Ejercicios lesivos en el gimnasio

Oriana Noguera 22 agosto, 2018
Vemos algunos de los ejercicios que pueden no ser adecuados para hacer por su alto riesgo en provocar lesiones o cualquier tipo de daño a medio y largo plazo

Nuestro cuerpo realiza distintos movimientos en el día, algunos de ellos bastante inofensivos, y otros un poco más complicados. Asimismo, en el ejercicio hay posturas y acciones que tienen un rango elevado de riesgo lesivo, la mayoría de las personas desconocen cuáles son. Por ello, en este post aprenderás qué ejercicios lesivos puedes hallar en el gimnasio, ¡presta atención!

Antes de mencionar los ejercicios lesivos, debes tener claro qué es una lesión. El Diccionario de la Lengua Española define ‘lesión’ como el daño o detrimento corporal causado por una herida, un golpe o una enfermedad. Ahora bien, hay ejercicios en los gimnasios que pueden llegar a ser contraproducentes para nuestro bienestar.

Los ejercicios lesivos no se pueden tomar a la ligera. Muchas personas terminan lesionándose por mal calentamiento, mala ejecución, falta de hidratación o sobreentrenamiento; todo esto además del rango lesivo que ya posee el determinado ejercicio. Así que sé extremadamente cuidadoso con los siguientes ejercicios:

Prensa de piernas

La prensa de piernas es una máquina bastante utilizada en los gimnasios, y su vez la que más se utiliza incorrectamente. La prensa de piernas ejercita los cuádriceps, consiste en empujar un peso con las piernas. El riesgo de lesión se encuentra en la posibilidad de sobre estirar la articulación de la rodilla.

Máquinas que puedes usar para trabajar las piernas

La rodilla es una parte del cuerpo muy delicada, es una zona muy común de desarrollar una lesión. Por este motivo, evita cualquier tipo de ejercicio que ponga demasiada presión en las rodillas. Asegúrate de usar la prensa de piernas correctamente.

Lee también: 5 razones de por qué las sentadillas son mejores que la prensa de piernas.

Lat pulldowns

El término Lat pulldown hace referencia a una máquina de ‘jalón’ que ejercita el pecho y la espalda. Dado que este ejercicio se basa en tirar de una barra por detrás del cuello, genera cierto nivel lesivo que afecta el cuello y los hombros.

El mayor error que las personas cometen al hacer este ejercicio es doblar el cuello o la espalda. Es sumamente importante mantener una postura recta en todo momento, es probable que tiendas a descuidar ciertos músculos ocasionando su mal empleo. Así que ten extremo cuidado con esta máquina.

Press de banca

Este ejercicio es uno de los más representativos de un gimnasio, y al mismo tiempo uno de los más peligrosos. En primer lugar, hay un aspecto significativo y es que no todos pueden hacer press de banca. Es decir, previamente el individuo debe contar con una resistencia, fuerza y propiocepción que estén a la altura del ejercicio.

En segundo lugar, pequeños detalles pueden ocasionar rápidamente una lesión. Aspectos como el agarre de la barra, apuntar los codos al flexionar, cerrar el pecho o doblar en exceso las muñecas, son errores lesivos que pueden dañarte.

Peso muerto

Peso muerto es un ejercicio que beneficia muchas partes del cuerpo, como los glúteos, la espalda baja, las pantorrillas, entre otros. Está incluido en muchos entrenamientos, puesto que sus resultados son excelentes. Sin embargo, es un ejercicio con el que debes tener mucho cuidado.

Este es considerado un ejercicio lesivo muy importante. Precisamente porque su riesgo se encuentra en una zona del cuerpo vital, como lo es la columna vertebral. El peso muerto puede llevar a un incorrecto empleo de la zona lumbar, esto es en realidad muy peligroso. Debes evitar a toda costa dañar tu columna y sus vértebras.

Para evitar el riesgo lesivo enfócate en saber primero cómo se realiza el ejercicio correctamente, y al momento de ejecutarlo mantén esa información presente. Asimismo, debes mantener tu espalda recta en todo momento para no perjudicarla.

Sé el doble de cuidadoso con estos ejercicios en el gimnasio, no solamente por correr el riesgo de una lesión. Sino porque si de verdad llegas a lesionarte esto afectará tu desempeño en todas las áreas que te desempeñas. Asimismo, puedes buscar alternativas a estos ejercicios que trabajen los mismos músculos y que no sean tan arriesgados.

El buen estado de tus músculos, ligamentos y articulaciones depende de ti, eres responsable de lo que haces y cómo lo haces. Por ello, cuídate, y aliméntate bien; si el cuerpo está débil o mal hidratado estás bajo una posibilidad más grande de lesionarte. No olvides lo aprendido, ¡evita las lesiones en el gimnasio!

Te puede gustar