La influencia de la dieta en la menopausia

Aunque cuidemos en la alimentación durante la menopausia, no hay que olvidar que una vida saludable debe estar siempre acompañada del ejercicio, ya que la actividad física es el complemento fundamental a una dieta equilibrada

La menopausia es una etapa en la que la mujer atraviesa un drástico cambio. Cada una lo vive de una manera distinta y experimenta cambios diferentes. Lo que esta claro es que para todas ellas es un momento difícil aunque en mayor o menor medida. La alimentación es fundamental para que sea un proceso más llevadero, por ello en este post hablamos de la influencia de la dieta en la menopausia.

Te recordamos que no podemos olvidar realizar algo de ejercicio diariamente, aunque sea caminar durante una hora. Te ayudará a sentirte más ágil, activa y con mejor salud.

Cada mujer, un mundo

Como hemos comentado anteriormente, la menopausia es un proceso personal. Con esto queremos decir que cada mujer lo vive de una forma diferente. La menopausia es mucho más que el cese de la menstruación, ya que viene acompañada de un gran abanico de síntomas y cambios.

Dieta durante la menopausia.

Si hablásemos con varias mujeres que han atravesado el proceso de la menopausia seguro que cada una de ella nos narraría síntomas diferentes. También el proceso hasta que la menstruación desaparece por completo tiene una duración diferente para cada mujer.

Los síntomas más comunes son los siguientes:

  • Sofocos
  • Sudoraciones
  • Cambios en el estado de ánimo
  • Aumento de peso
  • Anemia
  • Insomio
  • Dolor en los huesos y articulaciones

Por ello cada mujer tendrá que realizar una dieta adaptada a sus síntomas. A continuación te damos unos consejos sobre la influencia de la dieta en la menopausia. En términos generales una mujer tendrá que prestar atención a la ingesta de los alimentos que presentamos a continuación.

El calcio, fundamental para la salud ósea

La menopausia está relacionada en muchas ocasiones con la aparición de la osteoporosis. De hecho, el 50% de las mujeres mayores de 50 años sufren esta enfermedad. La osteoporosis consiste en la disminución de la densidad del tejido óseo. Como consecuencia los huesos se vuelven más frágiles y por lo tanto la debilidad y las roturas son mucho más comunes.

Un buena forma de prevenir la aparición de esta enfermedad o al menos de disminuir notablemente su aparición es tomando medidas desde el momento en el que aparecen los primeros síntomas de la menopausia. Es en esta etapa en la que la mujer debe incrementar el consumo de calcio.

Incluir la leche en la dieta de la menopausia.

El consumo de calcio se realiza habitualmente a través de la leche a la hora del desayuno. También puedes hacerlo tomando yogures. Es importante que el consumo de calcio no sea al mismo tiempo un aumento de las grasas porque entonces se producirá un aumento de peso. Opta por los lácteos bajos en grasas para beneficiarte del calcio sin ganar peso.

Las grasas, mejor reducirlas

El aumento de peso es habitual durante la menopausia. Los desequilibrios hormonales desembocan en ocasiones en un aumento de peso que luego es difícil perder. Por ello la mejor opción es cuidar la alimentación y realizar ejercicio de forma habitual a partir de los 45 años. 

La clave para no engordar durante a menopausia es reducir el consumo de grasas. Sigue tomando aquellas saludables tales como el aceite de oliva, los frutos secos o las que aporta el pescado. Al mismo tiempo deshecha la comida rápida, los alimentos rebozados y las bebidas carbonatadas.

No es necesario comenzar a realizar una dieta estricta sino cuidar un poco la alimentación y elaborar recetas saludables. Si además lo combinas con el ejercicio diario notarás los resultados rápidamente.

El deporte en adultos mayores tiene beneficios para la salud

El ejercicio no debe ser muy prolongado o de mucha intensidad, pero si que es necesario que se convierta en un hábito. Sal a caminar una hora todos los días, asiste a clases de aérobic, bailes de salón o del deporte que más te guste.

Vitamina D

La vitamina D es la gran olvidada de la alimentación de aquellas mujeres que están atravesando la menopausia. En general éstas tienen conciencia acerca de la ingesta de calcio y de la reducción de grasas. En cambio rara es la vez que se piensa en incrementar la dosis de vitamina D aunque la realidad es que es igual de importante que el calcio o las grasas.

La vitamina D es fundamental para mantener la salud ósea. También mantiene sanos los músculos, protege contra las enfermedades del corazón y previene la diabetes. Algunos alimentos que contienen esta vitamina son los pescados grasos, el huevo, el hígado y el queso.

Te puede gustar