La importancia del entrenamiento diario

05 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el fisioterapeuta Joseph Wickman
Entrenar diariamente puede ayudarte a conseguir tus metas antes, pero tienes que ejercitarte con cabeza. Analizamos en profundidad esta cuestión a continuación.
 

El deporte tiene numerosos beneficios para quien lo practica, especialmente a nivel fisiológico, pero también emocional. Por lo tanto, realizar un entrenamiento diario puede tener efectos notables. Sin embargo, también es importante saber cómo entrenar de manera correcta, ya que de lo contrario, los perjuicios pueden ser mayores que los beneficios.

¿Por qué un entrenamiento diario?

Cuando empiezas a practicar un deporte o a hacer ejercicio, es importante establecerte metas: ¿por qué estoy haciendo deporte? ¿Qué quiero conseguir? Estas pautas determinarán cómo modular tus entrenamientos semanales.

Puede que pienses que con dos o tres sesiones semanales es suficiente, pero aunque simplemente quieras mantener tu salud circulatoria, realizar ejercicio todos los días potenciará tus beneficios notablemente. Por lo tanto, la primera razón para realizar un entrenamiento diario es que se pueden conseguir —o superar— las metas más rápidamente.

En segundo lugar está la salud. El ejercicio físico no solo trabaja los músculos, sino que también ayuda a los huesos, la circulación, la musculatura respiratoria, el sistema nervioso, la postura, las articulaciones y el tránsito intestinal, entre otros.

Así, teniendo en cuenta que el cuerpo se adapta al esfuerzo al que lo sometes, el entrenamiento diario trabajará constantemente todos estos aspectos.

En tercer lugar, debes considerar también las endorfinas. Esta hormona aumenta la sensación de bienestar y ayuda a combatir los estados anímicos negativos.

 

Las endorfinas se comienzan a liberar realizando ejercicio físico de manera regular tres veces por semana. No obstante, si trabajas a diario, disfrutarás de sus efectos con mayor frecuencia e intensidad. ¡Cuanto más deporte hagas, más lo disfrutarás!

Por último, también se ha de destacar la importancia de trabajar todos los grupos musculares. Como veremos más adelante, uno de los principales puntos sobre los que se debe hacer hincapié es la variedad. Esto es esencial para prevenir la descompensación muscular, que puede dar lugar a lesiones o patologías crónicas difíciles de detectar.

Sentirse joven es uno de los principales motivos para abandonar el miedo a ejercitarte.

¿Cualquier ejercicio es válido?

Cuando hablamos de deporte diario, no nos referimos a una misma rutina todos los días. Machacar los mismos grupos musculares de igual manera a diario acabará siendo perjudicial.

Por lo tanto, como en otros aspectos de la vida, en la variedad está el gusto, tanto para conseguir los beneficios físicos como los psicológicos, como detalla una investigación publicada por Rheumatology International.

Población general

Si eres una persona que simplemente hace ejercicio para mantener cierta actividad física, lo recomendable sería ir haciendo distintas disciplinas. Por ejemplo, un día salir a correr, otro ir a nadar, al siguiente hacer aeróbic, otro un circuito de 30 minutos, y el día después, una sesión de pesas.

 

Con esta variedad, trabajarás no solo todos los grupos musculares, sino también todos los distintos tipos de fibras dentro de los músculos.

Deportista ocasional

En esta categoría se incluye a las personas que estén en algún equipo o se junten de vez en cuando con amigos para practicar su deporte favorito. Para estos individuos, lo ideal sería entrenar distintos aspectos de dicho deporte tres o cuatro veces por semana, y el resto dedicarlos a caminar o trabajar los músculos de otra manera. Si eres constante en este aspecto, serás mejor que tus compañeros de equipo sin dudas.

Musculación

Para las personas que se dedican a levantar pesas y quieren conseguir el máximo de hipertrofia muscular posible, también será muy importante el entrenamiento diario. En este caso, en los días de descanso entre sesiones de musculación, se ha de realizar ejercicio aeróbico.

Chica realizando trabajos de fuerza en gimnasio.

Algunas opciones son caminar, correr, sesiones cortas de aeróbic o cualquier ejercicio suave que permita normalizar la circulación y oxigenar los músculos.

Deportistas de élite

Incluso los deportistas de más alto nivel varían sus entrenamientos. La mayor parte de los días repiten el gesto deportivo que les interese una y otra vez para llegar a realizarlo a la perfección. Sin embargo, en otras jornadas trabajan la propiocepción o el equilibrio, en tanto que otros días pueden hacer cardio.

 

Mientras no los perjudique en su especialidad, incluso los deportistas de más alto nivel tienen que variar. Esto se hace sobre todo para, como hemos visto, prevenir lesiones.

La importancia del entrenamiento diario

Todos nos podemos beneficiar de un entrenamiento diario, tanto para llegar lo más sanos posibles a la vejez como para sobresalir en nuestro deporte favorito. Para cualquier persona existen beneficios de mantenerse activos todos los días.

La clave está en modular el ejercicio que se realiza. Adaptarlo a las necesidades y objetivos, y sobre todo alternar y variar los tipos de trabajos. De lo contrario, si machacas siempre los mismos músculos, sereás más propenso a las lesiones.

Por último, cometiendo ese error también desgastarás las articulaciones y serás más susceptible a las tendinitis, los esguinces y demás patologías. Por lo tanto, ¡planéate las sesiones correctamente, hazlas con cabeza y disfruta mejorando!

 
  • H. Lim, Y. Moon, M. Lee. Effects of home-based daily exercise therapy on joint mobility, daily activity, pain, and depression in patients with ankylosing spondylitis. Rheumatology International volume 25, pages225–229(2005)
  • J. van Dijk, K. Tummers, C. Stehouwer et al. Exercise Therapy in Type 2 Diabetes. Diabetes Care; 35(5): 948-954 (2012)
  • R. Speisman, A. Kumar, A. Rani. Daily exercise improves memory, stimulates hippocampal neurogenesis and modulates immune and neuroimmune cytokines in aging rats. Brain, Behavior, and Immunity. Volume 28, Pages 25-43 (2013)