¿Por qué es tan beneficioso entrenar por la mañana?

Jorge Camon · 22 julio, 2018
Uno de los beneficios que puedes obtener al entrenar por la mañana es que te llenas de energía para seguir el día con más ánimo y ganas, y si haces ejercicio por la tarde puedes llegar más cansado y no tener ganas de entrenar

Entrenar es una manera de estar en forma sin importar a la hora que realices tus ejercicios, pero bien, si tú decides entrenar por la mañana, puedes tener varios beneficios.

Además, cuando tu cuerpo esta descansado después de haber dormido, está en mejores condiciones de ejercitarse que al final del día.

También hay muchos especialistas que afirman que para perder peso es mucho mejor entrenar por la mañana, y esto es porque hace que se incremente el ejercicio del metabolismo y así favorece el gasto de calorías.

Despertarse por la mañana de buen humor.

A continuación vamos a enumerar algunas de las razones por las que es mejor entrenar por la mañana.

  • Te sentirás más realizado: entrenar con una rutina y cumplirla te hará sentirte bien, además si vas obteniendo tus objetivos, afrontarás los retos de la vida diaria con más fuerza para llegar a donde pretendes.
  • Podrás controlar tu apetito: si entrenas por la mañana puedes aprovechar para hacer el desayuno, la comida más importante, además el ejercicio reduce la sensación de hambre por lo que te ayudará a controlar tus siguientes comidas y bajar de peso si es lo que deseas.
  • Empezarás el día más relajado: el deporte es la mejor medicina contra el estrés y la ansiedad. Al entrenar por la mañana, empezaremos el día generando endorfinas y con la sensación de relajación.
  • Duermes mejor: si haces ejercicio a última hora llegarás a la cama agotado y conciliaras rápidamente el sueño, pero esto no es la mejor manera. Por el contrario, si haces deporte de manera regular te ayudará a mejorar la calidad del sueño, por lo que no necesitarás pasar tanto tiempo en la cama y podrás levantarte un poco antes para hacer ejercicio.
Consejos para entrenar por las mañanas.

  • Te hace ser una persona más constante: si conseguimos con fuerza de voluntad practicar deporte por las mañanas, podemos conseguir ser más constantes y si a eso le añades un horario fijo al principio de la mañana, será mejor. Estudios hablan de que si entrenas con el alba, eres más constante y mantienes más regularidad que si lo hacer en otro momento del día.
  • No podrás poner excusas de horarios: si entrenas a primera hora de la mañana es difícil que te surjan imprevistos y que no puedas hacer deporte, pero si al contrario lo dejas al final del día, aparte de poder sentirte demasiado cansado y no tener fuerza de voluntad, pueden surgirte compromisos o citas que no puedes rechazar de trabajo u otros asuntos.
  • Ayuda a tu inteligencia y te da energía: hacer ejercicio activa tu organismo de inmediato y, aunque pueda generar cierta fatiga, proporciona una prolongada sensación energizante. Si eres una persona más activa por la tarde o por la noche, no te llenes de bebidas con cafeína por la mañana y empieza a hacer deporte porque te será de más ayuda.
  • Mejora tu sistema endocrino y los ritmos circadianos: Cuando hacemos ejercicio todos los días a la misma hora, nuestro cuerpo comienza a regularse, en especial el sistema endocrino. Algo que también ocurre con los llamados ritmos circadianos, que son las oscilaciones de las variables biológicas que se producen a lo largo del tiempo.
  • El cuerpo se acostumbra a prepararse antes de la hora en que suena el despertador porque le hemos acostumbrado a ello, así que el despertar es menos costoso. Las hormonas se preparan para regular la presión sanguínea y el bombeo del corazón, por lo que evitaremos complicaciones cardiacas.

En conclusión, aunque lo importante es que no dejes de entrenar para sentirte mejor, si tienes la oportunidad de hacer ejercicio por la mañana podrás obtener los beneficios que hemos comentado anteriormente.