente y cuidar diferentes aspectos que pueden afectar a su organismo. Uno de ellos es la higiene, incluyendo ciertos puntos que pueden tener gran influencia en su rendimiento.

Cada club deportivo posee normas de higiene que se deben respetar.

Algunos aspectos como mantener una buena salud bucodental, ducharse una vez finalizada cada sesión, tener en buen estado el material deportivo o el uso de crema solar cuando es necesario serán algunos puntos para tener muy en cuenta.

4. Importancia del postentrenamiento

Tan importante es el entrenamiento como lo que realizamos una vez que ha finalizado. Unas líneas más arriba mencionamos la importancia de las horas de descanso en el rendimiento y, al mismo tiempo, la relevancia que tienen las acciones que realizamos una vez finalizada la sesión.

Hacer unos buenos estiramientos, realizar algún tratamiento de crioterapia o recibir algún masaje descontracturante serán acciones que se deberán tener muy en cuenta en nuestro entrenamiento invisible.

5. Mantener en todo momento una gran motivación

Por último, y no por ello menos importante, aparece la parte psicológica. Será clave en todo momento la forma en la que como deportistas afrontamos cada sesión y nuestro día a día.

Saber lidiar con los momentos de estrés y sobreponernos a ellos ayudará a que nuestro rendimiento deportivo sea lo más elevado posible. Al mismo tiempo, no debemos dudar, y si en algún momento es necesario echar mano de un profesional en este ámbito, hacerlo sin ningún tipo de dudas.

La importancia del principio de supercompensación

El principio de supercompensación es el resultado del entrenamiento realizado y la recuperación posterior. Si uno de estos dos factores falla o no lo cuidamos, no podremos lograr las adaptaciones necesarias y, por lo tanto, el trabajo realizado será en vano.

El descanso es una parte central del entrenamiento invisible.

Entrenar a unos niveles de intensidad acordes a nuestras características y respetar los períodos de descanso posteriores será clave para lograr nuestros objetivos de entrenamiento. De no ser así, corremos el riesgo de sufrir síntomas de sobrentrenamiento y sufrir cualquier tipo de lesión.

Conclusiones

Como hemos podido observar, el entrenamiento invisible es uno de los factores diferenciales a la hora de lograr un buen rendimiento deportivo. Además, cualquier persona se beneficiará por llevarlo a cabo, puesto que hace especial hincapié en llevar un estilo de vida saludable.

  • Barnett, A. (2006). Using recovery modalities between training sessions in elite athletes. Sports Medicine, 36(9), 781-796
  • Bompa, T. O. (2003). Periodización del entrenamiento, teoría y metodología del entrenamiento. Barcelona: Hipano Europea.
  • Mah, C.D., K.E. Mah, E.J. Keririan, and W.C. Dement (2011). The effects of sleep extension on the athletic performance of collegiate basketball players. Sleep 34:943-950.