7 formas de reducir el estrés

7 agosto, 2018
Vivir estresado es una forma de no disfrutar de las personas que nos rodean, el trabajo y las obligaciones diarias nopueden convertirse en una pantalla que nos impida ser felices y valorar cada momento, por lo que es encesario aprender a dejar de lado el estrés y relajarnos

El estrés es conocido como una enfermedad silenciosa. La razón es que en muchas ocasiones las personas no se percatan del estrés que están padeciendo hasta que desarrollan otras enfermedades. Por ello es fundamental conocer los síntomas y aprender diferentes formas para reducir el estrés.

¿Qué es el estrés?

El estrés es un padecimiento que sufren todas las personas en determinados momentos de sus vidas. La ansiedad y el nerviosismo que se puede generar por un desafío que se presenta o un cambio inminente es una reacción completamente normal del organismo.

Aunque de forma temporal puede considerarse normal, cuando el estrés se queda de forma permanente durante semanas, meses y hasta años, puede desencadenar otros padecimientos de mayor envergadura.

Sufrir altos niveles de estrés de forma continua puede ser negativo para la salud en general. El estrés puede causar, entre otros padecimientos, tensión alta, problemas cerebro-vasculares y depresión.

De igual forma, el estrés está relacionado con mayores probabilidades de desarrollar enfermedades como el cáncer. De allí la importancia de detectar sus síntomas y aplicar diferentes técnicas para controlarlo.

Las formas más efectivas para reducir el estrés

1.Respirar profundamente

La respiración profunda es una de las técnicas más sencillas y efectivas para controlar episodios de estrés profundo. Muchas personas se desesperan y terminan por realizar respiraciones superficiales.

La mejor técnica para hacer respiraciones profundas consiste en colocar una de las manos sobre el estómago. Luego se debe respirar profundamente, inhalando el aire por al menos tres segundos y después se debe exhalar el aire en siete segundos por la boca.

Muchas personas no le dan la suficiente importancia a la respiración; sin embargo, se trata de uno de los aspectos primordiales para poder reducir el estrés.

Aprender a respirar.

2.Hacer ejercicio

Realizar algún tipo de ejercicio u actividad física es altamente recomendable, no solo para controlar el estrés sino para mejorar la salud en general.  Al hacer ejercicio el cuerpo genera endorfinas que hacen sentir mejor y con más energía a la persona. El ejercicio también es un excelente aliado para liberar frustraciones, rabia y el estrés cotidiano.

Para poder gozar de los beneficios del ejercicio no hace falta ser un deportista de alto rendimiento. Lo importante es realizar una actividad física con la que la persona se sienta cómoda, con el ritmo e intensidad de acuerdo a la edad y tiempo que se lleve practicando el ejercicio.

¿Qué ejercicios elegir? Montar bicicleta, hacer natación o simplemente caminar diariamente puede ser suficiente para mantener el estrés controlado.

Dos chicas caminando por un parque.

3.Relajación muscular

La relajación muscular también es otra de las técnicas más recomendadas para el manejo del estrés. La misma consiste en relajar un determinado grupo muscular. Para ello es necesario tensar los músculos durante 10 segundos aproximadamente y luego relajar el área lentamente.

Claves para controlar el estrés

4.Pasatiempos

La vida no tiene ni debe ser solo trabajo y estrés. Por ello es importante tomarse un tiempo para disfrutar haciendo alguna actividad o pasatiempo que la persona disfrute.

Solo con ir al cine, leer un libro, salir con amigos e ir a la playa con la familia son ideas muy simples y fáciles de poner en práctica. Con ello se rompe la rutina, se descubren nuevos lugares y la mente se relaja alejando el estrés del día a día.

5.Pensamientos positivos

Puede sonar a tópicos, pero los pensamientos positivos atraen buenas energías que se transforman en mejores días. Es importante que la persona se enfoque en todas las cosas buenas que la rodean. Cambiar la perspectiva y tomar una actitud más positiva hará que la vida de un vuelco sin precedentes.

6.Mejorar los hábitos

Los hábitos también pueden predisponer a las personas a sufrir de mayores niveles de estrés. Por ello y por la salud en general, los especialistas recomiendan comer de forma más saludable evitando excesos, eliminar hábitos dañinos como el tabaco o el alcohol, e incorporar el ejercicio al día a día.

Un chico rompiendo un cigarro por la mitad como gesto de no fumar.

7.A veces hay que reinventarse

Los límites sólo están en la mente. En este sentido, si la persona no se encuentra a gusto con su trabajo o estudios, lo más recomendable es que busque la forma de hacer realidad sus sueños y logre trabajar o estudiar para algo que realmente le guste.

El estrés forma parte del día a día. Sin embargo, es posible reducirlo o controlarlo a través de cambios tan simple como la alimentación, los pasatiempos y el ejercicio.

Te puede gustar