Vida sana y fitness para mujeres

Jorge Camon · 20 noviembre, 2018
Conoce algunas de las claves para conseguir imponer un estilo de vida sano y fitness, se trata de estar dispuestos a hacer algún que otro pequeño sacrificio y tener paciencia; la recompensa merecerá la pena

No es nada fácil cambiar un estilo de vida por completo, ya que queremos que todo salga de manera perfecta en el menor tiempo posible. Por ello, tenemos que entender que para llevar un estilo de vida saludable y activo no podemos dejar de lado nuestro esfuerzo una vez lo hayamos conseguido, sino que hay que mantenerlo en el tiempo y disfrutar del progreso y del cambio. ¡Conoce cómo conseguir una vida sana y fitness!

Cambia tu estilo de alimentación y la lista de la compra

La dieta es uno de los puntos más importantes junto con la actividad física, ya que siempre van ligados. Nuestro organismo necesita que aportemos a nuestra dieta diferentes vitaminas, minerales y nutrientes, con los que obtendremos la energía necesaria para aguantar nuestro día a día.

Debemos incluir en nuestra nutrición alimentos como la fruta y la verdura, además de experimentar y variar el menú, hay verduras menos conocidas como la azofaifa que pueden venirnos muy bien. También hay que sustituir los alimentos ultraprocesados por comida más saludable.

Ensalada de verduras y fruta.

Quiérete a ti misma

Se trata de uno de los primeros y principales pasos que debes seguir para llevar una vida sana y fitness, ya que para alcanzar objetivos como el de un cambio físico, primero debes aceptarte como eres en la actualidad; con ello conseguirás saber dónde estás y dónde quieres ir, lo que producirá mejores resultados.

Cambiar de estilo de vida no es nada fácil y requiere mucho tiempo y constancia para adaptarse a la nueva forma de vivir, por ello debes encontrarte feliz contigo misma para que sea un proceso más sencillo.

Si no te aceptas, empezará tu desesperación durante el cambio, lo que da lugar a frustración y probablemente al abandono prematuro del nuevo estilo de vida sano y fitness. Debes tener paciencia, ya que el cambio requiere mucho tiempo.

Bebe agua para calmar la sed

Otro de los pasos más importantes para llevar una vida sana y fitness, consiste en ser consciente de que cuando empezamos a tener sed, es que nos estamos comenzando a deshidratar.

Debes olvidarte de los refrescos que contienen azúcar y gas, así como de las bebidas que contienen alcohol, ya que lo único que proporcionarán a tu cuerpo serán azúcares, además de una molesta sensación de hinchazón en el abdomen; por ello es mejor optar por alternativas saludables.

Beneficios de beber zumo.

No tengas vergüenza por pedir agua o zumos para beber en los bares cuando quedes con amigos, tenemos que eliminar los refrescos y tener claros nuestros objetivos; el que algo quiere, algo le cuesta.

Define los objetivos para llevar una vida sana y fitness

Una vez que tenemos claro que el objetivo final es llegar a tener una vida sana y fitness, debemos marcarnos metas más a corto plazo; esto nos ayudará a seguir el proceso de manera gradual y a tener pequeñas recompensas anímicas de manera periódica.

Por ejemplo, la mayoría de las personas se pesan día a día cuando están siguiendo una dieta o intentando cambiar de estilo de vida. Sin embargo, no es algo recomendable cuando se está perdiendo grasa corporal, ya que cuando quemamos grasa y aumentamos la masa muscular, el músculo sustituye en peso a la grasa, por lo que puedes aumentar el peso pero estar más sano. La báscula no te servirá como medidor fiable.

Batidos para bajar de peso.

Lo más recomendable es anotar todas tus medidas en un papel con ayuda de un metro, y apuntar lo que mide tu cintura, cadera, brazos y piernas. Conforme pasen tres o cuatro semanas podemos volvernos a medir, y así iremos comprobando cómo cambia la figura.

El descanso también es importante

Sin duda alguna, descansar es un elemento esencial, ya que es la manera ideal para que el cuerpo se recupere y pueda estar listo de nuevo para la actividad del próximo día. En especial, las fibras musculares necesitan recuperarse del esfuerzo y del entrenamiento del diario.

Es necesario dormir un mínimo de ocho horas para que el cuerpo tenga tiempo suficiente de recuperarse, ya que sin este descanso, te costará más conseguir los objetivos.

En conclusión, cambiar a un estilo de vida sana y fitness es un periodo largo y costoso. Sin embargo, con la ayuda de nuestros consejos, el proceso se te hará mucho más ameno y con un poco de tiempo conseguirás unos resultados excelentes.