La proteína de huevo podría disminuir la presión arterial

10 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el nutricionista Sául Sánchez Arias
¿Es el huevo un ingrediente habitual de tus platos? Te contamos por qué conviene incorporarlo en las comidas.

A pesar de que durante muchos años el huevo se consideró un alimento de dudosa calidad para la salud, los últimos estudios demuestran todo lo contrario. Se ha comprobado que el consumo de huevo no tiene efecto sobre el colesterol sanguíneo. Además, se trata de un alimento rico en proteínas de alto valor biológico, indispensables para la buena salud muscular.

Hace años, se limitaba la cantidad de huevos que se podían consumir a la semana; a día de hoy los expertos no limitan su consumo. De todos modos, se recomienda moderación y seguir una dieta variada rica en frutas, verduras y alimentos frescos.

Influencia sobre la presión arterial

Se ha estudiado la presencia de un péptido en la proteína de la clara de huevo que presenta una incidencia sobre la presión arterial. Al parecer, se trata de un péptido que resulta inhibidor de la enzima convertidora de la angiotensina y que, por lo tanto, bloquea el aumento de la presión arterial.

No obstante, se habla de que la proteína de huevo sometida a un tratamiento térmico produce un efecto antihipertensivo mayor. De este modo, el consumo de huevos podría ser un tratamiento complementario a la utilización de fármacos hipertensivos a la hora de reducir el nivel de tensión arterial.

De todos modos, se necesitan más estudios que comprueben la eficacia de este péptido y lo sometan a distintas condiciones. De momento se habla de que el consumo regular de huevos puede ser similar a la administración de una dosis baja de captopril, pero sin desarrollar efectos secundarios.

El huevo es una fuente natural de proteínas.

Todos los artículos publicados hablan de ensayos en animales; por lo tanto, son necesarios también estudios en humanos que permitan extrapolar estos datos [1].

El huevo: un alimento completo

Más allá de lo comentado, el huevo presenta muchos otros nutrientes beneficiosos para la salud. Primero, es un alimento rico en vitamina D [2], un nutriente deficitario en muchas personas.

Esta vitamina está muy relacionada con la salud ósea, el sistema inmunitario y la prevención de enfermedades complejas. Se trata de un micronutriente que el cuerpo puede sintetizar a partir de la exposición solar, pero en ausencia de esta, es necesario incluirlo en la dieta.

Además, presenta una buena cantidad de ácidos grasos. En su gran mayoría son de tipo saturado, pero a pesar de las creencias populares, estas grasas son necesarias para un correcto funcionamiento del organismo.

Facilidad de preparación

Otra de las ventajas del huevo es que puede prepararse de muchas formas diferentes. Tanto a la plancha como en tortilla o revuelto, son buenas formas de consumirlo. Sus modos de preparación suelen ser sencillos y rápidos, y tiene fácil combinación con otros alimentos.

Solamente es necesario moderar el consumo de huevos fritos, por el hecho de los productos que se pueden formar a partir de la fritura, como la acrilamida.

No aumenta el colesterol

La dieta tiene una influencia muy baja en los niveles de colesterol sanguíneos. Pocos alimentos pueden aumentar este nivel, y lo hacen en rangos de valor muy pequeños.

Del mismo modo, existen pocas maneras de reducir el colesterol mediante la dieta, más allá del consumo regular de pescado azul y frutos secos. Como advertencia, habría que tener cuidado con los ácidos grasos trans, que son los que parecen ser más peligrosos para la salud cardiovascular.

Platos dulces con huevo.

Existen estudios en humanos sobre el consumo de huevos y el perfil lipídico que aseguran que el consumo de 4 huevos semanales aumenta el colesterol del mismo modo que el consumo de 16 huevos.

Por lo tanto, hay un pequeño aumento inicial, nada preocupante, que se mantiene según aumenta la ingesta de este producto. Además, hoy en día se duda también de la influencia del colesterol sobre el riesgo de enfermedad cardiovascular, así que se trata de parámetros que no están nada claros.

Conclusión sobre el consumo de huevo

El huevo es un alimento muy interesante que debe estar presente en la dieta de manera habitual. Constituye una excelente fuente de proteínas para el músculo y una fuente de vitamina D. Además, existen indicios de que podría presentar un efecto antihipertensivo en humanos interesante para combinar con la medicación.

Por último, cabe desmitificar el hecho de que el huevo influye en los niveles de colesterol y de que se debe de limitar el número de estos semanales. No obstante, lo más apropiado es asesorarte siempre por un nutricionista para armar un plan alimenticio adecuado para tus necesidades específicas.

  1. He H., Zhang T., Zhou J., Zhu Z., Na X., Zhou G., Zhuang G., Liu A., Associations of physical activity and egg intake with hypertension among Chinese middle-aged and older population. Sci Rep, 2019. 9 (1): 7722.
  2. Browning LC., Cowieson AJ., Vitamin D fortification of eggs for human health. J Sci Food Agric, 2014. 94 (7): 1389-96.