¿Los edulcorantes artificiales son malos para la salud?

Antonio Reyes · 4 agosto, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por él médico Leonardo Biolatto el 3 agosto, 2019
Los edulcorantes artificiales son sustancias que se utilizan para endulzar las comidas. Se caracterizan por su bajo aporte calórico y su alto poder endulzante. En este artículo veremos si pueden ser nocivos para nuestra salud.

La sociedad de hoy en día se caracteriza por un fácil acceso a todo tipo de alimentos. Esto ha provocado que en las últimas décadas se haya elevado el consumo de azúcar y se dispararan las tasas de sobrepeso y obesidad en la población general. ¿Son los edulcorantes artificiales una solución para este problema?

Las enfermedades cardiovasculares son las más prevalentes a día de hoy y las que causan mayor mortalidad, y están directamente relacionadas con la obesidad. Como una posible solución a estos problemas surgieron los edulcorantes artificiales, sustancias que tratan de sustituir el azúcar con un bajo aporte calórico.

Los edulcorantes artificiales

Los edulcorantes artificiales son sustancias químicas que se utilizan para endulzar artificialmente los alimentos o las bebidas. Su principal beneficio es que permiten endulzar con gran facilidad los alimentos usando solo pequeñas cantidades, pero sobre todo se destacan por sus bajas calorías, ya que apenas tienen aporte calórico. Su presencia es especialmente abundante en refrescos dietéticos y bebidas gaseosas bajas en calorías.

Mientras que en un principio se consideraban una gran ayuda para reducir el consumo de azúcar, en la actualidad no están exentos de polémicas. Estas discusiones surgen a raíz de algunos estudios que aseguran que estas sustancias podrían tener efectos nocivos sobre nuestra salud.

Beneficios de los edulcorantes artificiales

El principal beneficio que aportan los edulcorantes artificiales no está relacionado con su consumo, sino con la disminución en la cantidad de azúcar que ingerimos. La sustitución de bebidas o alimentos con altos niveles de azúcar por otros con edulcorantes artificiales nos permite reducir la ingesta diaria de azúcar.

Una dieta con bajos niveles de azúcar está relacionada con un índice de grasa corporal más bajo, unos niveles de triglicéridos y colesterol menores y una mayor salud en general. Todo esto reduce la incidencia de enfermedades coronarias y de la aparición de diabetes tipo II.

Edulcorantes artificiales colocados sobre cucharas.

Efectos nocivos de los edulcorantes artificiales

Pese a todo lo dicho anteriormente, tenemos que remarcar el hecho de que todos los beneficios que encontramos en el consumo de edulcorantes artificiales son por la disminución de la ingesta de azúcar, y siempre que estos se consuman con cierta moderación.

Un estudio reciente ha investigado, utilizando ratones, los efectos del consumo a largo plazo de dosis altas de algunos de los edulcorantes artificiales más utilizados, como la sacarina o el aspartamo. Se vio que se produjeron alteraciones significativas en la flora intestinal del colon.

La flora intestinal

Cuando hablamos de flora intestinal nos referimos a un completo ecosistema de bacterias que conviven con nosotros en simbiosis. Estas bacterias viven en la pared de nuestro intestino grueso y no son dañinas para nosotros, sino que nos ayudan en la digestión de muchos alimentos.

Cada día se descubren más beneficios de esta población de bacterias que llevamos con nosotros. No faltan las opiniones de científicos que aseguran que juegan un papel tan importante como el de cualquier otro órgano de nuestro cuerpo.

¿Qué efectos puede tener la alteración de la flora?

La verdad es que no podemos saber con certeza cómo puede afectar esta alteración en los humanos. Tampoco podemos saber con exactitud si se produce una alteración tan grave como la que ocurre en roedores.

Hombre sostiene en su mano azúcar y edulcorante.

Lo que sí se sabe es que, en ratones, la modificación de este ecosistema de microorganismos produce disminución de la tolerancia a la glucosa, que se relaciona con la génesis del síndrome metabólico o prediabetes.

El síndrome metabólico es una condición médica que se caracteriza por una mala respuesta del organismo a niveles altos de azúcar en sangre, hipertensión, niveles altos de triglicéridos y colesterol LDL en sangre. Junto a estas alteraciones bioquímicas se aprecia una mala tolerancia al ejercicio físico y obesidad central —en la tripa y caderas. Este síndrome puede desembocar en una auténtica diabetes tipo II, y aumenta el riesgo de padecer enfermedades del corazón.

Como vemos, los efectos que intentamos paliar reduciendo el consumo de azúcar pueden ser producidos por una ingesta elevada de edulcorantes. Por ello, parece razonable intentar evitar su consumo o reducirlo lo máximo que podamos hasta que existan más investigaciónes al respecto.

  • Wang, Q.-P., Browman, D., Herzog, H., & Neely, G. G. (2018). Non-nutritive sweeteners possess a bacteriostatic effect and alter gut microbiota in mice. PLOS ONE, 13(7), e0199080. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0199080
  • EDULCORANTES ARTIFICIALES. (n.d.). Retrieved from http://www.endocrino.cat/es/blog-endocrinologia.cfm/ID/7878/ESP/edulcorantes-artificiales.htm