Razones por las que se produce el insomnio

Jorge Camon · 14 mayo, 2018
Los síntomas del insomnio pueden ir desde permanecer despierto mucho tiempo antes de conseguir dormirte, dormir en periodos cortos, estar despierto durante gran parte de la noche, sentirte cansado como si no hubiera dormido nada o despertarse demasiado temprano

El insomnio es un trastorno del sueño muy común. Se trata de la falta anormal de sueño y dificultad para conciliarlo que se sufre en el momento de irnos a dormir, o desvelarnos de forma recurrente y duradera en mitad de la noche.

Tipos de insomnio

El insomnio puede ser agudo (de corta duración), es común y las causas mas frecuentes son el estrés en el trabajo, eventos traumáticos, presión familiar… por lo general dura días o semanas.

También hay insomnio crónico (de larga duración), dura un mes o más. La mayoría de los casos de insomnio crónico son secundarios de algún otro factor, como ciertos problemas médicos y otros trastornos del sueño. Sustancias como la cafeína, el tabaco y el alcohol también pueden ser una causa.

Causas del insomnio.

Causas del insomnio

1. Depresión y ansiedad: Esto es debido a la calidad de vida, salud física o algún trastorno psiquiátrico. La depresión ha aumentado en la sociedad debido a las presiones sociales que tenemos a nuestro alrededor.

2. La tecnología: el uso excesivo de dispositivos tecnológicos desajusta el reloj interno y altera las hormonas que ayudan a conciliar el sueño, lo interrumpen y generan fatiga.
En las últimas horas del día, el cuerpo necesita disminuir el ritmo de actividades, y el uso de cualquier dispositivo o aparato electrónico lo dejará excitado. Esto impedirá que concilies el sueño, o que te despiertes cansado.

3. Llevas trabajo a casa: no separarse de las tecnologías de la comunicación es una práctica recurrente de los ejecutivos, que afecta su capacidad de conciliar el sueño y la calidad del descanso. Los expertos aconsejan respetar el tiempo individual de recreación y descanso. La suma de horas laborales y la falta de tiempo de diversión producen estrés.

4.Problemas de salud: enfermedades con dolor crónico como la artritis, los dolores de cabeza, el asma y la insuficiencia cardíaca, una tiroides demasiado activa y los trastornos gastrointestinales, entre otros.

5.Estrés: demasiado nivel de estrés o una duración elevada de este, causan insomnio, al igual que las alteraciones en el estado emocional. Para bajar el estrés puedes planificarte para manejar mejor tu tiempo, saber llevar las situaciones, expresa tus emociones, pide ayuda si lo necesitas…

6.Medicinas: algunas medicaciones pueden alterar el sueño. Esto puede resolverse fácilmente preguntándole a tu médico cuales de estas medicaciones no afectaran tu calidad de sueño y pedir alternativas para los tratamientos que afecten a tu descanso.

7.Menopausia: algunas soluciones para llevar este insomnio mejor en esta etapa son: mantén el dormitorio fresco para prevenir sudores nocturnos, evita el uso de pastillas para dormir, haz ejercicio a diario, evita la cafeína y el alcohol por la noche, y come productos de cereales y leche antes de acostarte o durante la noche.

8.Malos hábitos: dormir una siesta, hacer ejercicio muy cercano a la hora de acostarte, comer comidas pesadas, tomar demasiado líquido o no acostarte siempre a la misma hora. Lo ideal es acostumbrarte a hacer cosas que te calmen y relajen antes de ir a dormir, como leer un libro, oír música suave o darte un baño caliente.

9. Tomar cafeína: la cafeína es un estimulante muy poderoso que influye en el sueño. La contienen el café, té, sodas y chocolate. Debes evitarla seis horas antes de dormir. Y a las copitas también: provocan un sueño más ligero que lo normal.

Efectos positivos de la cafeína sobre el entrenamiento deportivo

Una opción para curar el insomnio sin medicamentos es la terapia cognitiva conductual, que consiste en hablar con un terapeuta individualmente o en sesiones de grupo, para analizar tus ideas y sentimientos sobre el sueño. El objetivo que persigue esta terapia es aprender a relajar y despejar la mente.

También existen muchas medicinas recetadas para dormir. Algunas se deben usar por un período corto y otras se emplean por un tiempo más largo. Pregúntale al médico sobre cuales son los beneficios y los efectos secundarios de las esas píldoras: muchas provocan molestias o causan cierta dependencia.