Tips para una óptima recuperación después del ejercicio

Pilar · 7 enero, 2019
Si practicas deporte con frecuencia o si realizas cualquier otra actividad física, recuperate de una forma eficaz siguiendo estos consejos.

Después de realizar una sesión de ejercicio, lo habitual es sentirse cansado. Esto es debido a que hemos sometido a nuestro cuerpo a un esfuerzo elevado y, como consecuencia, este se encuentra agotado. Para volver cuanto antes al estado habitual, lo más adecuado es seguir los tips que te proponemos para lograr una óptima recuperación.

Tal y como vas a comprobar, se trata de cuatro pasos muy sencillos y beneficiosos. Si los llevas a cabo, no solo te recuperarás de una forma más eficaz, sino que además lograrás maximizar los resultados y gozar de una mejor salud.

4 claves para una óptima recuperación

No te hacemos esperar más; en los siguientes puntos, te explicamos los cuatro pasos que tienes que seguir para lograr una recuperación óptima después de ejercicio. 

1. Recuperar líquidos

Después de realizar ejercicio, el cuerpo se encuentra deshidratado. Esto es debido a que se ha perdido una gran cantidad de líquidos como consecuencia de la sudoración.

La deshidratación es directamente proporcional a la duración e intensidad del ejercicio realizado. Esto quiere decir que aquellas personas que realicen ejercicios de alto desgaste y de tipo aeróbico deberán prestar especial atención a la recuperación de líquidos.

La mejor forma de reponerlos es tomando agua o algún tipo de bebida isotónica especialmente indicada para deportistas. Este tipo de bebidas contienen una mayor concentración de minerales y estimulan una pronta recuperación.

Si eres de esas personas a las que les cuesta beber agua, puedes tomar también zumos naturales como los que te proponemos aquí. Se elaboran fácilmente y, al ser totalmente naturales, cuentan con una gran cantidad de beneficios.

Estiramiento lumbar y dorsal.

2. Estirar

Lo primero que tenemos que hacer el finalizar una sesión de ejercicio es estirar. Hay que tener en cuenta que los músculos han sido sometidos a un gran esfuerzo; por lo tanto, se encuentran en tensión y es necesario relajarlos.

La mejor forma de hacerlo es estirando de forma segura y suave los diferentes músculos. Desde luego, hemos de prestar especial atención a aquellos que han realizado un mayor esfuerzo.

Estirar es la mejor manera de evitar tensiones y calambres, que tantas veces surgen después de realizar ejercicio. Además, ayudaremos a relajar los músculos y podremos descansar de una forma más sencilla.

Recuerda que estirar es tan importante como calentar. Lo primero que tienes que hacer tanto antes de hacer ejercicio como al terminar es poner en condiciones tus músculos para evitar lesiones y trabajar de una forma más eficaz.

3. Descansar

Un falso mito que rodea al mundo del deporte es la creencia de que cuanto más ejercicio se realice, mejor serán los resultados. Esto no es cierto, ya que es fundamental respetar los períodos de descanso y recuperación. Es por ello que, después de haber realizado una sesión de ejercicio, hay que dejar el cuerpo en estado de reposo.

Los períodos de descanso son necesarios para evitar las sobrecargas, tensiones y lesiones. Además, si no se respetan estos momentos, la progresión se queda estancada y es imposible mejorar el rendimiento y la forma física.

Es cierto que para los verdaderos amantes del ejercicio es difícil quedarse un día en casa, pero hay que tener en cuenta que el esfuerzo merece la pena.

4. Consumir alimentos saludables

Anteriormente, hemos comentado que después de realizar una sesión de ejercicio el cuerpo se encuentra deshidratado porque ha perdido una gran cantidad de agua. Lo mismo sucede con los nutrientes, ya que el organismo los necesita para someterse a esfuerzos. Es por ello que es fundamental comer alimentos en la siguiente hora a la realización de ejercicio.

Los mejores alimentos para deportistas.

Si queremos que nuestro esfuerzo tenga resultado, es importante ingerir alimentos saludables. En este momento, hay que priorizar aquellos que son ricos en proteínas y carbohidratos y tomarlos en pequeñas cantidades.

Por ejemplo, en este artículo te dejamos algunas recetas fáciles y rápidas que puedes elaborar para comer o cenar después de haber hecho ejercicio.

En síntesis, hidratarse, estirar, comer alimentos ricos en proteínas e hidratos de carbono y descansar. Estos son los cuatro puntos fundamentales que debes seguir para lograr una recuperación óptima. Tal y como hemos explicado, son muy sencillos y no cuesta nada llevarlos a cabo. Además, son la única forma de conseguir los resultados deseados.

  • Sánchez Benito, J. L. (2009). Efectos del ejercicio físico y una dieta saludable. Nutricion Clinica y Dietetica Hospitalaria29(1), 46–53. https://doi.org/10.1007/s10995-010-0571-1
  • De la Reina, L., Martínez, V., Larkin, T. E., Junta, P. D., Defrantz, A. L., Evans, J., … Soto Morga, Antonio, J. (2003). Manual De Teoría Y Práctica Del Acondicionamiento FísicoJournal of Chemical Information and Modeling (Vol. 1996, p. 190). https://doi.org/10.1017/CBO9781107415324.004
  • Pérez-Guisado, J. (2008). Rendimiento deportivo: glucógeno muscular y consumo proteico. Apunts. Medicina de l’Esport43(159), 142–152. https://doi.org/10.1007/s10672-009-9128-0