Tips para hacer ejercicio en la playa

9 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la periodista deportiva Yamila Papa Pintor
Hacer ejercicio en la playa es una buena opción para dejar de lado el aburrimiento, quemar calorías y pasar tiempo de calidad con nuestros seres queridos.

Aprovechar las vacaciones para hacer un poco de deporte es una excelente manera de pasar los días fuera de la rutina. Y lo mejor de todo es que no necesitas demasiado para hacer ejercicio en el playa. En este artículo te daremos algunos tips.

Hacer ejercicio en la playa, una excelente idea

Tumbarse al sol durante horas puede ser un buen plan, pero solo para el primer día de vacaciones. Quizás después nos aburrimos un poco y queremos hacer algo más ‘movido’ para no quedarnos dormidos en la arena.

Muchos optan por hacer ejercicio en la playa a primeras horas de la mañana, ya que hay menos gente. En cambio, otros prefieren las ‘horas punta’ para hacer amistades y, al mismo tiempo, practicar algún deporte en equipo.

Lo cierto es que la playa nos da muchas alternativas diferentes, lo que nos impulsa a no abandonar la rutina que hemos seguido durante todo el año, o bien como idea para comenzar con hábitos un poco más saludables.

Por supuesto, también contribuye para no sentirnos tan culpables por disfrutar al máximo el desayuno continental o salir a cenar fuera todas las noches, con alcohol y postre incluido.

Consejos para hacer ejercicio en la playa

No es necesario tener un estado físico envidiable, tampoco entrenar todo el día, y mucho menos dejar de lado otras actividades o paseos. Pero sí podemos hacer ejercicio en la playa como plan para compartir con nuestra familia y, por qué no, para conectar con nosotros mismos. Presta atención a los siguientes consejos:

1. Usa protector solar

Aunque no te metas al mar, te recomendamos que utilices un factor de protección resistente al agua y a la transpiración. Incluso si el día está nublado o haces ejercicio bien temprano por la mañana, no te olvides de aplicarte el protector cada dos o tres horas.

Correr como ejercicio puede tornarse aburrido si no contamos con algo que nos motive, como la compañía de otra persona.

2. Utiliza un gorro y gafas de sol

Quizás creas que es un poco molesto para el mar, pero ten en cuenta que la arena y el agua son superficies que reflejan el sol y pueden hacer daño a tus ojos o a tu piel. Además, con el gorro evitarás golpes de calor o insolación.

3. Bebe agua

La hidratación es fundamental en cualquier momento del año, pero sobre todo si haces ejercicio en la playa. Siempre debes tener a mano una bebida para mantenerte hidratado.

Ejemplos para hacer ejercicio en la playa

¿No se te ocurre cómo hacer ejercicio en la playa? Te damos algunas ideas divertidas y eficaces:

1. Nadar

Quizás no sepas nadar o no tengas experiencia en aguas abiertas, pero puedes al menos dar algunas brazadas y patadas bajo el agua. Sin darte cuenta, estarás ejercitando y gastando calorías.

2. Saltar las olas

Una actividad más que divertida, que puedes hacer con tus hijos y aprovechar para hacer ejercicio al mismo tiempo. Es tan simple como adentrarte un poco en el agua, al menos hasta que te llegue a la cintura, y saltar cada vez que se aproxima una ola.

3. Deportes de playa

Puedes optar por el voleibol, el fútbol o el tenis. Hay muchos deportes que se pueden practicar en la playa y son más que divertidos.

En algunos balnearios están delimitadas las canchas y dispuestas las redes para uso común. ¡Aprovecha para hacer amistades playeras o pasar un rato divertido con tu familia!

Mantente en forma con estos ejercicios de playa.

Incluso también tienes la opción de hacer deporte dentro del agua, por ejemplo el surf. Solo el hecho de mantenerte de pie en la tabla trabaja los abdominales, las piernas y el equilibrio. Puede que no te animes a levantarte o te parezca muy difícil; en ese caso, puedes ponerte boca abajo y mover brazos y pies para trasladarte entre las olas.

4. Caminar

No hay nada más relajante que salir a caminar por la orilla del mar, solo o acompañado. Elegir las mañanas puede ser un acierto si lo que buscamos es relajación y conexión con nosotros mismos. No obstante, si lo que quieres es bajar de peso o tonificar las piernas, mejor si aceleras la velocidad y haces un poco de running playero.

Por último, puedes hacer ejercicio en la playa manteniendo tu rutina habitual del gimnasio. Esto implica hacer sentadillas, abdominales o flexiones de brazos mirando el mar, lo que puede ser una motivación mucho mayor que hacerlo rodeado de máquinas. ¡Ya no hay excusas para mantenerte inactivo en las vacaciones!

  • Sociedad Española de Medicina del Deporte. Recomendaciones para practicar deporte en ambiente caluroso. http://www.femede.es/documentos/Recomendaciones_deporte_en_calor.pdf