La dieta vegetariana en el embarazo ,¿ son compatibles?

Jorge Camon · 30 abril, 2018
Si normalmente llevas una dieta vegetariana, habrá que tener en cuenta que durante este periodo es necesario extremar las precauciones y controlar más que nunca el equilibrio nutricional de los alimentos que ingerimos

La dieta vegetariana en el embarazo -que consiste en no consumir carne, aunque hay varios grados de vegetarianismo, como por ejemplo los que incluyen pescado en su dieta y otros que no comen carne ni pescado, pero si toman leche o huevos- tiene ciertos riesgos si no tienes en cuenta recomendaciones nutricionales y una dieta adecuada.

Aquellos vegetarianos que excluyen de su dieta cualquier producto de origen animal son conocidos como veganos.
Si estás embarazada, no olvides comentarle a tu ginecólogo que sigues una dieta vegetariana o vegana. Él te proporcionará las pautas de alimentación necesarias.

Riesgos de la dieta vegetariana en el embarazo

Aunque sigas una dieta vegetariana en el embarazo, tus necesidades energeticas y nutricionales seran las mismas que aquellas mujeres que no siguen estos tipos de dietas. Sin embargo, existen algunas excepciones que vamos a comentar a continuación:

1. Mejorar la absorción de hierro durante el embarazo
Nuestro organismo asimila fácilmente el hierro que contienen los alimentos de origen animal, pero tiene dificultades para asimilar el hierro que contienen los alimentos vegetales.

La dieta vegetariana en el embarazo.

Por este motivo, se recomienda que el hierro se ingiera junto a alimentos ricos en vitamina C o derivados de la soja fermentados (tofu, salsa de soja, miso, kéfir, tempeh,…). Estos favorecen la absorción y asimilación del hierro presente en alimentos de origen vegetal.

También hay que tener en cuenta que el salvado de los cereales integrales, los oxalatos (abundantes en las espinacas) y los taninos del té, inhiben la absorción del hierro.

2. Vitamina B12 para las embarazadas veganas
En las dietas vegetarianas, los huevos y los lácteos garantizan los requerimientos de este nutriente.

Sin embargo, si la embarazada sigue una dieta vegana, deberá recurrir a alimentos enriquecidos con esta vitamina (hoy en día, en el mercado podemos encontrar derivados de soja y cereales de desayuno enriquecidos con vitamina B12, por ejemplo).

3. Las embarazadas necesitan ingerir calcio de fácil absorción
Éste se encuentra en los lácteos de origen animal. De nuevo, las seguidoras de la dieta vegetariana no tendrán problemas siempre que adecuen su régimen a su embarazo.

Las seguidoras de la dieta vegana deberán aumentar la ingesta de alimentos ricos en calcio dentro de sus opciones (derivados de la soja, frutos secos, sésamo, legumbres) en tanto que el calcio de estos se asimila peor.

Consejos para embarazadas vegetarianas y veganas

Ser vegetariana o vegana y estar embarazada no es incompatible, pero es necesario prestar especial atención a ciertos aspectos de la alimentación.

En el caso de las personas vegetarianas, los productos lácteos, los huevos y la miel pueden constituir valiosas fuentes de proteínas, vitaminas y minerales.

beber leche durante el embarazo.

Pero si no se consumen estos alimentos porque se ha decidido excluir todo producto animal de la dieta, o se está llevando a cabo una dieta vegana, es imprescindible asegurarse que se obtienen suficientes proteínas vegetales que compensen esta carencia.

Para ello, debe asegurarse la ingesta de una dieta equilibrada y variada que incluya diariamente cereales integrales, legumbres, frutas y verduras, productos procedentes de la soja y frutos secos, aunque estos últimos en menor cantidad debido a su elevado aporte calórico.

Las vitaminas liposolubles (la vitamina A, entre otras) son asimiladas mejor por nuestro organismo si se toman acompañadas de alimentos ricos en lípidos.

O algunos minerales; por ejemplo, el hierro presente en los alimentos se asimila mejor si se ingiere con otros alimentos ricos en vitamina C y peor si se consume junto a alimentos ricos en oxalatos o taninos.

Beneficios para llevar un embarazo vegetariano

Uno de los beneficios de las dietas vegetarianas es el bajo aporte de grasas saturadas, así como el nulo aporte de colesterol, que sólo se encuentra en el reino animal.

Además, las frutas y vegetales contienen mayor cantidad de fibra, especialmente los cereales integrales. La dieta vegetariana ejerce un poder cardioprotector y ayuda a prevenir la obesidad.