Causas más comunes del dolor de cuello

Oriana Noguera · 12 octubre, 2018
Todos alguna vez hemos sufrido de dolor en el cuello, unos más severos que otros, sin embargo, es primordial conocer las causas de los dolores y tratarlos, ya que es una zona muy vulnerable y a la vez esencial para la vitalidad del ser humano

El cuello es una estructura que conecta la cabeza con el tronco; posee diferentes funciones además de sostener el cráneo, como acoger la laringe, las glándulas tiroideas, la tráquea, entre otros. Cualquier golpe, tropezón o lesión en el cuello es delicado, puesto que el cuello no posee protección ósea, puede originar dolor de cuello.

Es de suma importancia cuidar los movimientos, puesto que es el punto de enlace de la cabeza con la espina dorsal. Dependiendo los genes de cada persona pueden tener el cuello largo, grueso, corto o delgado. Más allá de cómo sea, es necesario mantenerlo en óptimas condiciones. Ya que tiene una tarea muy preciada: ser lo suficientemente flexible para moverse y a su vez fuerte para sostener el peso de tu cabeza.

Dolor de cuello

Los huesos, ligamentos, tendones y músculos conforman el cuello y permiten su movilidad. Cualquier anormalidad, inflamación o lesión puede producir dolor. Existen diferentes motivos por los cuales el cuello se pueda ver afectado, ya sea mala postura al dormir o trabajar, un mal movimiento, tensión muscular por estrés, entre otros.

Dolor de cuello.

Hay ocasiones en las que se puede presentar leve tensión en el cuello que normalmente se desvanece rápido; es un dolor inofensivo que pudo ser causado por fatiga en los músculos. Sin embargo, existen otros dolores de cuello que ameritan ser tratados con medicamentos y otros elementos. Entre los diagnósticos de dolor de cuello se encuentran los siguientes:

  • Latigazo: se manifiesta al mover la cabeza de manera muy brusca hacia atrás y luego hacia adelante. Este movimiento puede darse por ejemplo al ir en un vehículo y que haya un frenazo repentino. Por lo general no requiere atención médica, a menos que el dolor sea muy intenso. De resto, basta con usar compresas de hielo y alguna loción mentolada.
  • Tensión muscular: la tensión muscular es una de las más comunes, puede venir acompañada de dolor de cabeza. Se produce al mantener una postura incorrecta al estar sentado, dormido, o incluso el bruxismo (apretar mucho los dientes al dormir) puede causar dolor en el cuello. Este dolor puede tratarse con analgésicos y compresas tibias.
  • Tortícolis: es similar a la tensión muscular, a diferencia de que la tortícolis además de presentar dolor, no permite la movilidad del cuello. Esta puede presentarse al dormir o hacer un movimiento que provoque un espasmo muscular. Puede aliviarse con compresas calientes.
  • Golpe: algún accidente, golpe o tropezón puede lastimar y causar dolor en los músculos del cuello. Nada que no pueda ser curado con algún relajante muscular.

También existen otras razones de dolor de cuello que pueden significar enfermedades mucho más graves, y que probablemente requieran estudios y atención de profesionales del área de medicina. Por este motivo, debes mantenerte atento a cualquier molestia que perdure mucho tiempo en tu cuello.

  • Artritis reumatoide: afecta las articulaciones ocasionando dolor y poca movilidad. Es autoinmune y no tiene cura. Se trata con sesiones de fisioterapia y medicamentos recetados por un profesional.
  • Hernia de disco cervical: ocurre por el desplazamiento del disco en la cervical. Puede atribuirse a una mala postura o desgaste de la columna. Esto causa fuerte dolor y en ocasiones adormecimiento del cuello, debe ser tratada por un especialista que normalmente receta ejercicios y analgésicos.

Dolor de cuello en deportistas

Hacer ejercicio constantemente puede poner mucha presión y esfuerzo en los músculos y ligamentos del cuello. Normalmente los deportistas realizan movimientos en los que exponen al cuerpo a posturas que no está habituado. Esto es bastante delicado, por ello el deportista debe asegurarse de hacer los ejercicios correctamente para evitar cualquier tipo de daño al cuello.

Yoga para combatir el dolor de cuello.

Los deportistas o personas que forman parte del gremio fitness antes de hacer cualquier actividad física deben cerciorarse de estirar y calentar bien; esto previene calambres, tensión muscular y lesiones. Además deben ser cuidadosos al realizar ejercicios como estos:

  • Abdominales: aunque parezca un ejercicio que no involucra el cuello, en realidad sí tiene una participación importante. Puesto que las personas tienden a doblar en exceso el cuello y aplicar fuerza en él. Lo correcto es mantener el cuello recto y no poner la fuerza allí, sino en el abdomen. Mantener el cuello tenso al hacer abdominales puede causar dolor.
  • Puente: al hacer el puente la columna se contorsiona en una posición inusual para la cervical. Así que es necesario cuidar la postura del cuello para que no haga ningún tipo de mal movimiento.
  • Saltos: al saltar el cuerpo queda suspendido unos segundos en el aire, cuando aterriza es esencial amortiguar la caída, cosa que se logra doblando las rodillas. Si el sujeto regresa al suelo sin doblar las rodillas, el impacto que recibe la columna es peligroso y puede repercutir en el cuello.

El cuello es una zona vital para el funcionamiento del cuerpo humano. Por esta razón, debes hacer lo posible por mantenerlo en buen estado en todo momento. Y a su vez, cuidarlo de cualquier traumatismo o dolor que pueda sufrir. Los músculos y ligamentos del cuello son frágiles, y pueden fortalecerse haciendo ejercicios de yoga o pilates. Lo importante es que a pesar de que no sea una parte del cuerpo muy llamativa, hagas un esfuerzo por proteger y preservar.