¿Debo estirar antes y después de terminar mi rutina de ejercicio?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Abel Verdejo el 18 marzo, 2019
Oriana Noguera · 3 enero, 2019
¿Qué espacio le das a los estiramientos antes y después de tus entrenamientos? Te contamos los trabajos más convenientes para cada uno de ellos.

Estirar es fundamental para mantener los ligamentos, los músculos y las articulaciones sanas y fuertes para la actividad física. Sin embargo, ¿se debe hacer antes o después de la rutina de ejercicio? ¡Sigue leyendo y descúbrelo!

Un estiramiento deportivo está compuesto por ejercicios mantenidos con el propósito de incrementar el grado de movilidad de las articulaciones y alargar los tendones. Diferentes ejercicios de estiramiento podrían mejorar o empeorar tu desarrollo deportivo, dependiendo si los haces antes o después. Por ello, es necesario saber cómo y cuándo estirar.

¿Por qué estirar?

Algunos deportistas pasan por alto o restan prioridad al estiramiento. No obstante, estirar tiene muchos beneficios que resultan beneficiosos para el organismo:

  • Previene lesiones y calambres musculares.
  • Oxigena los músculos.
  • Mejora el rendimiento deportivo.
  • Fortalece los tendones, articulaciones, ligamentos y músculos.
  • Mayor rango de movilidad.
  • Disminuye la cantidad de ácido láctico.
  • Mejora la flexibilidad.

Ahora bien, estirar antes y después de la rutina de ejercicio es importante para mantener un mejor cuidado del cuerpo al hacer deporte y, a su vez, para potenciar muchos aspectos del desempeño en la actividad física.

En ese sentido, no todas las disciplinas deportivas ameritan el mismo grado de flexibilidad. Es decir, para hacer gimnasia se debe estirar mucho más que para algún otro deporte, como por ejemplo correr.

Estirar antes y después del entrenamiento físico puede alargar tu rutina; sin embargo, valen la pena esos minutos adicionales. De este modo, el cuerpo adquiere una mejor postura y también se incrementa la capacidad de controlar tus músculos. 

Estiramiento dinámico y estático

El asunto de realizar estiramientos antes y después de la actividad física es que tienen funciones distintas. Por lo tanto, no se ponen en práctica los mismos ejercicios al principio que luego de finalizar la rutina. La diferencia entre el estiramiento a realizar antes del entrenamiento y el que se hace después es que uno debe ser dinámico y el otro estático.

Los 4 mejores estiramientos para después de un entrenamiento completo.

Estiramiento dinámico 

El estiramiento dinámico es el que se realiza antes de la actividad física. Suelen ser ejercicios que estimulan el sistema nervioso y preparan los músculos para la actividad física. Usualmente, son ejercicios enérgicos, como rotación de caderas, muñecas, pies, entre otros.

Este estiramiento se encarga de aumentar el flujo de sangre y lubricar las articulaciones. Debe ir acompañado de otros ejercicios para calentar el cuerpo y, de esta forma, estar en buena forma para iniciar la rutina.

Algunos de los estiramientos dinámicos que puedes hacer son los siguientes:

  • Elevación de piernas.
  • Movimientos circulares de tobillos, muñecas y cabeza.
  • Skipping.
  • Saltos de tijera.
  • Zancadas laterales.
  • Rotación de caderas.

Estiramiento estático

El estiramiento estático se pone en práctica al haber finalizado la rutina. Se trata de estiramientos prolongados durante 20 o 30 segundos; tiene el propósito de disminuir la tensión de los músculos luego del entrenamiento.

Realizar estiramientos mantenidos suele estar más ligado al desarrollo de la flexibilidad como tal. Ya no se trata de preparar el cuerpo para un entrenamiento, sino de alargar y dar más movilidad a todas las extremidades. A su vez, también se busca oxigenar y relajar los músculos para el descanso.

A continuación, algunos estiramientos prolongados que puedes poner en práctica:

  • Tocar las puntas de tus pies.
  • Poses de yoga.
  • Ejercicios de pilates.
  • Rodilla al pecho.

Hacer todo correctamente

Es significativo saber la manera correcta de realizar estiramientos para evitar lesiones o dolencias. Si bien estirar antes del entrenamiento es recomendable, debe ser siempre acompañado de un buen calentamiento. 

Al estirar, puedes sentir un pequeño estirón y una ligera molestia; sin embargo, un estiramiento jamás debe doler. No forces tu cuerpo más allá de sus capacidades porque podría ser peligroso. Tus músculos no deben estar contraídos, sino relajados para que la sangre fluya mejor y los músculos puedan estirarse.

De igual forma, no es conveniente hacer estiramientos estáticos antes de la rutina de ejercicio, ya que elongar los músculos estando fríos puede causar pequeñas roturas en el tejido muscular. Entonces, poco a poco se perjudica su estado.

Además, debes cuidar cada detalle de los ejercicios de estiramiento, con el fin de evitar traumatismos ocasionados por una mala ejecución. Del mismo modo, es necesario usar ropa cómoda, hidratarte, alimentarte bien y no tener la respiración agitada, sino tranquila.

En síntesis, estirar antes y después de tu rutina de ejercicios garantiza un mayor rendimiento deportivo, una mejor circulación y un cuidado óptimo de tu organismo. ¡Ahora solo debes poner en práctica los ejercicios correspondientes al principio y al finalizar tu rutina!

 

  • Shrier, I. (2004). Does Stretching Improve Performance? Clinical Journal of Sport Medicine14(5), 267–273. https://doi.org/10.1097/00042752-200409000-00004
  • Spring, H., Schneider, W., & Tritschler, T. (1997). Stretching. Orthopade26(11), 981–986. https://doi.org/10.1007/s001320050183
  • Behm, D. G., & Chaouachi, A. (2011, November). A review of the acute effects of static and dynamic stretching on performance. European Journal of Applied Physiology. https://doi.org/10.1007/s00421-011-1879-2