Qué puedes hacer para el dolor de cabeza por tensión

Este artículo fue redactado y avalado por Yamila Papa Pintor
· 22 febrero, 2019
Todos hemos experimentado un dolor de cabeza alguna vez. En la actualidad, se trata de uno de los problemas de salud más frecuentes.

¿Sabías que el dolor de cabeza por tensión es uno de los problemas más habituales en los adultos hoy en día? Lo peor de todo es que puede ocasionar otros trastornos más graves si no se trata como corresponde. En este artículo, te contaremos qué hacer ante un episodio de migraña tensional.

¿Qué es el dolor de cabeza por tensión?

Como primera medida, definiremos qué es un dolor de cabeza por tensión y en qué momentos aparece. Aunque no lo creas, la mayoría de las jaquecas que sufrimos son producto de las tensiones, sobre todo si estamos atravesando una situación muy estresante.

Este dolor puede ser muy intenso y se vuelve complicado ‘convivir’ con él, ya que aparece en cualquier momento, sin avisar y puede mantenerse desde media hora hasta una semana.

Los dolores de cabeza por tensión son más frecuentes de lo que creemos, y no son solo un problema de los adultos. Muchos niños los experimentan debido a las presiones que reciben por parte de sus padres o por no dormir adecuadamente.

Es necesario tener en cuenta que, si sufrimos dolor de cabeza una vez por semana y este se mantiene por una hora o más, quizás estemos padeciendo una jaqueca o migraña crónica. Entonces, es necesario consultar con un especialista y encontrar un tratamiento adecuado.

No se sabe muy bien por qué aparece el dolor de cabeza por tensión. Por ejemplo, puede deberse a las malas posturas, a estar muchas horas frente al ordenador, a usar el móvil hacia abajo (con el cuello tensionado), al bruxismo cuando dormimos o al insomnio.

Síntomas y tratamiento del dolor de cabeza por tensión

Para diferenciar un dolor de cabeza por tensión con cualquier otro tipo de cefalea, deben cumplirse al menos dos de los siguientes síntomas:

  • Dolor de cabeza no pulsátil, sino constante en ambos lados de la cabeza.
  • Presión que se siente como si tuviésemos la cabeza puesta en una prensa.
  • Dolor constante en el cuello, las sienes y la parte posterior de la cabeza (también puede irradiar hacia los trapecios).
  • Los dolores de cabeza por tensión pueden reaparecer cuando estamos bajo una situación de mucha tensión, estrés o ansiedad.
El dolor de cabeza por tensión es un mal muy común en la actualidad.

Algunas personas pueden convivir con el dolor y continuar con sus actividades, ya que se han ‘acostumbrado’ a él. Esto no es bueno, porque cada vez habrá mayor sufrimiento y los tratamientos tardarán más tiempo en surtir efecto.

Es fundamental acudir al médico para que realice un diagnóstico certero del problema y nos ofrezca un tratamiento adecuado. Con analgésicos de venta libre, el dolor de cabeza por tensión suele desaparecer, pero hay que tener mucho cuidado con la automedicación o el acostumbramiento a estas drogas.

Además, en muchos casos se padece lo que se conoce como ‘dolor por rebote’. Comienza cuando el analgésico deja de hacer efecto y, para no sufrir más, aumentamos la dosis. Con el tiempo, se tiene dolor cada vez que se deja de tomar el medicamento.

Cómo prevenir el dolor de cabeza por tensión

El dolor de cabeza es uno de los males más frecuentes en la historia del hombre. No obstante, en la actualidad ha aumentado debido a las presiones, el estrés, el sedentarismo y el tipo de trabajo que hacemos.

La buena noticia es que podemos reducir o prevenir los episodios de dolor con ciertos cambios en nuestros hábitos, como por ejemplo:

1. Reducir el estrés

Existen muchas técnicas que nos pueden ayudar a desestresarnos, como puede ser la meditación, el yoga, un baño de inmersión con sales, una caminata por la playa, una escapada de fin de semana… procura que estos métodos se conviertan en algo cotidiano y no como una solución desesperada cuando no puedes soportar más las tensiones.

2. Dormir bien

Las ocho horas de sueño continuo no son un capricho ni una cantidad azarosa, sino la medida que los seres humanos necesitamos para reponernos del cansancio de toda la jornada. Te aconsejamos también que uses una almohada especial para sujetar la zona cervical.

Qué es y cómo mejorar la edad metabólica.

3. Cuidar la postura

Esto es fundamental, ya que pasamos muchas horas frente al ordenador en el escritorio o con la cabeza hacia abajo mientras usamos el móvil. Cada una o dos horas, levántate de tu asiento, mueve la cabeza para todos lados y gira los hombros.

Por último, en el caso de sufrir de dolor de cabeza por tensión varias veces al mes, te recomendamos ciertas terapias, como pueden ser los masajes, la acupuntura o la aplicación de calor seco.