Consejos saludables para el invierno

Yamila Papa Pintor · 6 enero, 2019
¿Se aproxima el invierno y deseas enfrentarlo de la mejor manera? Ten siempre en mente estas seis recomendaciones y no tendrás ningún problema.

Aunque creamos que solo en verano podemos estar a dieta o hacer ejercicio, en invierno también tenemos la posibilidad de cuidarnos. En las siguientes líneas, te daremos algunos consejos saludables para que puedas atravesar la temporada sin aumentar de peso ni enfermarte a cada rato.

Los mejores consejos saludables para el invierno

Cuando empieza a hacer frío, pensamos que los mejores planes implican quedarnos en casa encerrados y salir lo menos posible para no enfermarnos. ¡Nada más alejado de la realidad!

También es una falacia que tenemos que comer abundante y calórico. Aquí te damos algunos consejos saludables para pasar el invierno de la mejor manera:

1. Hidratación constante

Es verdad que cuando las temperaturas bajan no tenemos muchas ganas de beber agua; sin embargo, los líquidos son fundamentales todo el año.

No hace falta que bebas tres litros de agua por día, pero sí que cumplas con los dos litros aconsejados por los médicos. Si no te gusta mucho la idea, puedes reemplazar con infusiones de hierbas naturales, pero sin azúcar.

2. Verduras y frutas recomendadas

Si piensas que solo el verano es para comer frutas y verduras, estás equivocado. ¡En invierno podemos disfrutar de riquísimas ensaladas y hasta licuados! De esta manera, el organismo tendrá los nutrientes necesarios para hacerle frente a las enfermedades.

Por ejemplo, consume cada mañana un jugo de naranja recién exprimido o acompaña las carnes blancas o rojas con una buena ensalada colorida. Y por supuesto, siempre puedes tomar una rica sopa de verduras casera y reconfortar el cuerpo.

Lavar frutas y verduras.

3. Higiene y ventilación

Cuando hace frío, evitamos al máximo el contacto con el agua, incluso caliente. No obstante, mantener los hábitos de higiene es una buena manera de frenar las enfermedaeds virales y bacteriales típicas de la época.

Además, te recomendamos que abras las ventanas al mediodía o cuando sale el sol para permitir que los ambientes cambien de aire y no se conviertan en un caldo de cultivo para las enfermedades. Si puedes, trata de dormir con las ventanas un poco abiertas.

No te olvides, a su vez, de lavarte bien las manos, principalmente si has estado en el transporte público, has manipulado dinero o trabajado en un sitio cerrado durante muchas horas. Del mismo modo, no te toques la boca, la nariz o los ojos con las manos sucias para evitar el contagio de ciertas enfermedades típicas del invierno.

4. Ejercicio

Otro de los consejos saludables para este invierno es que practiques deporte. No es necesario que salgas a correr a las 7 de la mañana o las 10 de la noche, pero sí que al menos muevas un poco el cuerpo. Es momento de apuntarte en un gimnasio o de utilizar las horas centrales del día para entrenar al aire libre.

¿Nada de eso te llama la atención? No hay problema, mira vídeos en internet y haz ejercicio desde casa. No tendrás que salir si llueva, nieva o hay viento. ¡Pero debes comprometerte y cumplir con la rutina!

5. Capas de ropa

Ya sea que vas al trabajo, a la universidad o a hacer la compra, es muy importante que te abrigues bien. Pero atención, porque no todo el día hace frío y, según la actividad que realices o donde te encuentres, ‘entrarás en calor’ enseguida.

Por eso, es aconsejable que te vistas por capas, de forma tal que si ingresas en un recinto con calefacción no comiences a transpirar, ni tampoco cuando te toca salir a la calle te mueras de frío.

Otra cosa muy importante es evitar los cambios bruscos de temperatura. Abrígate antes de salir y quítate el abrigo justo al momento de entrar. Si tienes la posibilidad de ‘elegir’ la temperatura del hogar, que se mantenga en torno a los 22°C a 24°C.

Es importante hidratar la piel de los deportistas para evitar enfermedades.

6. Sol y cuidados de la piel

El último de los consejos saludables para el invierno tiene que ver con la piel, la cual necesita de ciertos cuidados aunque haga frío. Más allá de hidratarte bebiendo agua, te recomendamos que te coloques una crema humectante cada mañana, sobre todo si hay mucho viento, que reseca la dermis.

En cuanto al sol, aunque creas que solo en verano puede quemar, no es así. Usa gafas de sol y algún factor de protección si estarás en la calle. ¡Y también si vas a la nieve! El reflejo en superficies blancas puede broncear más que estar tumbado en la playa en plena temporada.

Si sigues estos consejos saludables, el invierno no será sinónimo de enfermedades, aburrimiento y mal humor. Lo pasarás de maravillas y disfrutarás de esta maravillosa época del año.

  • Comité de Salud y Medio Ambiente Soc Europ Enf respiratorias. (2015). La contaminación del aire exterior y los pulmones. European Lung Foundation Health & Environment Alliance.Recuperado de: https://www.europeanlung.org/assets/files/es/publications/aire_exterior_y_los_pulmones.pdf
  • Secretaría de Salud. (2015). Guía de referencia rápida: Prevención, Diagnóstico y Tratamiento de la Influenza A (H1N1). In Guía de Referencia Rápida (pp. 1–22).
  • Mateos, S. (2006). Virus respiratorios. In Temas de Bacteriología y virología Médica (2nd ed., pp. 429–447). Universidad de la Republica Facultad de Medicina. Retrieved from www.higiene.edu.uy/cefa/2008/Virusrespiratorios.pdf
  • Fundación Femeba. Gripe y enfermedades respiratorias en el invierno. Información para la comunidad. Ministerio de Salud de la Nación Argentina. Recuperado de: http://www.fundacionfemeba.org.ar/sites/default/files/Gripe%20y%20enfermedades%20respiratorias%20en%20el%20invierno.pdf