La cafeína en el deporte

Yamila Papa Pintor 31 enero, 2018
Son muchas las leyendas en torno a como influye la cafeína en el desarrollo de la actividad deportiva, y lo cierto es que tiene tanto beneficios conmo algunas contraindicaciones

¿El café y el ejercicio van de la mano? Algunos afirman que sí, debido a que la cafeina es una sustancia estimulante que nos pueden servir para rendir mejor; sin embargo otros indican que sus contraindicaciones en la práctica deportiva son altas y no debemos dejarlas de lado.

Para indagar más sobre esas afirmaciones, en este artículo expondremos los pros y los contra de los efectos del consumo de esta bebida en los deportistas.

¿Cafeina sí o cafeina no?

Esta es una pregunta tan completa como el “ser o no ser” de Hamlet… pero que trataremos de encontrar una respuesta, quizás no del todo ‘filosófica’ pero sí biológica o fisiológica.

El consumo de cafeina es un tema que incluso podría considerarse ‘tabú’ y es bastante discutido por los fanáticos del fitness: algunos afirman que no debemos beber café si hacemos deportes y otros aseguran que gracias a esta bebida pueden rendir mejor. ¿A quiénes le creemos?

Quizás no se trata de creer o no creer, sino de prestar atención y comparar cuáles son los efectos y contraindicaciones que el café tiene en nuestra salud en general y si entrenamos en particular.

Para empezar, debemos saber que la cafeína es una sustancia natural presente no solo en el café, sino también -en menores proporciones- en el té, los refrescos y el chocolate.

Este elemento se absorbe rápidamente en el organismo y en poco tiempo se distribuye por las diferentes células. Una hora después de la ingesta es cuando alcanza su máximo pico de concentración en sangre y el efecto se mantiene, cada vez en menor medida, durante cuatro o cinco horas: lo eliminamos poco a poco con la orina.

Mientras está ‘en su mejor momento’ la cafeína excita el sistema nervioso y aumenta la sensación de alerta; por este motivo se emplea cuando por ejemplo tenemos que estudiar o permanecer despiertos muchas horas.

Entre sus efectos, reduce la somnolencia, aumenta la concentración y nos hace estar ‘más activos’, muchas personas optan por beber una taza de café poco antes de ir al gimnasio o comenzar el entrenamiento, sobre todo si es de larga duración.

La cafeína puede incrementar la resistencia a la fatiga postejercicio, influir en la absorción de sodio y calcio (dos nutrientes indispensables), mejorar la reposición de glucógeno y aumentar la oxidación de las grasas.

Cafeína, café, té, deporte, salud, nutrición, efectos
En cualquier caso, el consumo bebidas con cafeína ha de ser moderado.

Entonces… ¿puedo tomar café antes de entrenar?

Eso queda a criterio de cada deportista, porque si bien la cafeína tiene efectos que pueden considerarse como ‘positivos’ para el organismo, lo cierto es que también hay contraindicaciones que no podemos dejar de lado.

Ingerir esta sustancia trae como consecuencia una sobreexcitación nerviosa, que si la sumamos al ejercicio, por ejemplo aeróbico (CrossFit, HIIT, TaeBo, spinning o similares), podemos sufrir taquicardias, temblores, nerviosismo, agitación, sudoración excesiva -no siempre es beneficioso transpirar a mares- y dolor de cabeza.

Por otra parte, tal y como sucede con ciertas sustancias que podemos consumir para incrementar el rendimiento o reducir los calambres y contracturas, la cafeína ‘enmascara’ o ‘esconde’ las posibles lesiones ocasionadas por el ejercicio intenso.

Como si no fuese suficiente, en algunas personas el café provoca problemas estomacales e intestinales: diarrea, dolor abdominal, úlceras, gastritis o flatulencias. Esto se debe a que la cafeína incrementa la producción ácida en el estómago, la cual puede verse incrementada por ciertos tipos de ejercicios.

cafeína, cafe,té
Es importante acompañar el consumo de cafeína con hidratarse.

Por último, pero no por ello menos importante, el principal ingrediente de esta bebida que se consume fría o caliente puede llevar a la deshidratación debido a que tiene efectos diuréticos.

Los excesos de ciertas sustancias como esta no son buenos en ningún momento del día, practiquemos ejercicio o no.

Recuerda que para contrarrestar este efecto es fundamental beber al menos medio litro de agua por cada hora de ejercicio y no esperar a sentir sed para consumir líquidos.

Podemos llegar a la conclusión entonces que la cafeína no es una herramienta ideal para aquellas personas que practican deporte, pero por supuesto todo dependerá de cada persona, de las cantidades que consuma o de las veces a la semana que ingiera café antes de entrenar.

Te puede gustar