6 señales que indican que tienes deficiencia de proteínas

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Elisa Morales el 7 febrero, 2019
Oriana Noguera · 10 febrero, 2019
Si padeces alguno de estos síntomas, es probable que necesites consumir más proteínas. Te contamos los fundamentos de su importancia.

La deficiencia de proteínas puede estar afectándote sin que te des cuenta. En este artículo, se explican cuáles son los signos de que necesitas aumentar el consumo de este nutriente en tu dieta. ¡Sigue leyendo y descubre todo al respecto!

Las proteínas son macromoléculas conformadas por cadenas de aminoácidos. Están presentes en alimentos de origen animal y algunos de origen vegetal. Asimismo, son completamente necesarias para el organismo, puesto que intervienen en procesos de nutrición, crecimiento y musculación.

Consumo de proteínas

El ser humano necesita consumir un 15 % de proteínas en su dieta diaria. Sin embargo, este porcentaje puede cambiar dependiendo el peso, la edad, la altura y el estilo de vida de la persona. Por ejemplo, un deportista que quiere incrementar su masa muscular debe ingerir una cantidad un poco más elevada.

Ahora bien, independientemente de tus objetivos en el deporte o de tu rutina diaria, la deficiencia de proteínas puede evidenciarse a través de varias señales. Es importante conocer cuáles son, puesto que quizás tu organismo requiere más alimentos proteicos y no te has dado cuenta:

1. Hinchazón

El edema o la hinchazón ocurre cuando se acumula una cantidad anormal de líquidos en los tejidos que están fuera del sistema circulatorio. La razón es que las proteínas que circulan en la sangre, en especial la albúmina, que es la principal proteína de la sangre, ayudan a evitar la retención de líquidos. Su falta, entonces, ocasiona el edema con facilidad.

Por otro lado, hay muchas otras causas de un edema. De presentar uno, lo más conveniente es acudir al médico para recibir atención profesional.

2. Problemas en la piel, el cabello y las uñas

Fragilidad y caída del cabello, uñas débiles y piel reseca son signos de bajos niveles de proteína. El motivo es que están hechos de proteínas como elastina, colágeno y keratina. Si presentas estos problemas, es muy probable que necesites esos nutrientes para dar fuerza a esas zonas.

La debilidad en el cabello puede ser una señal de deficiencia de proteínas.

3. Cambios de humor

Esto puede sonar un poco extraño, pero la verdad es que la deficiencia de proteínas puede alterar la estabilidad de tu estado de ánimo. El cerebro utiliza químicos llamados neurotransmisores para transmitir la información entre las células; la mayoría son aminoácidos que se consiguen por medio de la proteína. 

De esta forma, la ausencia de este nutriente en tu dieta implica una menor producción de esos neurotransmisores, lo que cambia la manera en la que el cerebro funciona normalmente. 

4. Fatiga y debilidad

Quizás un consumo reducido de proteínas no te haga sentir un cansancio inmediato. Sin embargo, a largo plazo, las personas que no ingieren suficientes proteínas tienden a sentirse débiles y fatigadas.

Además, las proteínas son un componente esencial en la sangre, en especial la hemoglobina, que está presente en las células rojas y transporta oxígeno por el cuerpo. Por tanto, los bajos niveles de oxígeno producen debilidad o falta de aliento.

5. Hambre

El hambre constante, incluso luego de haber comido, es un indicio de una dieta alta en carbohidratos y azúcares y baja en proteínas. Las proteínas alimentan y llenan; por lo tanto, es mejor incorporarlas para quedar más satisfecho y suplir los requerimientos nutricionales del cuerpo.

6. Tardas más en sanar

Las personas que poseen deficiencia de proteínas pueden notar que heridas como rasguños o cortadas tardan en sanar. También aplica para lesiones, tales como esguinces, u otros contratiempos relacionados con el ejercicio.

Esto se debe a que, en procesos como la coagulación de la sangre, los nutrientes de las proteínas son imperativos para que se puedan realizar. A su vez, para cicatrizar, se debe crear una costra, para lo que se requiere un buen nivel de colágeno, que se obtiene a través de las proteínas.

Ante la deficiencia de proteínas, las heridas pueden tardar más en sanar.

En síntesis, las proteínas son esenciales para mantener el organismo funcionando correctamente. Asimismo, la deficiencia de proteínas disminuye tu rendimiento en la vida cotidiana y también en el ejercicio, así que es recomendable que tengas en cuenta estas señales y evalúes cuánta proteína estás ingiriendo.

Esto no significa que hay que consumir proteínas en cantidades industriales, pues tomarlas por encima de lo normal también puede ser dañino. Sin embargo, sí implica que han de tener una presencia significativa en tu dieta.

Más allá de las proteínas, debes asegurarte de tener una alimentación sana y balanceada; comer legumbres, carnes blancas y rojas, frutas, vegetales, cereales, entre otros. De este modo, podrás prevenir enfermedades, tener un cuerpo saludable y estar preparado para afrontar cualquier tarea. ¡No escatimes con las proteínas, son realmente importantes!

  • Liu, Z., Hagan, N. D., & Higgins, T. J. V. (2016). Proteins. In Encyclopedia of Applied Plant Sciences (Vol. 2, pp. 40–43). Elsevier Inc. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-394807-6.00157-X
  • Hernández, R. (2003). Necesidades proteicas en individuos físicamente activos. Pensar En Movimiento: Revista de Ciencias Del Ejercicio y La Salud, ISSN-e 1659-4436, ISSN 1409-0724, Vol. 3, No. 1, 2003, Págs. 63-763(1), 63–76. https://doi.org/10.15517/pensarmov.v3i1.405