Diferencia entre cetosis y cetoacidosis

Francisco María García · 25 junio, 2018
Ya que ambos términos suenan y se ven escritos como vocablos análogos, e incluso pertenecen a áreas distintas pero cercanas de nuestro día a día como son la salud y el fitness, pueden producir cierta confusión

A la hora de analizar las diferencias entre cetosis y cetoacidosis hay que tener en cuenta son dos conceptos completamente diferentes. ¿En qué consisten?

Es fácil confundir estos dos términos. Tal confusión puede deberse al hecho de que ambos son procesos metabólicos que involucran la descomposición de las grasas en el cuerpo.

La cetosis

Se trata de un proceso metabólico normal producido por una elevada concentración de cetonas en la sangre. Esto sucede cuando el organismo ha agotado su glucógeno almacenado y comienza a quemar tejido graso para obtener energía.

La insuficiencia de azúcar derivada de una ingesta mínima de carbohidratos o una situación de ayuno, generarán una respuesta fisiológica inmediata.  El hígado tendrá que producir glucosa, y con ello aumentará el nivel de cetonas que entran en el torrente sanguíneo.

Diabetes tipo 1.

La cetosis y las dietas

Los beneficios que hemos visto son la razón por la cual la cetosis es la base de muchas dietas.  Estos planes nutricionales disminuyen o eliminan el consumo de carbohidratos; son ofrecidos en las dietas como métodos para bajar de peso.

En la cetosis, el cuerpo usa cetonas en lugar de glucosa para dar a las células lo que necesitan en la generación de energía. La consecuencia inmediata es la pérdida de peso, pero esto lleva aparejado un efecto no deseado: el aporte de cetonas a la sangre.

Hay que recordar que nuestro organismo tiene bajos niveles de cetonas en el torrente sanguíneo, eso es natural y no representa ningún perjuicio para la salud.

La cetoacidosis

La cetoacidosis es una afección patológica que ocurre cuando los niveles de azúcar en la sangre son altos; el organismo no logra metabolizar dicho nivel de azúcar debidamente, a causa de la ausencia de insulina.

Este aumento incontrolado de cetonas en el torrente sanguíneo provocará fuertes dolores abdominales y una deshidratación severa. Es importante acudir rápidamente a los servicios de urgencias sanitarias.

 

A diferencia de la citosis, en la cetaocidosis las cetonas no se excretan lo suficientemente rápido para evitar que la sangre se vuelva ácida. Este aumento en la acidez de la sangre causa un daño significativo a los órganos dentro del cuerpo.

Como vemos, esta patología es una afección grave que requiere tratamiento de emergencia. La cetoacidosis, si no es tratada adecuadamente, es potencialmente mortal. Una señal de alarma es el olor afrutado o de acetona en el aliento del paciente.

Cetoacidosis diabética (DKA)

La DKA ocurre comúnmente en pacientes con diabetes tipo 1, o en pacientes con diabetes tipo 2 de última etapa que ya no pueden producir insulina. Los diabéticos deben evitar tanto el ayuno como la ingesta exagerada de carbohidratos.

Entre los desencadenantes en el desarrollo de la cetoacidosis, podemos nombrar aquellas enfermedades cuyos síntomas se presentes en forma de fiebre alta, vómitos y diarrea.

Estar enfermo.

Otras causas de la cetoacidosis son el estrés, los traumas físicos o emocionales, como es el caso de un   ataque cardíaco. El abuso en el uso del alcohol y las drogas también pueden potenciar esta afección.

Existen síntomas que nos deben alertar de los riesgos de una cetoacidosis: sed excesiva, micción frecuente, dolor abdominal, náuseas y vómitos, dificultad para respirar, debilidad o fatiga, confusión mental y aliento con fuerte olor a acetona.

Diferencia fundamental de la cetosis y cetoacidosis

Las cetonas que ingresan al torrente sanguíneo deben ser eliminadas a través de la orina, el sudor y el aliento. La forma en la que el organismo ejecute estos procesos constituirá la principal diferencia entre la cetosis y la cetoacidosis.

En la cetosis, el proceso de eliminación de los cuerpos cetónicos, es natural y continua. Este proceso fisiológico impide la concentración de cetonas en la sangre.

En la cetoacidosis, dado que el organismo no logra metabolizar las cetonas adecuadamente debido a una insuficiente producción de insulina, los niveles de cuerpos cetónicos se dispararán ocasionando graves daños a la salud.

Otros datos de interés

La cetosis producida por regímenes alimenticios libres de carbohidratos, suele tener algunos efectos secundarios a señalar:   permanente aliento a acetona, periodos constantes de mareos y fuertes dolores de cabeza.

Otro riesgo importante de la cetosis es el de la aparición de osteoporosis, debido a la insuficiencia de calcio. Incluso puede llegar a comprometer la salud de personas con insuficiencia renal.