¿Puede la salud de los deportistas afectarse durante la cuarentena?

Antonio Reyes·
Este artículo ha sido verificado y aprobado por él médico Leonardo Biolatto al
La cuarentena reduce los desplazamientos y, consecuentemente, el gasto energético diario. Esto podría tener consecuencias negativas y llevar a un perjuicio en la salud del deportista.
 

La cuarentena que estamos afrontando para detener la propagación del coronavirus es un gran cambio en el estilo de vida de muchas personas. La gran mayoría de las empresas han instaurado el teletrabajo, mientras que los institutos y las universidades han comenzado a impartir sus lecciones a través de internet.

Esto hace que se reduzca en gran medida el movimiento y, consecuentemente, la actividad física. ¿Puede la salud de los deportistas verse afectada durante este período de cuarentena?

La cuarentena y la salud de los deportistas

La mayoría de los países del mundo están en cuarentena. Realmente, quedan pocos ya sin algún tipo de medida de restricción de libertades para hacer frente a la pandemia del coronavirus.

En el caso de los países de habla hispana, las medidas son bastante restrictivas, debido a la alta incidencia del virus en la población. Por ejemplo, las disposiciones incluyen la prohibición de salir a la calle a hacer deporte.

Con el confinamiento, la única opción que tenemos es realizar ejercicio en el hogar. Sin embargo, aunque superemos esa pereza que nos da buscar un espacio de la casa y seguir algún plan de ejercicios con el propio peso corporal, la realidad es que diariamente nos movemos mucho menos que antes.

 

Es importante explicar un concepto muy interesante llamado NEAT para entender cómo afecta esto al gasto total de calorías y, por ende, a la salud de los deportistas.

¿Qué es el NEAT?

Las siglas NEAT proceden del inglés ‘Non-Exercise Activity Thermogenesis‘, que significa ‘termogénesis debida a actividades que no son ejercicio físico’. Lo que parece un término muy académico realmente es una forma bonita de hablar del gasto de calorías que nos supone hacer tareas cotidianas como desplazarnos caminando hacia lugares como el trabajo o el centro de estudios, hacer la compra o limpiar la casa.

Caminar es una buena manera de mantenerse activo durante la cuarentena.

Estas actividades, aunque no son ejercicio físico como tal, sí que activan el cuerpo y aumentan el gasto de calorías basal. Hay que puntualizar que la mayoría de las calorías que quemamos gracias a este NEAT son caminando, motivo por el que en muchas dietas se recomienda abandonar el coche e intentar andar lo máximo posible en cada desplazamiento.

¿Cómo afecta esto a la salud de los deportistas?

Una reducción del NEAT y, en muchos casos, de la actividad física, va a suponer un impacto negativo en la salud del deportista. Concretamente, hacer menos actividades que queman calorías va a suponer un déficit menor de estas, o incluso un superávit, durante cada día.

 

Si a ello le sumamos que seguimos comiendo las mismas calorías que antes o incluso descuidamos la alimentación e ingerimos más, la combinación puede ser catastrófica.

Un período de cuarentena prolongado en el tiempo puede ser un paso atrás en el rendimiento de cada deportista y en la salud en general. Este gasto menor de calorías junto a una ingesta elevada puede, indudablemente, llevar a un sobrepeso.

Esta condición, como ya hemos visto en muchos otros artículos, es potencialmente perjudicial para la salud y está relacionada con muchas patologías del sistema cardiovascular u hormonal, como la diabetes mellitus y la hipercolesterolemia.

¿Qué podemos hacer para remediarlo?

Para intentar evitar acumular tejido adiposo durante la cuarentena, podemos seguir varias pautas muy sencillas. Lo más importante es estar concienciado de que, aunque esta situación sea desagradable, es transitoria.

Debemos cuidar la salud para poder disfrutar al máximo de la actividad deportiva que tanto nos gusta cuando acabe la pandemia. Los consejos que daremos a continuación pueden servir de referencia:

  • Mantener unos horarios de comidas. Aunque estemos en casa, es conveniente evitar pasar tiempo en la cocina, salvo cuando vayamos a preparar la comida.
  • Cuidar las horas de sueño: el cuerpo no descansa igual si nos acostamos a las 10 que a la 1 de la mañana. La secreción de hormonas como el cortisol, que incrementan el apetito y favorecen la acumulación de grasa, está directamente relacionada con los horarios de sueño.
  • Mantenernos activos e intentar hacer ejercicio diariamente. Ya que estamos en casa, podemos hacer esa limpieza a fondo que llevábamos meses planeando y nunca encontrábamos tiempo para hacerla.
  • Pasar un par de horas fuera es muy recomendable si tenemos patio y si el tiempo lo permite. De este modo, nos aseguraremos de recibir luz solar y que no decaigan los niveles de vitamina D.
  • Seguir alimentándonos correctamente, y como hemos reducido la actividad física, deberíamos reducir ligeramente las cantidades.
Mujer en el sol tomando vitamina D.

La salud de los deportistas puede resentirse, ¡a cuidarse!

Debemos comprender que la actividad metabólica del cuerpo se reduce drásticamente si pasamos largos períodos de tiempo moviéndonos muy poco. Si dejamos de ejercitarnos y comenzamos a alimentarnos mal, estamos expuestos a todas las patologías que suelen padecer las personas sedentarias.

Es importante que, para evitar estos posibles perjuicios, nos mantengamos activos e intentemos comer de forma adecuada. Si además mantenemos unos horarios saludables, gozaremos de salud física y psicológica durante el tiempo que dure la cuarentena y, cuando esta acabe, volveremos a disfrutar del deporte de la mejor manera posible.

  • González, K., Fuentes, J., & Márquez, J. L. (2017). Physical inactivity, sedentary behavior and chronic diseases. In Korean Journal of Family Medicine (Vol. 38, Issue 3, pp. 111–115). Korean Journal of Family Medicine. https://doi.org/10.4082/kjfm.2017.38.3.111
  • Muscogiuri, G., Barrea, L., Savastano, S., & Colao, A. (2020). Nutritional recommendations for CoVID-19 quarantine. European Journal of Clinical Nutrition, 1. https://doi.org/10.1038/s41430-020-0635-2
  • Chung, N., Park, M.-Y., Kim, J., Park, H.-Y., Hwang, H., Lee, C.-H., Han, J.-S., So, J., Park, J., & Lim, K. (2018). Non-exercise activity thermogenesis (NEAT): a component of total daily energy expenditure. Journal of Exercise Nutrition & Biochemistry, 22(2), 23–30. https://doi.org/10.20463/jenb.2018.0013
  • Chen, P., Mao, L., Nassis, G. P., Harmer, P., Ainsworth, B. E., & Li, F. (2020). Wuhan coronavirus (2019-nCoV): The need to maintain regular physical activity while taking precautions. In Journal of Sport and Health Science (Vol. 9, Issue 2, pp. 103–104). Elsevier B.V. https://doi.org/10.1016/j.jshs.2020.02.001