Fisioterapia del aparato locomotor, ¿en qué consiste?

Oriana Noguera · 17 julio, 2018
Usualmente las personas le restan importancia al aparato locomotor sin saber que en realidad es uno de los aparatos más importantes del cuerpo humano, puesto que sin él, nuestro cuerpo no tendría la coordinación para generar los movimientos que deseamos y son necesarios para vivir

El aparato locomotor es el responsable de los movimientos voluntarios del cuerpo. Este aparato comprende el sistema óseo y muscular que trabajan en conjunto con el sistema nervioso para llevar a cabo los movimientos, sostener y proteger  los órganos del cuerpo. En este post analizaremos el propósito de la fisioterapia del aparato locomotor.

Fisioterapia del aparato locomotor

La fisioterapia según el Diccionario de la Lengua Española, se define como el tratamiento de lesiones por medios físicos, ejercicios, masajes o medios mecánicos. Asimismo, la fisioterapia del aparato locomotor se enfoca en tratar problemas en los sistemas óseo, muscular y nervioso.

Los múltiples beneficios de los masajes en el deporte

El ser humano se compone de diferentes órganos que se clasifican en sistemas. Cada sistema abarca diferentes propósitos y se colaboran entre sí para mantener el estándar de calidad del funcionamiento del cuerpo. El aparato locomotor está compuesto por:

  • Huesos.
  • Articulaciones.
  • Ligamentos.
  • Músculos.
  • Tendones.
  • Cartílagos.

Para que todos estos funcionen requieren del sistema nervioso, que se encarga de transmitir las órdenes motoras. De esta forma, los sistemas muscular, óseo y nervioso trabajan para la movilidad del cuerpo y así proveer la independencia funcional del humano.

Somos movimiento

Muchas personas piensan que lo más importante para que el ser humano se mantenga con vida son el agua y la comida. Esto es cierto, sin comida ni agua, el cuerpo se descompensaría. Sin embargo, desde tiempos prehistóricos el hombre ha tenido que salir a buscar alimento y agua para sobrevivir. Es decir, para mantenernos vivos el sistema locomotor juega un papel sumamente importante. Sin un buen funcionamiento de este aparato, el humano no podría hacer todo lo que debe hacer para satisfacer sus necesidades básicas.

En la actualidad, el trabajo, los estudios, el transporte y todos los elementos que engloban la vida cotidiana causan el desgaste del aparato locomotor. E incluso el descuido del mismo, puesto que las energías se enfocan en cumplir todas las responsabilidades. Lo cierto es que somos movimiento, si no hay movimiento no se pueden alcanzar las herramientas necesarias para vivir.

Qué puede pasar

A menudo el cuerpo se expone a situaciones que pueden afectar su funcionamiento. Hay momentos que pueden causar un daño grave en el aparato locomotor, así como hay otros que causan daños gradualmente. Independientemente de cual sea el caso, el aparato locomotor se daña o desgasta por posturas inadecuadas en las que no se deben colocar el cuerpo.

Estas malas posturas pueden causar desde dolores en las articulaciones y músculos, cefalea, hasta esguinces, lesiones o fracturas. Por ello, es importante evitar el exceso de posiciones perjudiciales para el cuerpo, o en si se le da ciertas exigencias a las que el cuerpo no está habituado (como en el caso de ciertos deportes, danza, actividades recreativas, entre otros) se debe hacer con sumo cuidado.

La silla es tu peor enemiga y no lo sabías

La buena noticia es que la fisioterapia del aparato locomotor se encarga de corregir estos problemas. Claro está que lo mejor es prevenir, y ser cuidadosos con el cuerpo. Es totalmente comprensible que hay situaciones que no son muy beneficiosas pero que no se puede evitar, el truco está en intentar disminuir el impacto de estas.

Existen algunas pequeñas alternativas que puedes incluir en tu día a día:

  • Cambiar tu silla de oficina por una pelota de Pilates: esta alternativa es más para personas de oficina que pasan la mayor parte del día sentados. Sí, es suena raro tener que usar una pelota de pilates como silla.
Pelota de pilates en la oficina.

La razón, es que el cuerpo humano no está diseñado para estar sentado todo el día. El estar sentado la mayor parte del tiempo puede causar daños en las articulaciones y los músculos debido a las malas posturas que se adquieren al estar sentado todo el día.

Ahora bien, la pelota de Pilates cambia esto totalmente, pues deberás hacer movimientos de vez en cuando para mantener el equilibrio, lo que mejora la circulación, alinea la columna y evita las malas posturas.

  • Realizar estiramientos a diario: para mantener en buen estado el aparato locomotor es beneficioso hacer estiramientos o practicar yoga, pilates, telas, entre otras disciplinas. Puesto que los estiramientos aumentan el flujo de sangre, oxigenan y fortalecen los músculos, articulaciones y ligamentos.
  • Descansar lo necesario: sí, así de sencillo. Si tu rutina es muy exigente a nivel físico, es imperativo que descanses lo que el cuerpo necesite para evitar dolores musculares.

Fisioterapia al rescate

Hay circunstancias en las que se debe recurrir a un fisioterapeuta. En vista de que hay daños en el sistema locomotor que deben ser tratados por un profesional. Por ejemplo las patologías como la artrosis, la artritis, síndrome de túnel carpiano, lesiones, entre otros.

Es importante que prestes atención a las señales que tu cuerpo emite. Si presentas algún dolor recurrente en músculos o tendones, acude a un fisioterapeuta. No esperes a que se agrave el dolor. Lo bueno es que actualmente la fisioterapia está altamente desarrollada para tratar numerosos casos de manera exitosa.

Cuida tu cuerpo, en especial todo lo referente al aparato locomotor. Sin su buen funcionamiento no podrás disfrutar de actividades cotidianas. Asimismo, si algo grave ocurre no dudes en acudir a un fisioterapeuta para corregir los problemas.