Ampollas: prevención y cuidado

Adrián Pérez 31 enero, 2018
Cuando realizas una actividad física y hay un movimiento repetitivo, puede dar lugar a un roce que si no se controla, puede generar una ampolla; a estas también se les conoce como vesícula de piel, la cual puede causar bastante molestia.

Las ampollas pueden afectar tu rutina, debido a que habitualmente salen en manos y pies. Por lo tanto, es importante que sepas cómo prevenirlas, y si llegas a sufrir de ellas, también es necesario que sepas cómo tratarlas.

Pero no solo por el roce se puede producir una ampolla, también puede ocurrir por quemaduras o alguna afección en la piel, producto de una irritación por alergia. Descubre a continuación todo lo relacionado con ellas.

Lesiones cutáneas en la piel

En términos médicos, las ampollas son saquitos llenos de líquido en la capa externa de la piel. Si llegasen a ser de gran tamaño se les llama bula, y si son pequeñas se les denomina vesículas.

Ampollas en la piel, consejos y cuidados
Las ampollas pueden llegar a ser lesiones realmente molestas.

Al romperse y quedar expuestas, la parte o capa de la piel genera mucha molestia, dolor y ardor al contacto o roce; al lavarnos con agua, o tan solo con soplarlas para tratar de aliviar el dolor.

¿Cómo se forman habitualmente las ampollas?

Cuando hay fricción (roce o presión) en un lugar de tu cuerpo, puede producirse una quemadura que se inicia con el abultamiento de la capa externa de la piel. A continuación, se llenará de agua o fluido transparente que drena la piel.

Por ejemplo, si tus calzados no se ajustan bien y frotan la piel de tus pies al caminar, ese roce continuo generará calor excesivo y formará las ampollas. O bien, si estás trabajando con una herramienta manual y su mango no es lo suficientemente ergonómico, ese roce con tu mano formará una ampolla.

Ampollas en la piel, consejos y cuidados.
Ajustar de forma correcta tanto el calzado como los calcetines, ayudará a prevenir las ampollas.

Causas de las ampollas

Pero también existen otras causas de ampollas, tales como las siguientes:

  • Quemaduras de sol.
  • Quemaduras por contacto con hielo.
  • Alergias.
  • Infecciones virales como el herpes.

¿Qué puedo hacer para evitar lesiones en la piel?

Independientemente de la actividad deportiva, recreativa o hasta laboral que estés realizando, siempre será importante tomar medidas preventivas, ya que habitualmente los movimientos son repetitivos y en ambientes a veces calurosos. Por eso, toma nota de las siguientes recomendaciones:

  • Si practicas alguna modalidad deportiva, asegúrate que tus  zapatos calcen y se ajusten bien a tus pies. El ajuste no debe ser excesivo, pero tampoco quedar holgado para evitar que los espacios generen roce y produzcan ampollas.
  • Si usas medias con sus zapatos, asegúrese de que calcen bien y que estos sean de una tela apropiada para mantener tus pies frescos y libres de humedad. Podrías optar por telas de nylon o alguna otra.
  • Utiliza guantes si la actividad laboral que realizas es forzosa, de manera que el ajuste o agarre de tu mano con la herramienta sea justo.
  • Si realizas actividad deportiva con barras u otro implemento donde tengas que valerte del agarre fuerte de tus manos, podrías conseguir unos guantines acolchados y con goma antideslizante para evitar la formación de ampollas.

Tratamiento casero y médico para las ampollas

Las lesiones en la superficie de la piel pueden ser tratadas por ti mismo, dependiendo la causa de su aparición. Por lo tanto, toma en cuenta:

  • Los tejidos o capas de la piel tienen la capacidad de regenerarse. Así que en algunos casos bastará con limpiar y no volver a exponer la zona afectada por un tiempo.
  • En caso de no curarse y la molestia es mayor, o llegas a presentar otros síntomas como fiebre, o tal vez la superficie se infecte, debes acudir al médico.
  • Recuerda que algunas causas son infecciones virales. En estos casos, el borde de piel alrededor de las ampollas comienza a aumentar de temperatura y se torne caliente. Podría ser que se extiendan en la zona circundante.

Por lo tanto, presta mucha atención y acude al médico inmediatamente si eres una persona con problemas de salud relacionados con diabetes y circulación.

Medicamento para las ampollas

Para tratar las ampollas, toma en cuenta lo siguiente:

  • Puedes en casa limpiar la zona afectada con una toallita o gaza esterilizada, y si esta no se ha reventado, es mejor dejarla así para no exponer más la piel. Luego al secarse, podrás retirar con cuidado el exceso de tejido muerto.
  • También, puedes utilizar yodo para desinfectar.
  • El aloe vera proveniente de la sábila es un regenerador natural.
  • Si la situación amerita ir al médico, es probable que aparte de recomendarte la limpieza, este te recete alguna crema antibiótica.
Ampollas en la piel, consejos, cuidados y remedios.
El aloe vera es un buen remedio para tratar las lesiones por ampollas.

Si das atención preventiva, es decir,  antes de que aparezcan las ampollas, no sufrirás la alteración de tu rutina de ejercicios, seguirás en tus actividades cotidianas, y si llegasen a aparecer, sabes ya cómo tratarlas.

 

Te puede gustar