Vitalidad: consejos para conseguirla

Sentirnos sin fuerzas ni energías es un problema para afrentar el día a día, y nos ocasiona dejar de disfrutar todo lo que hacemos por el cansancio y la fatiga a la que nos vemos sometidos, pero hay formas de combatir esta desagradable sensación

La vitalidad es la actividad o energía para vivir, y es importante tener una buena vitalidad para llevar a cabo las actividades del día a día. Por eso, vamos a hablar de sencillos cambios que puedes realizar en tus hábitos para cambiar tus niveles de energía.

La clave para mantener un alto rendimiento, así como llevar una vida sana, feliz y equilibrada está en nuestra energía. Existen cuatro niveles de energía distintos, con los que se forma una pirámide:

  • Energía física: cuando hablamos de esta energía, hablamos de la fortaleza del organismo, por eso es tan importante cuidar nuestro cuerpo de la mejor manera posible. Esta energía física se puede conseguir con ejercicio, buena alimentación…
  • Energía emocional: para hablar de esta energía hay que hablar de los sentimientos, pensamientos y comportamientos. Para tener una buena energía emocional, es importante aprender a controlar los sentimientos, tener buenas relaciones personales, pensar en positivo
  • Energía mental: hay que tener energía mental ante las dificultades del día a día, por lo que es importante mantener un equilibrio con la familia, amigos, trabajo… 
  • Energía espiritual: implica la reflexión de nuestras carencias, si tú sabes aceptarlas y sacarles beneficio a tus virtudes, lograras tener mucha energía espiritual.
Joven riendo feliz.

También vamos a comentar consejos para ayudarnos a tener los niveles de energía adecuados, como habíamos dicho anteriormente:

Sueño

 

Es importante dormir bien por lo noche para mantener los niveles de energía. Muchas personas tienen dificultades para dormir, por lo que se les recomienda evitar hacer deporte demasiado tarde; cerca de las horas de la cena y la hora de dormir.

Tampoco se recomienda beber productos con cafeína como el té, café o alcohol, sobretodo por las noches, ya que estimulan y pueden mantenerte despierto durante horas.

Chica dormida con un perrito.

Además, comprueba que no entra luz en tu cuarto, no tengas la mente ocupada leyendo, viendo la televisión o haciendo tareas en el ordenador. Una manera de olvidar el estrés y relajarse es darse una ducha tibia antes de acostarte.

Azúcar

Es importante mantener en equilibrio tus niveles de energía, por lo que tener el nivel de azúcar en sangre equilibrado durante el día es importante. Para evitar variaciones a lo largo del día, asegúrate de consumir proteínas en cada comida, o comiendo frutos secos con una pieza de fruta en la merienda.

También puedes incluir carbohidratos complejos como avena, pan integral, verduras, legumbres… Esto proporciona a tu cuerpo una fuente perfecta de energía que se libera lentamente en sangre. Además, esto hace que tengas constantemente nutrientes, lo que evita las recaídas en picoteos.

Debes evitar alimentos que contengan mucho azúcar y altamente procesado, ya que te elevan la energía rápidamente, pero durante un rato muy corto y dará lugar a caídas en los niveles de azúcar en sangre.

Nutrientes energéticos

Nuestro cuerpo necesita una amplia variedad de vitaminas y minerales para convertir los alimentos en energía. Las vitaminas del grupo B, son fundamentales para la producción de energía.

Otro nutriente muy importante es la vitamina C, investigaciones han identificado que la vitamina C es esencial para la síntesis de la carnitina, que desempeña un papel clave en el transporte de ácidos grasos a las células para su uso en la producción de energía.

El hierro también es necesario para mantener los niveles adecuados de energía, ya que ayuda a transportar oxígeno a las células.

Ejercicio para aumentar la vitalidad

Es importante hacer ejercicio, no hace falta hacer una cantidad excesiva, con tomar 30 minutos del día para hacer deporte, ya sea caminar, montar en bicicleta o nadar, pueden aportar grandes dosis de energía en tu vida.

El ejercicio reduce el estrés, mejora la circulación, transporta oxígeno y nutrientes a todo el cuerpo, levanta el estado de ánimo, mejora el sueño, protege los huesos y se trabajan los músculos. Todo ello ayuda a tener mayor vitalidad.

No deshidratarse

Cómo sacar el máximo rendimiento a tus batidos.

La falta de liquido provoca deshidratación en el organismo y puede provocar somnolencia. Es importante beber mucho líquido durante todo el día. El agua es ideal, pero otras bebidas también ayudan a aumentar la ingesta de líquidos.

Sólo recuerda: el exceso de cafeína no es ideal para conciliar bien el sueño por la noche. Las frutas y verduras también contienen gran cantidad de agua, por no hablar del aporte de energía que elevan los nutrientes.

Te puede gustar