Todo sobre las endorfinas

Pilar Gimeno Landa · 23 abril, 2019
Un correcto nivel de endorfinas es clave para lograr el bienestar físico y mental. ¿Cuál es la importancia de esta hormona para la salud?

Seguro que en más de una ocasión has oído hablar de las endorfinas, pero, ¿sabes realmente qué son? A continuación, te contamos todo lo que debes saber sobre este tema. Además, analizamos el efecto que tienen sobre nuestra salud y su importancia para el organismo.

¿Qué son las endorfinas?

De una forma muy simple, podemos comenzar diciendo que las endorfinas son un tipo de hormonas. Su fabricación depende del propio organismo y se componen de cadenas de proteínas; estas cadenas estimulan determinadas áreas cerebrales y son las encargadas de lograr la sensación de placer.

¿Qué función cumplen en el organismo?

Las endorfinas también son llamadas ‘hormonas de la felicidad’. Esto es debido a que están estrechamente relacionadas con el bienestar y la sensación de placer.

Es por ello que merece la pena prestarles especial atención; de lo contrario, será imposible que nos sintamos bien con nosotros mismos. Las principales funciones que cumplen en el organismo son las siguientes:

  • Crear la sensación de bienestar.
  • Liberar tensiones y evitar las situaciones de estrés
  • Mejorar la vida sexual.
  • Disminuir la sensación de dolor.
  • Aminorar las preocupaciones.
¿Qué hay de verdad y de mentira en las dieta milagro?

Relación del nivel de endorfinas con el bienestar

El nivel de las endorfinas varía dependiendo de la persona y de la situación que esté atravesando. Su ausencia o escasez produce una serie de síntomas que son percibidos de forma inmediata. A grandes rasgos, se puede decir que su relación con el bienestar es la siguiente:

Bajo nivel de endorfinas

Un bajo nivel de endorfinas está directamente relacionado con los problemas de salud mental. Una forma de saber si nuestro nivel es bajo es reflexionar sobre aquello que nos hace disfrutar y nos provoca placer. Si no tenemos estas sensaciones a la hora de salir de fiesta, practicar sexo o estar con la familia, posiblemente la carencia de endorfinas sea la causante.

Si el organismo no segrega este tipo de hormonas aparecen sensaciones tales como tristeza, melancolía o la depresión. Todos hemos sufrido en algún momento de nuestras vidas estas sensaciones. Los momentos de bajón son normales e inevitables. En cambio, cuando se convierten en algo habitual pasan a ser un problema.

Un estado de tristeza prolongado en el tiempo puede desembocar en una depresión. Desde luego, este tipo de dolencias requieren la intervención de un profesional para lograr que desaparezcan o al menos se alivien.

¿Cómo aumentar el nivel de esta hormona?

Si te has sentido identificado con las situaciones que hemos descrito anteriormente, posiblemente tengas unos niveles bajos de este tipo de hormona. No hay por qué alarmarse; el primer paso es siempre identificar el problema. Una vez que lo hayas hecho, para ayudarte te mostramos cuáles son las primeras medidas que podrías tomar:

  • Alimentarse sanamente: la nutrición es un pilar fundamental del bienestar. Si comemos alimentos de poca calidad y en cantidades excesivas, esto acabará afectando a nuestra salud. En este caso, los suplementos alimenticios pueden ser tus grandes aliados; estos deben consumirse siempre bajo la supervisión de un profesional.
Nutrientes esenciales en tu alimentación.

  • Evita las situaciones de estrés: en ocasiones, no nos damos cuenta y vivimos inmersos en situaciones de estrés. El trabajo, los estudios o los conflictos familiares son algunos de los principales causantes; todo ello impide que las endorfinas se desarrollen con normalidad. Es por esa razón que debes evitar el estrés en la medida de lo posible y buscar momentos de relajación.
  • Realiza deporte: el ejercicio te ayudará a olvidarte de los problemas y a desechar tensiones. Además, el deporte tiene múltiples beneficios para la salud.
  • Haz lo que te gusta: sí, así de sencillo. Queda con tus amigos, haz planes con tu pareja y tu familia y realiza todas aquellas actividades que te hacen feliz. Esta es la mejor forma de liberar endorfinas y sentirnos bien con nosotros mismos.

Finalmente, siempre es aconsejable buscar la ayuda de un profesional. Acudir a terapia o visitar periódicamente a un psicólogo es más habitual de los que nos parece.

No te tienes que sentir débil o avergonzado por recurrir a la ayuda de un profesional, y mucho menos ocultarlo. Si los problemas están demasiado enquistados o la tristeza es una sensación recurrente, es recomendable que lo hagas.

  • Bisquerra, R. (2000). Educación emocional y bienestar. Educación Emocional y Bienestar.
  • Cunha, G. S., Ribeiro, J. L., & Oliveira, A. R. (2008). Níveis de beta-endorfina em resposta ao exercício e no sobretreinamento. Arquivos Brasileiros de Endocrinologia & Metabologia52(4), 589–598. https://doi.org/10.1590/s0004-27302008000400004
  • Werneck, F. Z., Filho, M. G. B., & Ribeiro, L. C. S. (2005). Mecanismos de Melhoria do Humor após o Exercício: Revisitando a Hipótese das Endorfinas. Rev Bras Cienc e Mov13(2), 135–144. Retrieved from http://portalrevistas.ucb.br/index.php/RBCM/article/view/634/645
  • Larrogoiti Alonso, R. J. (1984). Endorfinas y psiquiatría TT  - Endorphins and psychiatry. Rev. Hosp. Psiquiátr. La Habana25(1), 31–36. Retrieved from http://pesquisa.bvsalud.org/portal/resource/pt/lil-33338