Las vitaminas deben ser un pilar fundamental en la alimentación

Francisco María García · 26 diciembre, 2018
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el fisioterapeuta Abel Verdejo el 21 diciembre, 2018
Las vitaminas son nutrientes esenciales; sin ellas, el organismo no podría funcionar correctamente. Es importante consumir alimentos de todos los grupos para garantizar que se están cubriendo los requerimientos del organismo.

Las vitaminas son nutrientes indispensables para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Los otros nutrientes esenciales son las proteínas, los hidratos de carbono, los lípidos y los minerales. Todos estos son compuestos orgánicos fundamentales para la vida y provienen de los alimentos que ingerimos, entre otras fuentes.

Algunos de estos principios activos se necesitan solo en dosis muy pequeñas, pues el organismo es capaz de almacenarlos y dosificarlos. Sin embargo, una deficiencia de cualquiera de ellos puede afectar la salud en general, el crecimiento y el equilibrio emocional.

Las vitaminas, contrariamente a los otros nutrientes, no proporcionan energía directamente. Sin embargo, son esenciales para el mantenimiento energético. A continuación, veremos algunos elementos para entender mejor por qué las vitaminas deben ser un pilar en la alimentación.

¿Qué son las vitaminas y para qué sirven?

Las vitaminas son nutrientes esenciales; sin ellas, el organismo no podría funcionar correctamente. El cuerpo no puede fabricarlas, por lo que es necesario incorporarlas a través de los alimentos que ingerimos.

Estos nutrientes son los encargados de controlar el metabolismo de las proteínas, las grasas y los carbohidratos. Es así como nos permiten transformar lo que comemos en energía.

Además, las vitaminas participan en la formación de algunos químicos necesarios para el sistema nervioso, así como de hormonas y glóbulos rojos. También son responsables de regular el sistema metabólico y, finalmente, son necesarias para el crecimiento y la salud en general.

Las frutas y verduras frescas contienen muchas de las vitaminas que cumplen con estas funciones básicas. No obstante, ningún alimento posee todas las vitaminas necesarias.

Por todas estas razones, es muy importante tener una dieta variada y consumir alimentos de todos los grupos para garantizar que se están cubriendo los requerimientos del organismo.

Alimentos con vitamina B.

La vitamina A

La vitamina A juega un papel muy importante en la inmunidad contra las infecciones, así como en la salud de la piel y de las mucosas. También contribuye a prevenir la ceguera nocturna. El requerimiento diario de esta vitamina es de apenas 0.8 a 1 mg al día.

Algunos de los alimentos que son una buena fuente de vitamina A son las zanahorias, las espinacas, la acelga y la calabaza. También lo son el queso, la yema de huevo y algunos pescados, como el atún y el bonito.

Las vitaminas del grupo B

Las vitaminas del grupo B son indispensables para transformar los alimentos en energía. También contribuyen al buen funcionamiento del sistema nervioso y del corazón.

  • La vitamina B1 se encuentra principalmente en carnes, huevos, frutos secos, cereales, cacahuetes, garbanzos y lentejas.
  • La vitamina B2 cumple una función en la salud ocular y de la piel. Son buena fuente de esta vitamina el queso, los huevos, la carne, la leche, los champiñones, el coco, las lentejas y las almendras, entre otros.
  • Cuando hay un déficit de vitamina B3, se generan problemas en la piel, el sistema digestivo y el sistema nervioso. Se la puede encontrar en el trigo, la levadura, el hígado, la carne, el salmón, el atún, entre otros.
  • La vitamina B6 es fundamental en la regulación del sistema nervioso central. Las principales fuentes de esta vitamina son las lentejas, los garbanzos, el pollo, el cerdo, el plátano, el aguacate y el huevo, entre otros.
  • La vitamina B9 es indispensable para la formación de células y de ADN, por lo que es vital durante el primer mes de gestación. Se la encuentra en la lechuga, las zanahorias, el tomate, las espinacas y los frutos secos, entre otros.
  • La vitamina B12 ayuda a prevenir la anemia y es fundamental para el buen funcionamiento del sistema nervioso. Se encuentra en la zanahoria, el tomate, los huevos, los frutos secos y la leche, entre otros.
Tomates recién cogidos.

Las vitaminas C, D y E

La vitamina C tiene propiedades antioxidantes y aumenta la absorción de calcio y de hierro. Se la encuentra principalmente en frutas como kiwi, naranja, limón, mora y vegetales como espinaca, brócoli, tomate, etc.

En tanto, la vitamina D se obtiene principalmente por acción de los rayos solares ultravioletas. No obstante, se encuentra además en alimentos como los pescados azules, la yema de huevo, el hígado y la leche, entre otros.

Finalmente, la vitamina E protege las membranas celulares. Se la encuentra en algunos aceites vegetales, frutos secos, aguacate, pescados, cereales integrales, entre otros.

En síntesis, todas y cada una de las vitaminas son necesarias para el bienestar integral de la persona. Se las encuentra en diferentes alimentos; ahí radica la importancia de llevar una dieta variada, saludable y completa.